Cómo calmar con amor las rabietas o berrinches de los bebés de un año

Tips para gestionar los momentos de enfado de los niños en su primer año de vida

Beatriz Martínez

Cuando hablamos de los berrinches de los niños nos viene a la mente un pequeño de dos años, por algo se conoce como la adolescencia de los bebés o, seguro que lo has oído más de una vez, 'los terribles dos años'. Sin embargo, este tipo de comportamientos en los que nuestro hijo grita, patalea, llora a pleno pulmón, tira cosas o incluso se golpea a él mismo, puede darse desde antes. De hecho, en esta ocasión nos vamos a centrar en saber más sobre las rabietas de los bebés de un año y cómo calmarlas (siempre desde el amor).

Y, al igual que si gestionáramos una pataleta de un niño más mayor, a esta edad de un año lo que también funciona es la calma, la tranquilidad, el respeto y las distracciones. Así sí es cómo se gestiona las rabietas de los bebés en su primer año de vida.

Tu bebé de un año se comunica a través del llanto

Las rabietas de los niños de un año

Ya te sabes de sobra que cuando tu bebé llora lo que en verdad está haciendo es comunicarse contigo; aún no sabe hablar por lo que tiene que valerse de algo tan natural como los lloros y la expresión de su rostro para decirte que se siente incómodo, tiene hambre, quiere que le acurruques o que le gustaría dar un paseo.

Ahora bien, según se van acercando a su primer año de vida, lo que sucede es que a esas necesidades básicas se le unen los deseos y los gustos. Por ello, y como la ira, el enfado o la frustración también necesitan ser expresada, pues observarás (si no ya en unos meses) que tu hijo llora y grita de un modo diferente, intenso, con mucho enojo. ¡Pues claro! ¡Se trata de su primera rabieta!

¿Pero no llegaban hasta los dos años como poco? Pues no, sucede que hay pequeños que experimentan los berrinches más tarde y que pasan por esta fase como si nada y, en cambio, hay otras personitas que ya de bien bebés deciden convertirse en todos unos expertos en 'poner en evidencia' a sus queridos papás.

Las rabietas de los niños de un año son normales (no te manipula)

Así son los berrinches de los niños de un año

Volvamos a releer la última línea: 'poner en evidencia a sus queridos papás'. Aquí tenemos que señalar que un niño de dos, cinco o un año, en ningún momento lo que busca es manipular a los adultos, ¡ni siquiera tiene capacidad para ello! Tal y como se explica en la guía 'Lidiar con las rabietas' (del Servicio de Bienestar infantil del Gobierno de Estados Unidos) se centra, simplemente, en expresar el enfado que le invade en ese momento o en lograr su deseo por pequeño que este sea. Recuerda que aún no sabe cómo expresar sus sentimientos con palabras.

Ten claro que los berrinches a estas edades y las siguientes son algo normal, papá o mamá, ¡no desesperes! Tu hijo quiere algo: que le achuches, que le des un juguete, que le dejes en el suelo, que le des un peluche; así que, como no tiene otros medios, pues llora y chilla.

No te agobies si el berrinche llega justo cuando estás en el supermercado y vas con prisas por terminar de hacer la compra cuanto antes, o te encuentras en el parque hablando con los otros padres; a todos los niños, en menor o mayor medida, les pasa, por lo que no hay motivos para ponerse nervioso, ¡eso sería lo peor que puedes hacer!

Ante los berrinches infantiles, actuar desde la calma y el amor

Los berrinches infantiles en el primer año de los niños

Seguro que cuando has hablado de los berrinches de tu hijo con una madre que tiene un niño un poco más mayor te habrá dicho que te anticipes en la medida de lo posible, ¡buen consejo! Los bebés, cuando están cansados o tienen hambre, se vuelven impredecibles, es decir, no tardará en desencadenar en una rabieta.

Aquí va otro gran consejo: actúa siempre desde la calma, la tranquilidad y el respeto. El mal humor se contagia, si tu hijo está enojado y tú te dejas guiar por ese sentimiento, acabarás tanto o más enfadado que él. Sin embargo, si haces acopio de toda tu calma o incluso sacas a relucir el buen humor, es muy posible que tu hijo acabe mezclando el llanto con la risa espontánea.

