16 juegos educativos para hacer con niños menores de 6 años en casa

Manualidades, experimentos, retos deportivos...Tu hijo estará muy entretenido con estas propuestas de ocio

Virginia Vicente Pascual

Llegan las vacaciones, los días sin cole o los fines de semana de lluvia que no puedes salir de casa y es difícil mantener a nuestros hijos entretenidos. La jornada es muy larga y es normal que se aburran si no hay ninguna actividad de ocio programada. Por eso queremos darte algunas ideas sencillas para ocupar el tiempo con ellos con materiales que todos tenemos en casa. Divertidos juegos para niños menores de 6 años que les mantendrán entretenidos mientras tú trabajas o haces distintas tareas, aunque también te recomendamos hacer algunos con ellos.

Actividades divertidas para niños menores de 6 años

manualidades divertidas para niños menores de seis años

Se trata de actividades lúdicas sencillas con las que también aprenderán psicomotricidad o fomentarán su creatividad. ¡Se les pasarán las horas sin darse cuenta y pasaréis un entretenido rato en familia! ¡Que comience el juego!

1. Aprender a atarse los cordones
Coge un cartón grande, pinta en ella una zapatilla con ceras o témperas y haz unos agujeros en el cartón justo donde se ubicarían los agujeros por los que pasan los cordones de las zapatillas. Mete un cordón real y jugad a meter los cordones por cada agujero para finalmente atarlos. ¡Con esta práctica de psicomotricidad aprenderán a atarse los zapatos de una forma divertida y sin agobiarse! ¡Y ganarán en autonomía!

2. Plantar un mini huerto en el jardín o el balcón
Ve al vivero más cercano y compra un kit de siembra para plantar un pequeño huerto en casa. Hazles partícipes de plantar las semillas e ir regando las plantas hasta que de repente vean crecer el primer brote. Entenderán de dónde vienen las verduras, las hortalizas o las hierbas aromáticas. ¡Y cuando llegue la hora de comérselas estarán muy orgullosos de haber colaborado al crecimiento de esos alimentos!

3. Contar con palillos
Coge palillos de madera y gomas de colores y agrúpalos en centenas y decenas. Deja 20 palillos sueltos sin agrupar en gomas. Recicla dos bandejas de poliestireno de las del supermercado, distribuye los paquetitos y los palillos sueltos en cada una de las dos bandejas y jugad a sumar las cantidades de ambas bandejas. A través de materiales manipulativos, tus hijos entenderán la suma de una forma natural y razonada.

4. Realizar experimentos
Coge una botella de aceite, una de detergente, una de agua e id echando cantidades de los distintos líquidos para enseñarles el concepto de densidad. Son pequeños, lo sabemos, pero para ellos será como realizar un experimento. Explícales que el aceite flota por encima del agua porque tiene una densidad más baja. Aunque te parezca pronto para un concepto abstracto aún para ellos, ¡irán preparándose para entenderlo más adelante!

5. ¿Flota o se hunde?
Otra propuesta científica muy divertida relacionada con la anterior. Toma un balde y llénalo de agua. Coge objetos cotidianos como madera, corcho, tapón de plástico, papel, una moneda, un clavo o un sacapuntas. Empieza a tirar algunos objetos al agua, pero pregunta a tus hijos primero qué creen que va a pasar, si creen que flotará o se hundirá. Les gustará comprobar si han ganado o perdido. Puedes aprovechar para contarles que las cosas flotan porque su peso es menor que el empuje y que las cosas se hunden porque su peso es mayor que el empuje.

6. Crear sellos con patatas
Necesitaréis patatas, témperas, un punzón y un cúter. Esta manualidad la tendrás que hacer tú porque intervienen objetos punzantes. Déjales a tus hijos la parte de estampar con pintura. Corta las patatas por la mitad y dibuja con el punzón una forma simple en la patata. Puede ser un corazón, una estrella o lo que queráis. Repasa el contorno con el cúter carvándolo en la patata. Retira el sobrante y tendréis el sello. Mójalo en pintura y estámpalo donde queráis.

