El peligro para la salud mujer de comer patés en el embarazo

Una de las toxiinfecciones alimentarias más peligrosas durante el embarazo es la listeriosis

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

Durante el embarazo son numerosísimas las precauciones y limitaciones que la mujer tiene que hacer con su dieta, lo cual puede hacer la comida poco llevadera, eso sin olvidar las frecuentes nauseas, vómitos y aversiones que el embarazo conlleva. Muchas de las recomendaciones han pasado de madres a hijas durante generaciones sin tener base científica que las apoye. Otras, por el contrario, se basan en los posibles daños que el consumo de ciertas sustancias puedan inferir tanto en la madre como en el feto, ya sea en su crecimiento y desarrollo o en la llegada a término del embarazo. En este artículo vamos a hablar del peligro para la salud de la mujer de comer patés en el embarazo. 

Por qué el paté puede ser un peligro en el embarazo 

patés, listeriosis y embarazo

Durante los nueve meses de gestación se recomienda no consumir productos crudos como carnes, pescados o huevos, y lavar exhaustivamente las verduras y frutas que vayan a consumirse sin cocinar, debido a las posibles toxiinfecciones alimentarias que puedan causar.

Una de las toxiinfecciones alimentarias más peligrosas durante el embarazo es la listeriosis, causada por una bacteria llamada Listeria monocytogenes, y uno de los alimentos que se relaciona con esta toxiinfección es el paté.

El paté es una pasta untable que se elabora con hígado y grasa y se adereza con vino, licor y/o diferentes especias y hierbas aromáticas. Además, existen versiones vegetales, en las que la pasta se elabora a base de verdura en crudo aderezada de una manera similar.

Al elaborarse con verduras en crudo, estas pastas vegetales acarrean los mismos riesgos que la verdura cruda, con la desventaja de que no pueden lavarse, por lo que no son recomendables durante el embarazo. Sin embargo, existen otras razones por las que el paté, tanto de origen animal como vegetal, debe evitarse desde que descubrimos el positivo en el test de embarazo.

- Los patés tienen mucha grasa de origen animal
Dicho contenido en ácidos grasos saturados y colesterol no es nada recomendable en la dieta de la embarazada.

- Los patés elaborados a base de hígado son aun mas peligrosos
El hígado es el órgano del cuerpo encargado de filtrar y retener las toxinas que la sangre pueda llevar, por lo que, en el hígado de cualquier animal, estarán acumuladas no solo las toxinas sino cualquier compuesto químico que hayan ingerido (antibióticos, hormonas, plaguicidas, fertilizantes…). Evidentemente, la procedencia del animal es clave para la limpieza de su hígado, y no todos los animales están expuestos a compuestos químicos.

El hígado es una increíble fuente de retinol (vitamina A), que, si bien podría ser recomendable en algunos casos, durante el embarazo puede poner en riesgo la vida del feto y aumentar el índice de malformaciones. Consumir retinol en  exceso en las semanas previas o durante las primeras semanas de embarazo puede afectar a la formación del cráneo y el cerebro del feto, además de a su sistema cardiovascular. Por el contrario, al ingerir un exceso de retinol pasado el primer trimestre, las malformaciones se centran en las extremidades y en el sistema reproductivo y renal del feto.

- Los patés se han relacionado con brotes de listeriosis
Además del posible riesgo frente a enfermedades que el embarazo supone, ya que el sistema inmune y las defensas naturales del organismo se encuentran debilitadas, el contacto con Listeria monocytogenes supone una gravedad extrema para el feto. La listeriosis presenta una sintomatología gripal que dificulta su diagnóstico, además de que los síntomas pueden no aparecer de inmediato.

Sin embargo, y aunque la listeriosis no presenta serios problemas en adultos sanos, las complicaciones para el feto pueden variar desde la inducción a un parto prematuro hasta el aborto espontaneo y la muerte fetal, dependiendo del trimestre en que se contraiga la infección. Además, es uno de los agentes causantes de meningitis más frecuente en recién nacidos, y su pronóstico no siempre es favorable. En la madre, y aunque los síntomas pueden ser leves, hay riesgo elevado de meningitis bacteriana, una complicación en ocasiones mortal de la listeriosis.

Aunque el riesgo de listeriosis por consumo de patés no es excesivo, las complicaciones en caso de que el paté esté contaminado con Listeria monocytogenes pueden ser mortales para el feto, por lo que es preferible evitar cualquier alimento que se relacione con esta bacteria.