Y, antes de pasar al siguiente apartado, otro tip igual de útil que el anterior: usa las distracciones que quieras como ofrecerle su juguete favorito, decir que mire los pájaros que vuelan o animarle a dar unos cuantos pasos. Si su cerebro se concentra en esto dejará de centrarse solamente en el berrinche.

Hablar con los bebés de un año cuando la pataleta se ha calmado

Los bebés de un año ya tienen pataletas y lloros

Verás que acabo creando polémica con esta frase pero, como madre de dos niños (uno de ellos muy aficionado a los berrinches desde bien pequeño) he de decirte que hablar y darle lo que pide no es nada malo. ¡Ahora mismo te lo explico!

[Leer +: Frases que consuelan a tu hijo cuando llora]

Si le 'echas la charla' a tu bebé de un año mientras este llora, ¡no valdrá de nada! Ahora bien, si cuando se ha calmado, le dices solamente dos o tres frases como estas: '¿te sientes mejor?', '¿te has enfadado porque no te he dado el juguete?', '¿llorabas porque te sientes cansado?' Lo que estarás haciendo será crear una vía maravillosa para el diálogo que vas a ir desarrollando su inteligencia emocional, poco a poco, según tu bebé vaya creciendo.

En cuanto a lo de darle el capricho, si es algo que no interfiera con los valores establecidos en tu hogar, ¡adelante! ¡No pasa nada! Tu hijo comprenderá, si no ahora más adelante, que se puede decir NO y luego SÍ.

Más consejos para padres con hijos en edad de hacer berrinches

Y, además de todo lo que ya hemos dicho, todos estos consejos. Recuerda que...

1. El amor debe ser incondicional, también en los momentos de rabietas.

2. Darle un abrazo o al menos ofréceselo puede ser la mejor de las soluciones.

3. Permite que tenga su propio espacio si así te lo pide.

4. Actúa siempre desde el ejemplo. Controla tu propio berrinche pues para tu hijo eres un espejo en el que mirarse.

5. Es una etapa más en su infancia, pasará, quedará atrás y tu hijo, tarde o temprano, se volverá todo un experto en la gestión de sus emociones.

¡Esperamos haber sido de ayuda!

Conociendo más a los bebés de 1 año

6 tips para enseñar a un bebé de hasta 1 año a reconocer sus emociones 6 tips para enseñar a un bebé de hasta 1 año a reconocer sus emociones. ¿Se puede enseñar a un bebé menor a 1 año a reconocer sus emociones? Te damos algunas herramientas para trabajar la inteligencia emocional de tus hijos desde el día de su nacimiento. Es importante fomentar el apego seguro y proponer juegos que ayuden a los bebés a aprender sus emociones.

Consejos eficaces para poner normas y límites a los niños de 1 año Consejos eficaces para poner normas y límites a los niños de 1 año. Muchos padres se preguntan cómo se pueden poner normas y límites a los niños de 1 año, aunque son muy pequeños. La clave está en empezar a establecer hábitos y rutinas que les guíen en todo aquello que está bien y lo que está mal. No te pierdas los consejos para padres.

El miedo en niños de 1 año El miedo en niños de 1 año. En Guiainfantil.com te contamos cuáles son los miedos comunes en bebés antes del año. Es a partir de los seis meses de vida cuando el bebé empieza a manifestar algunos miedos.

Desarrollo de las habilidades en niños de un año. Aprendizaje a los 12 meses Desarrollo de las habilidades en niños de un año. Aprendizaje a los 12 meses. Si tu bebé ha cumplido un año de edad o está punto de hacerlo, seguramente te hagas la siguiente pregunta: ¿qué aprende un niño a partir de un año? Te contamos cómo es el desarrollo de las habilidades en niños de un año y cómo se realiza el aprendizaje en niños de doce meses.

Las fieras rabietas de los niños de un año y 8 claves para manejarlas Las fieras rabietas de los niños de un año y 8 claves para manejarlas. Analizamos cómo son las rabietas de los niños de un año y cómo podemos manejarlas los padres desde el respeto. Si tu hijo tiene 12 meses o más, presta atención a estas claves para acompañarle cuando está enfadado o frustrado y tiene un berrinche o una pataleta.

Puedes leer más artículos similares a Cómo calmar con amor las rabietas o berrinches de los bebés de un año, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.