7. Fabricar vuestra propia arena mágica
Seguro que has visto alguna vez la arena mágica. Es una arena que se vende para que los niños la modelen. Pero, ¿sabes que la podéis hacer vosotros mismos en casa? ¡Te contamos cómo! Solo necesitáis un vaso de arena fina, una cucharada de harina de maíz, un vaso de agua, una cucharadita de detergente líquido y colorante alimentario. Primero tenéis que mezclar la arena y la harina. Después debéis echar el agua y el detergente. Mezclad y amasad hasta que deis con la textura idónea. Añadid unas gotas del colorante del color que prefiráis y ¡listo para modelar!

8. Idear figuras con papel de seda
El papel de seda es un material que gusta mucho a los niños. Usad la creatividad para hacer formas con él. Por ejemplo, algo muy habitual es plegarlo como si fuera un abanico y fabricar unas alas para una mariposa. También podéis rasgarlo y hacer pequeñas bolitas e ir pegándolas en una cartulina sobre un dibujo que hayáis hecho previamente. La idea es hacer el relleno de los contornos con bolitas de papel de seda de distintos colores.

Retos educativos que los niños menores de seis años adorarán

retos educativos para niños

Como nuestro propósito es que la diversión no pare, ¡sigue leyendo el listado de actividades, retos y desafíos que hemos preparado para ti y para tu hijo!

9. Escribir vuestro nombre con agua
Para las épocas del año en las que el calor aprieta y las temperaturas no bajen de 35 grados, ¡tenemos la mejor de las ideas! Coged una pistola de agua o flus-flus, situaros frente a una pared y pídele al niño que escriba su nombre. Se secará enseguida, lo sabemos, pero será de los más divertido.

10. ¡A cocinar se ha dicho!
A tus hijos les encantará que cuentes con ellos para hacer el menú del día. Además, les estarás iniciando en el mundo de la cocina. Hay un montón de tareas que no son peligrosas como mezclar ingredientes, vigilar el horno o emplatar de forma creativa. Además, tardarás menos en preparar tus platos y ellos se sentirán orgullosos.

11. Limpiar el bosque o el parque de tu ciudad
Esta actividad para hacer fuera de casa ayuda a concienciar a tus hijos desde pequeños de la importancia de mantener limpio el entorno. Podéis dedicar un día del fin de semana a recoger restos de lo que se ha empezado a llamar 'basuraleza' o basura tirada en la naturaleza en entornos rurales o en la playa. Id provistos de guantes de nitrilo o látex y recoged todos los restos que veáis en el suelo. Metedlos en una bolsa y cuando hayáis terminado, tiradlos al contenedor correspondiente.

12. Hacer la voltereta lateral
La infancia está llena de hitos como el primer paso, el primer diente perdido, el primer día que aprenden a andar en bicicleta. No debe pasarse por alto el día en que un niño aprende a hacer una voltereta lateral. Con tu ayuda y un poco de entrenamiento, puedes hacer que dominen esta técnica en pocos días.

13. Mirar a las nubes
Una de las actividades más fáciles y económicas que puedes hacer con tus hijos es recostarte en el suelo mirando las nubes. Pídale a su hijo que te diga qué formas o criaturas ve en las nubes mientras pasan flotando. ¡Es posible que os sorprendáis de lo que se os ocurra! ¡Imaginación al poder!

14. Imitar movimientos en el espejo
Otro juego de actuación: siéntate frente a tu hijo y dile que estás jugando al espejo y que tiene que reflejar cada movimiento que hagas tú. Luego cambiad y sigue tú a tu retoño. Simple, cierto, pero de lo más adictivo.

15. Terminar la historia
Puede que hayas jugado a este juego cuando eras pequeño e ibas a campamentos de verano. Básicamente, una persona comienza una historia y luego la pasa a la siguiente persona, en este caso su hijo, para que la continúe. Así que podría decir: 'Érase una vez una rana verde que vivía en un estanque y tenía un mejor amigo llamado…'. Creativo, imaginativo e infinito, porque se puede mantener la historia durante días si lo deseas.

16. Pintar con los dedos de los pies
Siempre que pensamos en hacer un dibujo se nos viene a la cabeza pinturas, por supuesto, y las manos. Pero esta vez... ¡vamos a ir más lejos! Te proponemos que elijas un rotulador y te lo coloques entre los dedos de los pies. ¿Te animas a dejar rienda suelta a tu imaginación y a tu movilidad? ¿Qué saldrá de todo esto? ¡Seguro que algo muy chulo!

Puedes leer más artículos similares a 16 juegos educativos para hacer con niños menores de 6 años en casa, en la categoría de Actividades - planes en Guiainfantil.com.