Educar con integridad a los niños para que sean buenas personas

12 meses 12 cualidades para que nuestros hijos aprendan valores: ¿qué significa ser íntegro?

Beatriz Martínez
Revisado por Matti Hemmi, Experto en autoliderazgo, el

¿Sabrías definir qué es la integridad? ¿Y sabrías cómo educar a tu hijo para que fuera un niño íntegro y coherente? Dentro de nuestro proyecto 12 meses 12 cualidades, nos centramos en qué podemos hacer los padres para educar con integridad a nuestros hijos para que sean buenas personas, honestas, sinceras y con valores morales.

Qué significa educar para y con integridad a los niños

Cómo educar con integridad a los niños

Cuando alguien nos dice que no somos personas íntegras significa que no hemos sido coherentes entre aquello que dijimos y lo que al final hemos mostrado con nuestros actos. Sabemos que cuando alguien no confía en nosotros es porque no nos dejamos ver como personas sinceras y eso, a la larga y también a la corta, nos puede perjudicar.

La integridad es una cualidad importante para el éxito real (el que realmente debemos inculcar a nuestros hijos e hijas). Se trata de una cualidad que debe darse en varias facetas de la vida. Es posible que, lograr que los niños sean íntegros es más complejo de lo que parece, pues se trata de un concepto que es complicado de comprender. Sin embargo, lo pueden ir interiorizando desde la más tierna infancia.

Y es precisamente esa unión entre la integridad física y la mental, nuestras ideas y deseos, nuestros objetivos y emociones lo que nos va a permitir ser coherentes con nuestros pensamientos y acciones.

El éxito real es sinónimo de aprender a mantener la integridad y la coherencia y nuestra misión como padres, una de tantas, es la de acompañar a los hijos para que crezcan siendo coherentes, íntegros, sinceros y leales.

Educar en valores a los niños para que sean buenas personas

Valores para que los niños sean buenas personas

Enseñar a nuestros hijos los valores de la integridad y la coherencia es importante no solo para que tengan éxito en la vida, sino para que aprendan a ser responsables, buenas personas y mejores ciudadanos. La integridad física, el instinto mental, emocional y también la integridad espiritual son los planos que debemos tener siempre presentes.

Y es que cuando ayudamos a nuestros hijos a mantener su integridad y coherencia resulta mucho más fácil hacerles entender que es importante y necesario hacer lo que decimos y cumplir con nuestras promesas, también las que nos hacemos a nosotros mismos.

Si queremos que nuestros niños sean personas íntegras y se preparen para lo que quieren hacer podemos hacer mucho por ayudarles, también a que sean honestos consigo mismos. A continuación te ofrecemos algunos consejos que te serán de gran utilidad.

Cómo enseñar a tus hijos a ser íntegros y coherentes

Que los niños sean íntegros y coherentes

- Cuando prometas o digas una cosa cúmplela; es el mejor modo de que tus hijos aprendan lo valioso que es ser fieles a nuestra palabra. Y, cuando no te sea posible llevar a cabo aquello que dijiste, explica el porqué, la razón de ese cambio y no dudes en ofrecer alternativas o soluciones alcanzables.

- Permite que tus hijos experimenten, creen, tomen sus propias decisiones, cometan errores y aprendan de ellos.

- Cuando digan, por ejemplo, que van a recoger su habitación, y luego no lo hagan, no saques a relucir los castigos o las consecuencias negativas ya que el mensaje que les estás mandando no es el adecuado. En su lugar hazles ver dónde está su responsabilidad y su interés por hacer las cosas de forma correcta.

- El ejemplo de integridad y coherencia ha de estar primero de todo en la familia, empezando por tu propio ejemplo, pero también en el entorno más cercano de tu hijo. Los cuentos cortos y los vídeos educativos pueden ser de gran utilidad como ejemplo para distinguir lo que está bien de lo que no lo está.

- Habla con tu hijo siempre que sea posible, cuéntale tus cosas y cómo te ha ido el día y muestra interés por sus gustos y aficiones sean las que sean en este momento, por sus metas en la vida y sus sueños y explícale que para alcanzar aquello que se proponga, ahora y el día de mañana, valores que se aprenden desde pequeño como son el esfuerzo, la honestidad, la coherencia y la sinceridad son el eje sobre el que todo debe girar.

- Trabaja en la sana autoestima de tu hijo, en la confianza en sí mismo. Enséñale a que tenga valores y a que sepa decir 'no' cuando así lo crea necesario. Y es que no dejarse arrastrar por la corriente, sobre todo cuando se acercan a la adolescencia, y desarrollar un pensamiento propio crítico también es ejemplo de coherencia e integridad física, mental y espiritual.

- Reconoce sus buenas acciones, cuando se comporta de forma íntegra, valora su esfuerzo, respeta sus capacidades y sus límites y no le compares con nadie. Se pueden poner límites y ser flexible al mismo tiempo.

- Y, por último, que no menos importante, muestra a tus niños tu amor y apoyo incondicional, bríndales tiempo de calidad, sé consciente de sus propias necesidades y evita el sentimiento de culpa y los enfrentamientos que nada suman y mucho restan.

Puedes leer más artículos similares a Educar con integridad a los niños para que sean buenas personas, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: