El alarmante dato de embarazadas menores de 25 años con ansiedad y depresión

Aprende a gestionar la ansiedad y los nervios que aparecen durante el embarazo

María Machado

Nervios, alegría, ansiedad, tristeza, euforia… Los cambios emocionales son comunes durante el embarazo debido a la alteración hormonal, pero también al momento tan especial por el que se está atravesando y la gran aventura que espera tras los nueve meses de gestación. ¿A qué edad una mujer está preparada para enfrentarse a todo ello?

Son muchos los estudios que han tratado de dar con la edad perfecta para concebir. Nos ha llamado la atención una investigación reciente que ha dado la voz de alarma: dos tercios de las mujeres embarazadas menores de 25 años presentan signos de padecer desórdenes mentales como la ansiedad o la depresión.

Ansiedad y depresión en las embarazadas con menos de 25 años

Depresión y ansiedad en las embarazadas menores de 25 años

Según este estudio, llevado a cabo por King’s College London y publicado en British Journal of Psychiatry Open, el 67% de las mujeres entre 16 y 24 años que están gestando un bebé mostraron señales de padecer en distintos grados algún tipo de desorden mental. Estos datos son elevadísimos si tenemos en cuenta los arrojados por las futuras madres mayores de 25 años: solamente se detectaron estas señales en el 20% de las mujeres, es decir, una de cada cinco.

Para llegar a estos datos, se contó con la participación de 575 mujeres de Londres, de las que un 10% eran menores de 25 años. Se debe tener en cuenta que las embarazadas más jóvenes tienen más posibilidades de contar con alguna otra condición que las convierte en más vulnerables, por ejemplo, no tener pareja o no tener un trabajo.

Si bien los investigadores aseguran que hay que tener cuidado al extrapolar las proporciones a otros lugares, las cifras no pueden pasar desapercibidas ya que resultan chocantes. Existen distintos organismos y servicios que se ocupan de ayudar a las adolescentes embarazadas, sin embargo, este estudio demuestra que a pesar de haber superado la adolescencia, las mujeres más jóvenes siguen necesitando asistencia psicológica durante la gestación.

Cómo gestionar la ansiedad antes del embarazo

Según un estudio realizado por la Universidad de Granada, el estrés que sufren las embarazadas afecta al desarrollo del bebé que está dentro de la barriga, sobre todo en los primeros meses de gestación. El responsable de todo ello es el cortisol, la hormona del estrés. Al ser la madre quien la segrega, impide que el bebé libere la hormona de manera normal, lo que afecta a la maduración de sus pulmones. A menudo, para subsanar este problema, se tiene que administrar corticoides a la madre.

Para evitar los problemas que tu estrés pudiera ocasionar a tu bebé, te recomendamos que aprendas a gestionar la ansiedad durante el embarazo. Se trata de un momento en el que ocurren muchos cambios en tu vida y son muchas las cosas que debes tener en cuenta. Por ello, las circunstancias irremediablemente te producen nervios. Lo importante es saber controlarlos y gestionar la ansiedad. A continuación hemos recogido algunos consejos que debes tener en cuenta.

1. Anticípate
Trata de evitar en la medida de lo posible las situaciones que sepas que te van a generar ansiedad o estrés. Por ejemplo, si sabes que conducir te pone demasiado nerviosa, intenta coger transporte público.

2. Habla con tu matrona
A menudo, la ansiedad puede deberse a todas las preocupaciones que nos rondan la cabeza: ¿Estará bien el bebé? ¿La posición en la que duermo le estará haciendo daño? ¿Será normal este dolor? Una manera muy sencilla de acabar con todas estas dudas y quedarte más tranquila es pedir cita con tu matrona.

3. Tu familia te puede echar una mano
Cuenta a tu familia o a algún amigo de confianza cómo te sientes. Compartir tus emociones te ayudará a entenderlas, algo fundamental para saber cómo gestionarlas. Ellos te podrán a sentirte mejor, pero también a hacer compras, a preparar la habitación para el bebé, etc.

4. Aprende técnicas de relajación
Cuando notes que te estás dejando llevar por la ansiedad, realiza alguna técnica de relajación que te ayude a sosegarte. Trata de respirar pausadamente, sentir todo tu cuerpo, dejar la mente en blanco…

5. Cambia la manera en la que te hablas a ti misma
Vigila tu lenguaje hacia ti misma y trata de que sea un poco más positivo. Desbanca de tu vocabulario expresiones como ‘no puedo’, ‘es por mi culpa’, ‘soy inútil’ y sustitúyelas por otras más positivas como ‘lo seguiré intentando’, ‘tomaré medidas para que no se repita’ o ‘continuaré mejorando’.

6. Aléjate de las personas tóxicas
Ahora mismo, los importantes sois tú y tu bebé, por lo que cualquier persona o cosa que os aleje de vuestro bienestar debe desaparecer de tu vida. Acaba con todas las relaciones tóxicas que tienes en tu vida que no te aportan nada más que sufrimientos.

7. Descansa
Uno de los síntomas más comunes durante el embarazo es la fatiga. Y cuando estamos cansadas tendemos a ser más irritables. Así que… ¡descansa! No cedas tiempo de sueño a ver la televisión, jugar con el móvil…

Si notas que la ansiedad y el estrés te controla a ti, en lugar de controlarles tú a ellos, te recomendamos que vayas a un especialista. Te podrá dar las claves para sentirte mejor y disfrutar más de tu embarazo.