Guía de consejos esenciales para poner límites a los niños de 4 años

Tus hijos necesitan normas y límites y esta es la mejor forma de establecerlos

Sara Tarrés
Sara Tarrés Psicóloga Infantil

Establecer normas y poner límites a los niños de 4 años es una de las funciones que como padres debemos seguir poniendo en práctica día tras día. Siempre con paciencia y desde el afecto y amor incondicional. Porque si algo necesita un niño más allá del amor de sus padres es saber hasta dónde puede llegar. Y es que fijar límites y hacer cumplir determinadas normas es, también, un modo de decir a nuestros hijos lo mucho que les queremos y cuánto nos importan. Por eso, a continuación te dejamos una guía de consejos esenciales que debes tener en cuenta.

Tu hijo de 4 años no es pequeño para seguir las normas

Cómo poner límites a los niños de 4 años

Aunque creas que con 4 años es aún demasiado pronto para empezar a instaurar un sistema de normas en casa y límites que no se deben sobrepasar, nada está más lejos de la realidad. Cuanto antes sepa qué es lo que puede o no hacer y qué consecuencias se derivan de sus actos, antes aprenderá a cuidar de sí mismo y a respetar los demás.

Y es que a esta edad, nuestros hijos se vuelven más autónomos y reclaman más libertad. Es una etapa en la que descubren nuevas posibilidades de acción no solo física también social. Entre los 4 y 5 años sigue en aumento la necesidad de autoafirmación de nuestros pequeños. Las rabietas son aún frecuentes debido a que les gusta mandar y que se haga lo que ellos quieren. Cosa que no siempre es posible y que deben aprender, a pesar de la rabia y frustración que les genera.

De modo que los límites y las normas a esta edad también les entrenan en el desarrollo de su inteligencia emocional poniendo en marcha una habilidad muy necesaria en etapas venideras: la tolerancia a la frustración.

10 consejos para poner límites a niños de 4 años

1. Piensa qué límites necesita tu hijo
Tómate un tiempo para pensar qué normas y límites son necesarios e imprescindibles en este momento. Te recomiendo seguir la máxima de menos es más, de modo que te aconsejo no exceder de 4-5 normas claras y coherentes con la edad de tu hijo. Por ejemplo, 'Cruzo la calle de la mano de mamá'.

2. Explica la norma con un lenguaje claro, adaptado a su edad y capacidad de comprensión
Ayúdate de dibujos o una tabla de incentivos, esto último motiva mucho a los niños de esta edad quienes suelen tener muchas ganas de hacer lo que se les propone.

3. Utiliza un lenguaje positivo
Esto supone explicar y escribir las normas evitando usar el 'NO'.

4. Sé consistente, no varíes de un día a otro
Aplica las normas que has decidido a pesar del cansancio, un mal día o porque tengas o vayas de visita.

5. Sé coherente, haz lo mismo que le pides a tus hijos
No pretendas que tus hijos no digan palabrotas si tu no dejas de decirlas delante de ellos, aunque sea solo mirando un partido de fútbol. Dar un buen ejemplo resulta imprescindible.

Los límites en los niños de 4 años

6. Sé flexible
La perfección no existe, ni en nosotros ni en ellos, de manera que muchas veces y más al principio tu hijo no podrá cumplir a la perfección alguna de las normas que habéis establecido. Está aprendiendo y como cualquier aprendizaje necesita su tiempo. De manera que intenta flexibilizar su cumplimiento si ves que lo está intentado pero no puede hacerlo solo. Por ejemplo, recoger todos sus juguetes un día que está muy cansado.

7. Evita ser autoritario
Un estilo autoritario acaba teniendo efectos muy negativos en el desarrollo emocional de los niños, quienes se vuelven más inseguros, mentirosos y faltos de autoestima.

8. Recompensa los progresos con elogios, besos y actividades placenteras
Un ejemplo puede ser leer un cuento más antes de acostarse, por ejemplo. Evita cualquier tipo de recompensa material que acaba convirtiéndose en un modo de chantajear al pequeño y pone en peligro la educación que pretendemos ofrecerle.

9. Aplica consecuencias naturales al incumplimiento de las normas o los límites infringidos
Para ello es necesario que nos tomemos también un tiempo para pensar cuáles van a ser las consecuencias que vamos aplicar, de lo contrario podemos caer en el error de la arbitrariedad y el tan usado 'te quedas sin …' como único modo de sanción de la conducta.

10. No te dejes llevar por la emoción del momento
Unido al punto anterior es muy fácil caer en el error de dejarnos llevar por el enfado del momento cuando nuestro hijo o hija se niega a cumplir una norma o ha sobrepasado todos los límites marcados. En estos casos solemos actuar impulsivamente aplicando castigos difíciles de cumplir o diciéndoles cosas de las que luego nos arrepentimos. De modo que intentemos mantener la calma y pensemos antes de actuar.

Esto además de ser lo correcto es de las mejores formas de enseñar a nuestros hijos una de las competencias básicas de la inteligencia emocional que deseamos que desarrolle: el autocontrol. De manera que intenta empatizar y mostrarte firme sin perder la cercanía que tu hijo necesita.

Guía con consejos de educación para padres de niños de 4 años

Por qué tu hijo necesita límites y normas

Un sistema de normas y límites bien definidos aportan a los niños de esta edad y de cualquier otra, sirve también para adolescentes y adultos, la sensación de seguridad, de confianza en aquello que están haciendo y la posibilidad de sentirse parte del grupo (sea familia, escuela, equipo deportivo o sociedad en general).

Un niño de 4 años necesita saber hasta dónde puede llegar, aprender qué puede hacer y qué no, porque es así como aprende las normas sociales que entre todos nos hemos dado para vivir mejor. Además, son necesarias para que aprendan a autorregularse, a entender que no todo es posible y que el mundo no gira a su alrededor.

En resumen, vivir en un entorno sin normas ni límites no es posible ni socialmente aceptable. Todos las necesitamos, tu pequeño de 4 años también para integrarse adecuadamente a cualquier medio en el que va a convivir con otros niños y adultos.

Puedes leer más artículos similares a Guía de consejos esenciales para poner límites a los niños de 4 años, en la categoría de Límites - Disciplina en Guiainfantil.com.