5 consejos para evitar la sobreprotección con los niños

Consecuencias de ejercer la sobreprotección en los niños

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Ejercer la sobreprotección con los niños es una manera de frenarles su desarrollo y su crecimiento, y una forma también de impedirles que no adquieran por sí mismos las herramientas vitales para salir al mundo exterior y valerse por sí mismos.

Muchos padres, entre los que me encuentro, sobreprotegemos a nuestros hijos desde que nacen, aunque en nuestra defensa diré que lo hacemos de manera inconsciente y porque "pensamos" que es lo mejor para ellos. No estamos haciendo bien del todo, lo sabemos, pero ¿cómo podemos cambiar esta conducta? 

Por qué sobreprotegemos a nuestros hijos 

ejercer la sobreprotección con los niños

Tras ocho años de experiencia en el mundo de la maternidad, he sido consciente de que tengo que soltar y dejar de estar sobreprotegiendo a mis hijas constante. Y es que el estilo sobreprotector que ejerzo con ambas es perjudical para ellas, pero también para mí, porque siento que algo está fallando. ¿Te pasa a ti también algo parecido? 

Si es así, hoy quiere pedirte un favor: tómate un tiempo esta mañana, esta tarde o esta noche para pensar cuál es tu lugar y tu papel como padre y madre y qué cosas quizás estás haciendo que puedan hacer que no estés acompañando a tu hijo. ¿Le limites constantemente? ¿Le ayudas con todo para evitar que se equivoque? ¿Te cuesta pronunciar la palabra 'No'? ¡Bienvenido al club de padres sobreprotectores! 

¿Por qué mantenemos este comportamiento con nuestros hijos? En mi caso, lo tengo claro. En primer lugar mis padres han sido y, a día día, continuando siendo personas muy sobreprotectoras, y yo, inconscientemente he tomado este modelo de educación como mío y se lo he transmitido a mis hijas. Eso sí, en mi manos está no permitir que pase una generación más. 

Y, por otro lado, "remordimiento de conciencia" o lo que algunos catalogan como "comodidad". La falta de conciliación laboral en la sociedad actual hace que muchas veces cuando llego a casa intente aprovechar todo el tiempo perdido y, por no discutir, lleve a cabo acciones como escribir al grupo de whatsapp de las mamás del cole para preguntar cuáles son los deberes del día para mi hija, porque a ella se le ha olvidado apuntarlo. 

Consejos para evitar la sobreprotección de los hijos 

Tomamos decisiones por ellos y resolvemos sus conflictos sin darnos cuenta de que esta actitud tiene consecuencias muy negativas. ¿Te has parado a pensar en ellas?

- Problemas de autoestima
Según van creciendo, su confianza y creencia en sí mismos se ven mermadas. El niño se ve incapaz de hacer cosas por sí solo porque está acostumbrado a que su padre o su madre se lo hagan todo siempre. 

- Se frustran con facilidad
Como no saben hacer ellos mismo las cosas, cuando se enfrentan a una situación solos y no sale como ellos pensaban o, mejor dicho, querían, se enfadan y se frustran. ¡Resulta difícil hacerles entrar en razón!

- Problemas sociales
Suelen ser personas inseguras, lo que hace que tengan dificultades a la hora de relacionarse con otros compañeros o de intentar entrar en un grupo. 

Como imagino que ningún padre quiere esto para sus hijos, aquí van algunos consejos que os animo a poner en práctica para criar a niños felices y a adultos competentes. ¡A mí me están funcionando! 

1. Deja que se equivoque 
La próxima vez que tenga que hacer los deberes, facilítale todo lo que necesita para ello (un lugar tranquilo y iluminado, agua...), pero no acudas corriendo a la mínima duda o consulta que le surja. Tiene que esforzarse para que, él solo, consiga llegar a la solución del problema. 

2. Enséñale a ser responsable de su salud y de sus cuidados
Deja que el niño vaya siendo consciente de cuáles son sus obligaciones en el hogar. Por ejemplo, no puede salir de casa sin desayunar o antes de acostarse debe lavarse los dientes. Serán pequeños pasos que iréis dando juntos para que consiga ser 100 % responsable de sus asuntos.  

3. No le pegues tus miedos 
Un error muy común que cometemos muchos padres es contagiarles a nuestros hijos nuestros miedos. Por ejemplo, no les dejamos que monten en bici porque "a nosotros nos da miedo de que se caigan". Pero es tu miedo no el suyo, y aquí tenemos que tener mucho cuidado. 

4. Escucha y respeta sus decisiones
Habrá muchas que no te gusten, pero debemos respetar lo que piensa y quiere hacer el niño (con unos límites claro). Será una forma de que, poco a poco, vaya siendo más autónomo. 

5. Animarles
Cuando veamos que el niño pierde el interés por algo, por ejemplo asistir a una actividad extraescolar, debemos animarle para que siga adelante. Reforzar lo que ha conseguido hasta la fecha para que luche por ello y no abandone a la primera de cambio. 

Mi hija mayor tiene ahora casi ocho años. Quizás hasta la fecha haya hecho cosas mal, pero siempre estamos a tiempo para rectificar. 

Puedes leer más artículos similares a 5 consejos para evitar la sobreprotección con los niños, en la categoría de Autoestima en Guiainfantil.com.