Qué hacer ante los berrinches de los niños según su edad - SOS rabietas

Cómo acompañar a tu hijo en una pataleta o explosión emocional, teniendo en cuenta cuántos años tenga

Y, de repente, se pone a llorar desconsoladamente, se echa al suelo a patear, se golpea la cabeza... ¡Menuda rabieta! A la mayoría de los padres les preocupa tener los suficientes recursos para saber qué hacer ante los berrinches de sus hijos, ya que resulta una situación desesperante que a menudo se les escapa de las manos. Pero, ¿sabías que las pataletas van evolucionando a la vez que tu hijo crece? Por ello, debemos considerar cómo son los berrinches de los niños según su edad.

Antes de comenzar, queridos papás y mamás, un recordatorio: cada niño es diferente y puede tener unas necesidades distintas. Es nuestra misión empatizar con ellos y acompañarlos de la mejor forma que sepamos y podamos.

Berrinches de los niños según su edad - 1 año

Los berrinches de los niños según su edad

Aunque cada niño es un mundo, ya hay pequeños que tienen rabietas antes de los 12 meses. ¡Y estas pataletas son bien fieras! A menudo estas se producen porque tiene algún tipo de molestia que no sabe cómo expresar a través de palabras y le genera una gran frustración. No olvidemos que el llanto es la principal forma que tiene el bebé para comunicarse con sus padres.

En el caso de los niños de un año, no sirve de nada que entremos en sermones para calmarles, ya que son muy pequeños. Por el contrario, hay muchos niños que olvidan el enojo cuando sienten la atención de sus padres, cuando satisfacemos su molestia (por ejemplo, tienen sed y les damos agua) o les distraemos con otro asunto. Una vez que el niño esté calmado, sí que podemos hablarles haciendo referencia a la emoción que han sentido, para ir trabajando la educación emocional desde la más tierna infancia.

Cómo son las rabietas de los terribles dos años

Gestionar las rabietas de los niños de 2 años

¡Los terribles dos años ya están aquí! ¿Te tiemblan las piernas? ¡Tranquila! No hay etapa que no podemos superar con un poco de amor, empatía y respeto... ¡incluso esta que tanto se caracteriza por los berrinches! A los dos años, los niños reclaman autonomía para forjar su identidad como individuos (separados a su madre) y para descubrir el mundo que les rodea.

Sin embargo, los padres necesitamos ponerles límites para garantizar su seguridad y su aprendizaje. Pero cuando les pedimos a los niños de 2 años que cumplan una norma determinada, que no cuadra con sus apetencias del momento... ¡ya tenemos la rabieta montada! Haz un ejercicio de empatía y trata de acompañar a tu hijo de dos años en las necesidades que está expresando en ese momento con el berrinche.

Qué hacer ante los berrinches de los niños de 3 años

Emociones de enojo en tu hijo de 3 años

No, cuando tu hijo de 3 años tiene una rabieta no está intentando manipularte o hacerte sentir mal. Por ese motivo, no te lo tomes de forma personal y empieces a tener un berrinche tú misma. Respira y ofrécele tu acompañamiento desde el amor, la conexión y la empatía (trata de ponerse en su piel y comprender cuál es el motivo que le ha llevado a reaccionar así).

En el caso de algunos niños, sentir el abrazo de sus padres les ayuda a calmarse en una explosión emocional. Sin embargo, otros pequeños necesitan espacio y rehúyen el contacto físico. Por suerte, tú conoces mejor que nadie a tu hijo, por lo que con el tiempo irás descubriendo qué necesita en plena rabieta.

Frustración y otras emociones de los niños de 4 años

Pataletas de los niños de 4 años

Muchos padres se preguntan qué hay detrás de un berrinche en un niño de 4 años. Lo cierto es que puede haber muchas emociones que provocan este destape emocional: enfado, rabia o ira, frustración, tristeza, nostalgia... De ahí, la importancia de ofrecer educación emocional a los niños desde que son muy pequeños. Gracias a ello podrán ir poniéndole nombre a cada una de las emociones que siente y, así, encontraremos herramientas más eficaces para cada berrinche.

