Claves para jugar con un niño de 4 años - Las mejores actividades

Hacer experimentos, resolver laberintos o preparar manualidades... Hay infinidad de juegos que llaman la atención de tu hijo

Viviana Castro
Viviana Castro Fonoaudióloga

A los cuatro años nos encontramos frente a un pequeño gigante independiente que todo lo quiere hacer y solucionar solo, que está dispuesto a enfrentar cualquier reto que le propongan y a aprender todo aquello que llama su atención. ¿Cómo podemos ayudarle en este proceso? ¿A qué puedo jugar con mi hijo de cuatro años? ¿Qué actividades y juegos son los mejores para un niño de esta edad?

El cerebro de un niño de 4 años

cerebro de un niño de cuatro años

Nuestro chiquito está creciendo muy rápido, y si bien nos encanta verlo desenvolverse en el mundo también nos hace rabiar cuando se pone caprichoso y no se deja ayudar en sus procesos de aprendizaje. En esta edad es cuando más marcado está ese interés de hacer y solucionar todo solito, por lo que se niega muchas veces a que otros intervengan. Pero no hay que entrar en conflicto por esto ya que es algo natural, pero se debe saber manejar porque así le permitirá seguir mejorando habilidades y destrezas en su desarrollo.

¿Cómo logro manejar este tipo de situaciones? Como te he dicho, ya es un niño grande por lo que comprende mucho mejor todo lo que sucede en su entorno. Por esto es importante la comunicación asertiva, cuando le explicas a detalle porque sucede algo, interiorizan cada palabra y crean en su mente nuevos canales de aprendizaje para llegar a sus propias conclusiones; y si le explicas que la ayuda es necesaria de vez en vez mientras se domina una habilidad o un nuevo saber será más fácil que acepte tu intervención.

Esto sucede porque su desarrollo cognitivo está como una esponjita lista para tirarse al mar y absorber cada gotita de conocimiento; a esta edad ya sabe hacer muchas cosas solitos, por lo que se sienten seguros de dar ciertos pasos y su conocimiento y experiencias previas le dan esa confianza para intentarlo.

Si nos ponemos a analizar qué está pasando en esa cabecita, ¿qué nos encontramos en un niño de cuatro años?

- Ya sabe su nombre y el nombre de sus padres

- Puede contar hasta cierto número y agrupar por cantidad u organizar por categorías

- Entiende mucho mejor el manejo del tiempo, logra asociar y discriminar cosas que parecen lo mismo pero no lo son, como la naranja de la toronja

- Comprende cada situación que vive, aunque su manera de narrar lo sucedido no tenga mucha lógica.

- Logra comprender tus emociones con solo mirarte

- Empieza a distinguir la imaginación de la realidad, aunque a veces las mezclen

Y aun sintiéndose listo, seguro y confiado tiene esas ganas de seguir aprendiendo y creciendo, por lo que fomentar esa chispa será nuestra herramienta para acercarnos más a él y ayudarle en el camino. Y es que durante este período, como se explica en el informe 'El niño entre cuatro y cinco años: características de su desarrollo socioemocional, psicomotriz y cognitivo-lingüístico', realizado por Cerdas Núñez, Jeanneth; Polanco Hernández, Ana; Rojas Núñez, Patricia, 'al niño le gusta practicar el juego solitario y el juego paralelo, sin embargo empieza a hacerse evidente los primeros rasgos del juego de asociación donde hay mayor interacción con sus iguales compartiendo el material de juego'. 

Cómo jugar con un niño de cuatro años

jugar con un niño de cuatro años

Los retos les encantan, por ello los juegos de estrategia o de pensar les llamarán la atención. Antes que nada observa e identifica sus gustos, así te será más fácil acertar a la hora de proponerle una actividad o juego. ¡Aquí te lanzamos una propuesta!

- Algo que les encanta es ser autores de sus obras literarias
Si le dices de crear un libro le sonará como increíble y sin duda lo hará. Para ello déjale elegir qué materiales quiere usar e incluso le puedes enseñar a hacer hojas recicladas. Le resultará increíble y se enorgullecerá mucho al mostrarlo a sus amigos diciendo que lo creó todo él. Siéntate con él, escúchalo y pregúntale de qué le gustaría escribir o dibujar su libro, que él será el jefe y tú, su ayudante. De esta manera aceptará la ayuda y se motivará a realizar no solo uno sino unos cuentos más. En esta actividad no solo estimulará su parte cognitiva sino también las habilidades motoras, de lenguaje, sociales, y las habilidades blandas como la atención, memoria y coordinación.

- Otra actividad muy buena para proponerle a nuestro hijo es cocinar
No es necesario que se prepare un plato elaborado ni un menú entero, el simple hecho de cocinar algo sencillo será un aprendizaje grande. Yo sé que muchos padres tienen sus batallas a la hora de comer, así que este ejercicio te ayudará no solo con eso sino con muchas otras cosas.

Invítalo a que prepare, por ejemplo, la merienda de todos una tarde. Le encantará sentirse útil y empezará a adquirir algunas responsabilidades: entenderá la importancia de la ayuda y el respeto de los tiempos, además valorará mucho más cada bocado. Involúcralo y verás cómo es más asertivo y dispuesto a cada nueva experiencia.

- Organizar una tarde de disfraces es un plan irresistible
Hacer una tarde de carnaval donde cada uno se disfrace de su personaje o animal favorito, pero con una condición: cada miembro de la familia (mamá, papá e hijo) debe crear su propia vestimenta utilizando ciertas prendas y accesorios que se han puesto previamente en la sala.

Pensar rápidamente y empezar a crear un personaje es algo que requiere habilidades como la agilidad mental, pensamiento lógico, memoria, atención; después, tratar de representar su personaje para que los adultos lo adivinen requiere de todas sus habilidades cognitivas y comunicativas. Por cierto, no pienses en el desorden y céntrate solo en sacar vuestro lado creativo.

- Hacer experimentos, resolver laberintos o preparar manualidades
Piensa en todas las posibilidades que tienes y las habilidades que tu hijo está dispuesto a mejorar y aprender. Es solo sacar ese niño interior que todos tenemos dentro y salir de nuestra rutina y caos de adultos para entrar en el mundo de nuestros hijos y pasar un buen rato en familia.

Puedes leer más artículos similares a Claves para jugar con un niño de 4 años - Las mejores actividades, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: