Cómo enseñar a los niños a emprender y los valores que aprenderán

El emprendimiento da a los niños autoconfianza, tolerancia al fracaso, tenacidad, creatividad y fuerza de voluntad

Sandra Llorente

Aunque existen algunos detractores de esta postura, es importante dejar claro que cuando se habla de apoyar a los niños a que sean emprendedores, más que estar hablando de enseñarles a 'hacer dinero', se busca fomentar en los más pequeños de la casa algunos valores y conductas propios de las personas emprendedoras: autoconfianza, tolerancia al fracaso, tenacidad, creatividad, fuerza de voluntad, liderazgo, responsabilidad o solidaridad son solo algunos de ellos. ¡Veámoslos tos!

6 consejos para enseñar al niño a emprender

enseñar a emprender a los niños

Según el business consultor y best seller Cameron Herold en su charla TED 'Eduquemos a los niños para ser emprendedores', los niños son creativos y tienen ganas de emprender nuevos proyectos de manera innata, por lo que se pueden inculcar los valores del emprendimiento desde muy temprana edad. Herold también reconoce que hay algunos niños que tienen más desarrollada esta faceta emprendedora y que en las escuelas no se está apostando por el desarrollo de estas capacidades.

Enseñar a los niños y niñas a creer en sus proyectos, a gestionar sus ideas y ponerlas en acción o a pensar en nuevas soluciones a los problemas es muy positivo para ellos, sean emprendedores o no en su vida adulta. Aquí tienes algunos tips para enseñar a tus hijos a emprender, consejos que puedes seguir en el día a día en la manera en que te relacionas con tus hijos.

1. Apoya sus causas
Si tu hijo o hija tiene una idea realizable sobre alguna actividad que desea emprender, tiéndele la mano, pero siempre dejando un espacio para que sea él o ella quien tome la iniciativa. Se trata de apoyar, no de hacer, se trata de estar a su lado a cierta distancia, para que aprenda a ser autosuficiente.

2. Enséñale herramientas de gestión
De nada sirve tener una idea si no tienes un plan. Enseña a tu hijo o hija a hacer un pequeño plan sobre lo que necesitaría hacer si desea lograr su proyecto. Una vez más, deja que tome las decisiones sobre los pasos que debe seguir. Podéis hacer una lluvia de ideas, un visual boarding, un mapa conceptual… cualquier cosa servirá para que empiece a comprender que para lograr algo se necesita organización y una visión más amplia, así como trabajo duro.

3. Anímale a desarrollar su capacidad de exposición
Cualquier emprendedor se tiene que enfrentar tarde o temprano a algún tipo de exposición verbal. La oratoria es muy importante para convencer a los demás de que tu proyecto es tan increíble como crees en tu interior. Por ello, juegos en los que los pequeños expongan divirtiéndose son tan importantes. Por ejemplo, un juego teatral en el que junto con amigos o familia se expongan ante otros familiares: puede ser una obra escrita o inventada, una versión propia, la presentación de los noticieros… etc.

4. Emprende tú también
Está claro que los hijos aprenden lo que ven en sus padres, por lo que si tienes una actitud emprendedora en tu vida, pronto tus hijos interiorizarán muchos de esos valores. No tiene por qué ser un gran proyecto, a veces simplemente organizar un mercadillo para vender las cosas que ya no te sirven puede ser un buen ejemplo.

5. Enséñale a ser solidario
No siempre tras el emprendimiento tiene que haber lucro económico. Puedes enseñarle a tus hijos que siempre se pueden emprender acciones para ser solidarios con los demás, con algún miembro de la familia, con un vecino o en una asociación. Además, también puedes enseñarle el concepto ‘win to win’, es decir, que al emprender no solo uno gana, sino también la comunidad. Un ejemplo fácil sería si tus hijos desean vender sus juguetes, donar la mitad de las ganancias a alguna acción benéfica. De todas formas, una vez que entiendan el concepto, pronto lograrán imaginar cualquier manera para aportar un granito de arena. Y es que los niños siempre son los más creativos.

6. Llévale a talleres de emprendimiento para niños
Si tu hija o hijo muestra verdaderas dotes para emprender, entonces quizás puedas fomentar sus capacidades apuntándole a algún taller de emprendimiento para niños. Poco a poco se pueden ir encontrando estos talleres en las principales ciudades del mundo, pero si en tu localidad no existen, siempre puedes hablar con algún centro cultural, escuela o asociación para ver la manera de que lleguen estos talleres en tu comunidad. Puede ser una buena forma de mostrar a tus hijos a emprender una acción, que además será beneficiosa para ellos.

Valores que transmite el emprendimiento a los niños

valores que se aprenden tras emprender

Herold anima a los padres en su charla TED a no darles una asignación semanal a sus hijos, sino que vean la manera de ganarse el sustento, con la idea de no fomentarles una cultura del empleo tradicional. Dice Herold: 'Las asignaciones semanales, por naturaleza, les enseñan a pensar en un empleo. Y el emprendedor no espera una paga regular (…) Lo que hago con mis hijos ahora -- tengo dos, de 9 y 7 años -- es enseñarles a caminar por la casa y el patio buscando cosas para hacer. Venir y decirme qué es. O iré yo y les diré: Esto es lo que necesito".

Y luego, ¿saben lo que hacemos? Negociamos. Ellos van a buscar qué hacer. Pero luego negociamos cuánto se les va a pagar. Y no tienen un cheque regular, pero tienen más oportunidades de encontrar más cosas, y aprenden la habilidad de la negociación y también la habilidad de encontrar oportunidades'.

La visión de Herold puede tener varios argumentos detractores. El hecho de que hacer tareas de la casa sea siempre de manera remunerada, obvia el espíritu colaborativo de todos los miembros de la familia. También se olvida que la asignación semanal puede ser una manera de aportar seguridad a los más pequeños. Además, para muchos tampoco tiene nada de malo la idea del empleo remunerado. En definitiva, todo depende de la visión de los padres y el acuerdo al que quieran llegar a este respecto. Y siempre se puede buscar un término medio.

Una de las cualidades principales de cualquier emprendedor es la capacidad para convertir los fracasos en oportunidades o enseñanzas de gran valor. Enseñar a los más pequeños a tolerar el fracaso, de manera que más que el fin de algo se pueda convertir en el principio de otra cosa es una gran lección que ayudará a preparar a tus hijos para ser grandes emprendedores. Todos los emprendedores fracasan varias veces en su vida, pero aprender de los errores con positivismo es esencial para levantarse y seguir persiguiendo tus sueños.

Puedes leer más artículos similares a Cómo enseñar a los niños a emprender y los valores que aprenderán, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.