Qué hay detrás de que los niños pidan agua cuando ya están en la cama

¿Los niños piden agua cuando ya están acostados porque verdaderamente tienen sed o porque necesitan que les presten atención?

Cuando parece que tu día por fin ha terminado y puedes descansar, escuchas la vocecita de tu hijo: 'mamá/papá, quiero agua'. Seguramente te preguntarás… ¿Por qué mi hijo pide agua justo cuando ya está en la cama y no lo ha hecho antes de irse a dormir? Para muchos padres es el detonante para finalizar el día con sus hijos con réplicas y mal humor. Por eso, en Guiainfantil.com te contamos por qué lo hacen y que puedes hacer para terminar el día con tus hijos más feliz.

3 motivos por los que tu hijo te pide agua estando ya en la cama

Por qué los niños piden agua cuando ya están en la cama

Que tu hijo te pida agua cuando ya está en la cama es muy común en los primeros años de vida. Los motivos pueden ser varios y hoy te contamos los tres más comunes:

1. Quiere llamar tu atención y asegurarse de que estás a su lado
Todo niño necesita sentirse cuidado y amado por sus padres. Ellos siempre buscarán formas para que se lo demuestres, incluso, en algunas ocasiones, con malos comportamientos para llamar tu atención. En este caso, el vaso de agua que piden cuando ya están en la cama no representa otra cosa que una petición de amor. Es decir, es muy probable que tu hijo no tenga sed y que lo que realmente quiera sea: ¡un vaso de amor!

Los niños poseen una gran habilidad de observación y saben detectar con rapidez aquello que les hace sentirse felices. Por tanto, tu hijo habrá detectado que el vaso de agua representa un ratito más contigo, algo que les hará sentirse más seguros al saber que estás a su lado siempre que lo necesita. Si este es tu caso, ¡no dudes en ofrecer el mejor vaso de agua de amor que puedas dar!

2. No ha tenido tiempo para saciar su sed antes
¿Alguna vez has dicho 'hoy no he tenido tiempo ni para beber agua'? A tus hijos les pasa lo mismo. Están tan entretenidos entre juegos, deberes y diversas distracciones que no sacan tiempo para cubrir la necesidad de beber agua. Por eso, te la piden cuando son conscientes de tener sed, lo cual ocurre principalmente cuando ya están en la cama. Si detectas que este es el motivo, ¡invítales a reflexionar sobre la importancia de aprender a parar!

Que los niños aprendan a parar para escuchar su cuerpo les ayuda a mantener una buena hidratación diaria y también les ayudará a estar más conectados consigo mismos para saber lo que quieren y necesitan en cada momento. De este modo, también se pueden evitar problemas relacionados con la hiperactividad y malos comportamientos.

3.  De forma inconsciente, se adelanta a las necesidades futuras de su cuerpo
Esto puede sonar extraño, sin embargo, el cuerpo humano es perfecto y sabe qué pedir para mantenerse equilibrado. Por la noche el cuerpo descansa, pero el cerebro sigue trabajando a pleno rendimiento para regenerar el cuerpo y prepararlo para el día siguiente. El cerebro está compuesto principalmente de agua y, por ello, necesita estar bien hidratado para trabajar eficazmente.

En los niños, además, el cerebro tiene que hacer un esfuerzo extra, ya que por las noches se segrega la hormona de crecimiento, y cómo ya te habrás dado cuenta, ¡tu pequeño no para de crecer! Así que, cuando tu hijo te pide agua, de forma inconsciente solo quiere cuidar su cuerpo y adelantarse al desgaste de agua que se produce durante la noche.

[También puedes leer: Por qué algunos niños llaman la atención de sus padres constantemente]

¿Qué hacer cuando el niño pide agua estando ya acostado?

Mi hijo pide agua estando ya acostado - Qué hacer

Se podría decir que entregar un vaso de agua a tus hijos es algo simple y sin mayor relevancia. Sin embargo, cómo la entregamos tiene gran importancia para ellos, además, la falta de hidratación incentiva la irritabilidad en los niños, entre otras cosas... Por eso, hoy compartimos algunas ideas que pueden resultar de gran utilidad.

- Entrega el agua a tus hijos con tu mejor actitud
Llevas todo el día trabajando y esforzándote para cumplir con los requisitos diarios. Entre ellos, el de ser la mejor mamá o papá. Por eso, no dejes que en el último momento se te 'queme el arroz' y haz un último esfuerzo. A pesar del cansancio, entrega el vaso de agua que pide tu hijo con la mejor actitud y acompáñalo de una palabra cariñosa para que se vaya a la cama repleto de amor. ¡Recuerda que el vaso de agua le ayuda a crecer!

- Da agua a tu hijo sin escatimar en la cantidad
Puede que hayas pensado en ofrecer poca cantidad de agua por la noche para evitar que tu hijo se haga pipi en la cama. En vez de ofrecer menos cantidad de agua, procura que tu hijo comience a hidratarse antes de meterse en ella. De este modo, no tendrá tanta sed antes de dormir y evitarás que se haga pipi en la cama.

- No te quejes cuando tu hijo te pida agua
Los niños pueden llegar a interpretar que pedir agua es malo e inconscientemente poner una connotación negativa sobre beber agua. Es importante que los niños pidan agua siempre que lo necesiten y no tengan gestos de reprobación en su petición.

- Incentiva la ingesta de líquido durante el día
Una de las formas puede ser encontrando una manera para que tu hijo pueda servirse un vaso de agua siempre que quiera. Un dispensador de agua y un vasito a su altura son ideales cuando queremos que nuestros hijos adquieran más independencia y estén bien hidratados.

¿Y tu hijo? ¿Pide agua cuando ya está en la cama? ¿Te ha sido de utilidad este artículo? ¡Déjanos tus comentarios! ¡Te leemos!

Puedes leer más artículos similares a Qué hay detrás de que los niños pidan agua cuando ya están en la cama, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: