El origen de la inseguridad de los niños que los padres deben conocer

Qué hacer y qué no hacer para transmitir a los niños seguridad en sí mismos

Guiainfantil.com

Cuando pensamos en cómo se comportan nuestros hijos fuera del entorno familiar siempre les imaginamos jugando en el parque o el patio del recreo y rodeados de un montón de amigos. ¿Qué ocurre cuando la realidad nos demuestra que esto no es así? La palabra inseguridad aparece en nuestra cabeza y nos preguntamos si nuestro hijo es inseguro. La inseguridad infantil conlleva una serie de rasgos que acaban viéndose en todas las áreas de la vida de los pequeños, de ahí la importancia de trabajarla desde el primer momento que la detectamos o sospechamos de ella y que los padres conozcan cuál es el origen de la inseguridad de sus hijos.

Qué es la inseguridad infantil y cómo se origina

conociendo qué es la inseguridad infantil

La inseguridad es aquel rasgo que algunos niños muestran por el que sienten temor casi constante que les va afectando a la hora de relacionarse, jugar, rendir en el colegio u orientarse a metas. Aparece miedo al fracaso, al juicio de los demás o, incluso, a que su familia y sus amigos le retiren su amor.

El origen de este comportamiento o conducta infantil no está del todo claro, y es que, en la mayoría de los casos, se produce por una serie de factores: educación que ha recibido, desarrollo madurativo, personalidad que está forjándose, experiencias que ha vivido y/o observado...

Síntomas claves de que un niño es inseguro

cómo saber si un niño es inseguro

Aunque no se puede generalizar y los psicólogos siempre decimos que cada niño es un mundo con sus pequeñas peculiaridades, podemos distinguir una serie de síntomas clave que pueden aparecer en la inseguridad infantil. 

- Uno de los síntomas más evidentes es su desgana a la hora de iniciar un momento de juego junto a otros niños.

- Su vida en el colegio tiene ciertas carencias, de hecho es muy común que este tipo de niños expresen su deseo a no acudir al centro escolar a sus padres. Otra característica es su poca participación en clase o su desmotivación a la hora de hacer los deberes. ¡Les resultado muy aburrido y pesado!

- Su autoestima está en unos niveles muy bajos, lo que provocará que no acepte ningún tipo de crítica o comentario que se le haga. Siempre pensará que le estamos criticando y sufrirá un montón.

- Se autolimitará en sus actividades diarias por miedo a fracasar o a que le cuestionen.

Es importante que estemos alerta a estas señales que acabamos de comentar y, siempre que sospechemos que pueda haber inseguridad, sería bueno pedir una tutoría con su profesor para ver si él ha observado algo en el colegio y consultarlo también con otros miembros de la familia.

El pedir 'una segunda opinión' es muy importante porque quizás la inseguridad lleva mucho tiempo instalada en la vida de nuestro hijo, pero a los padres se nos ha podido pasar inadvertida.

Cómo pueden los padres transmitir seguridad a sus hijos

transmitir seguridad a los niños

Los padres deben entender que el niño no es inseguro porque él lo haya elegido y que está sufriendo enormemente con esta situación, por eso debemos mostrarnos serenos y empáticos con él desde el primer momento. La paciencia y el respeto serán nuestros grandes aliados para luchar contra la inseguridad de nuestro hijo.

- Debemos fomentar los momentos en familia, que note que estamos con él y que él no está solo. No es cuestión de estar todo el día desarrollando distintas dinámicas familiares pero sí buscar momentos concretos a lo largo del día, por ejemplo, a la hora de dormir.

- Los padres debemos dar ejemplo, que vean en nosotros que nos equivocamos, que a veces dudamos, que no hacemos siempre las cosas bien, ¡todo esto será un gran aprendizaje para todos!

- Aquí la sobreprotección no vale y, aunque nos cueste, debemos dejarle que se equivoque, que cometa errores.

- Los castigos, los reproches y las malas caras estarán prohibidos y los cambiaremos por elogios que refuercen sus progresos, por mínimos que sean.

¿Qué obtendremos una vez que trabajemos la seguridad con los niños?

aportar seguridad a los niños

Con mucha paciencia, con respeto y con mucho amor podremos pronto empezar a ver grandes progresos en nuestro hijo. Si se lo reconocemos, su confianza en sí mismo aumentará. ¡Podrás llegar a notar cómo su curiosidad por hacer más cosas nuevas aumentará!

Por ejemplo, ante una situación que antes evitaba (un reto o un plan con los amigos del colegio), comenzará a mostrar un mayor interés e, incluso, llegará a disfrutar con ello. Ya no tendrá miedo a ser objeto de críticas o a sufrir rechazo.

Texto: Beatriz González, psicóloga.

Puedes leer más artículos similares a El origen de la inseguridad de los niños que los padres deben conocer, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.