La próxima vez que tu niño de 4 años tenga una pataleta, espera a que se calme para hablar con él o ella sobre cómo se ha sentido y así ir indagando sobre qué situaciones son las más propicias en las que estalle en un berrinche.

Acompañar en las pataletas infantiles a los 5 años

Rabietas infantiles a los 5 años

Si hemos ido trabajando las diferentes emociones y les hemos ido entregando recursos para gestionarlas, a los 5 años los niños tendrán más capacidad para explicar con palabras cómo se sienten. Sin embargo, no podemos esperar que, de la noche a la mañana, dejen de tener berrinches. Piénsalo, incluso algunos adultos sentimos una rabieta a veces (aunque tenemos más capacidad para el autocontrol).

Para reducir el número de rabietas que tienen los niños, además de fomentar su inteligencia emocional, podemos anticiparnos y evitar ciertas situaciones que sabemos que les hacen sentir mal. Es verdad que los niños tienen que aprender a gestionar sus emociones, pero hay ciertos escenarios que les podemos ahorrar con un sencillo gesto (por ejemplo, si sabemos que después de jugar en el parque tienen sed, podemos llevarles una botella de agua).

Los berrinches en los niños de 6 años

Todo sobre los berrinches de los niños de 6 años

Continuamos con el repaso de los berrinches de los niños según su edad y llegamos hasta los 6 años. Llegados a esta edad (aunque es una herramienta que se puede usar antes), queremos hablarte sobre la importancia de ofrecer alternativas a los niños o, incluso, negociar algunos límites o normas que ponemos en casa. De esta forma, reducimos drásticamente los berrinches que los niños tienen por esta causa y, además, les involucramos más en cómo gestionamos la buena convivencia familiar.

Se trata de dejar que los niños de 6 años tomen algunas decisiones a partir de un par de alternativas que les demos. Por ejemplo, en casa tenemos la norma de que se merienda una pieza de fruta pero no hay necesidad de imponer qué tipo de fruta tienen que comer. De esta forma, llegada la hora de la merienda, diremos: 'Cariño, para merendar ¿te apetece más una manzana o una pera?'.

Cómo gestionar el enojo y berrinches de tus hijos de 7 años

Gestionar berrinches a los 7 años

Una de las claves más importantes a la hora de enfrentarnos a un berrinche de un niño de 7 años es reflexionar sobre qué hacemos después, es decir, una vez que el pequeño se ha calmado. En las rabietas de estas edades lo esencial es aprovechar para hacer pensar a nuestro hijo sobre cómo se ha sentido, qué ha aprendido de esa emoción, qué puede hacer cuando la sienta... Este tipo de reflexiones le serán de gran ayuda cuando en el futuro vuelva a sentirse igual; tendrá más recursos para autorregular dicha emoción sin explotar.

Niños de 8 años que siguen teniendo rabietas

Manejar emociones a los 8 años

Aunque puedan parecer algo mayores, los niños de 8 años pueden seguir teniendo rabietas. Es cierto que a esta edad las pataletas y el enojo no se expresan de la misma forma (puede que no se tiren al suelo o se golpeen la cabeza). Sin embargo, debemos continuar con el acompañamiento hacia nuestros hijos y, sobre todo, ofreciéndoles herramientas que les ayuden a autorregularse.

Si necesitas ayuda para gestionar los berrinches de tu hijo o hija, sin importar qué edad tenga, no dudes en acudir a la consulta de un especialista. Puedes hablar con su maestra o maestro para establecer una estrategia común en caso de que el pequeño también tenga rabietas en la escuela.

Puedes leer más artículos similares a Qué hacer ante los berrinches de los niños según su edad - SOS rabietas, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: