La ingeniosa idea de un colegio para fomentar la lectura en los niños

Una escuela de Estados Unidos ha cambiado los snacks de sus máquinas de comida por libros ¡y ha ido un éxito!

María Machado

En vez de snacks, las máquinas de vending se han llenado de libros... Esta ha sido la ingeniosa idea de un colegio de Estados Unidos para fomentar la lectura en los niños. En vez de comer chocolatinas o inflarse a refrescos, a partir de ahora los alumnos del Umatilla Elementary School de Florida, podrán devorar libros siempre que quieran.

Una máquina de vending llena de libros para que los alumnos lean más

Una idea ingeniosa para fomentar la lectura entre los niños
Fotograma de ABC News

Los azúcares y grasas saturadas se han echado a un lado para dejar paso a las palabras, al conocimiento. De forma, que con esta estrategia, este colegio de primaria ha conseguido atacar dos problemas de una vez: rebajar el nivel de azúcar de la dieta de sus alumnos, un problema que preocupa a los padres de todo el mundo, e invitar a sus alumnos a que visiten el maravilloso mundo de la lectura.

Sin embargo, muchos se preguntarán... ¿estarán los niños dispuestos a gastarse el dinero de la paga que le dan sus padres en estos libros? Pues, ¡no tienen que pagar! Según ha contado la directora de esta escuela a CNN, cuando los niños se portan bien, ayudan a los demás, hacen sus deberes, toman buenas decisiones, etc. reciben lo que han llamado "Bulldog Bucks" (el bulldog es el emblema del colegio y 'bucks' es una manera cotidiana para nombrar a los dólares).

Cuando han reunido una pequeña cantidad, solo tienen que acudir al despacho de una de las orientadoras del centro que se los cambiará por monedas que pueden utilizar en la máquina de comida, ahora llena de libros. Los pequeños pueden elegir entre títulos de distintos temas y niveles que pueden llevarse a casa y compartir con su familia y amigos.

Se trata de una iniciativa incluida en la semana del alfabetismo que se celebra en Florida para impulsar la lectura en todo el estado. Y, por lo que cuentan en las redes sociales, ¡ha sido todo un éxito! Los niños recibieron con gran alegría el cambio en las máquinas de vending... ¿Qué crees que pasaría si lo probaran en tu colegio?

Otras ideas para fomentar la lectura en los niños

¡Qué importante es conseguir que los niños aprendan a apreciar un buen libro! Los que amamos la lectura sabemos que los libros son el mejor paraguas bajo el cual refugiarnos, la posibilidad de vivir otras vidas y la mejor invitación a descubrir nuevos universos. Aficionar a los niños a la lectura es la clave para estimular su imaginación, permitirles aprender vocabulario y ortografía, fomentar su curiosidad por lo que le rodea, ayudarles a ejercitar su capacidad de concentración... ¡Son muchos los beneficios de leer para los pequeños!

Por eso, además de esta ingeniosa máquina de comida llena de libros, te proponemos otras ideas con las que conseguiréis construir el hábito de lectura en los niños.

1. Divertirse y leer pueden ser sinónimos
Son muchos los juegos que te pueden ayudar a que tus hijos descubran que los libros pueden ser muy divertidos: inventar historias a partir de personajes de distintos cuentos, dibujar escenas de sus cuentos favoritos, organizar representaciones teatrales o de marionetas con historias que hayan leído... Haz que tus hijos comprendan que leer puede ser un juego muy divertido.  

2. Leed un cuento antes de dormir
Cada noche, dedica un tiempo antes de que los niños se duerman para leerles un cuento. Busca libros de temas que sepas que les van a gustar o proponles historias que les hagan reflexionar por su moraleja o enseñanza. Este hábito hará que cuando sean mayores también lean un rato antes de dormirse.

3. La lectura del colegio por un lado, y la de casa por otro
Muchas veces, los pequeños tienen que leer algunos libros de manera obligatoria para el colegio. En algunos casos, estos títulos no cuadran con los gustos de todos los niños, lo que puede hacer que le cojan un poco de manía a los libros. Por eso, es conveniente separar las lecturas escolares de los libros que leen por placer. Para ello, puedes animarles a que los lean en un lugar diferente de la casa. De esta forma, entenderán que no toda la lectura es una tarea escolar.

4. Llena tu casa de libros
Sabemos que los maestros del orden y el minimalismo se tirarán de los pelos al ver que te recomendamos llenar tu casa de libros pero... ¿qué es un bosque sin árboles? ¿qué es una nevera sin comida? ¿qué es una paella sin arroz? Si tus hijos están acostumbrados a estar entre libros, se sentirán más dispuestos a abrirlos y sumergirse en ellos. 

5. Llévales a la biblioteca
No hay un sitio más emocionante para un amante de la lectura que una biblioteca. Por eso, acostumbrar a tus hijos a ir de vez en cuando, hará que entren en contacto con más tipos distintos de libros... Quizá uno de tus pequeños descubra que le encanta la gemología por un libro que ha encontrado en la biblioteca. ¿O quizá le gustaría más leer sobre el cuerpo humano? Tus hijos esperarán con emoción la llegada del día que fijéis para ir a la biblioteca.

6. Da ejemplo
Si quieres que tus hijos, o que tus alumnos, lean deben ver que tú también lees. Háblale sobre el libro nuevo que has empezado, pídele que te acompañe a la biblioteca o a una librería para hacerte con tu siguiente título, poneos juntos a leer...

¿Qué haces tú en casa, o en el aula, para fomentar la lectura entre los niños?