7 alimentos prohibidos si quieres quedarte embarazada

Calculadoras para concebir un niño o una niña

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

Aunque la decisión de quedarse embarazada y formar una familia es únicamente de la pareja, las circunstancias que los rodean, el estrés laboral, su estado de salud o la edad se convierten en factores que de manera indirecta afectan al cuando e, incluso deciden, si seremos o no padres. ¿Quieres saber cómo influye la alimentación en la concepción de un bebé? Revisa tu dieta y toma nota de los alimentos prohibidos si quieres quedarte embarazada. 

Si quieres quedarte embarazada, ¡olvídate de estos alimentos!

alimentos prohibidos si quieres quedarte embarazada

Los problemas en la fertilidad femenina han aumentado de manera drástica durante este último siglo. Uno de los principales motivos de este incremento de la infertilidad radica en el aumento de la edad de la mujer a la hora de concebir, aunque no es el único. En el caso de los hombres, la calidad del esperma también se ha visto afectada por su edad, problemas de sobrepeso e, incluso, por el estrés.

Evidentemente, una dieta sana y equilibrada es vital para el buen funcionamiento del organismo y ese es el primer paso para conseguir el embarazo, pero también existen alimentos que pueden interferir de alguna manera en la fertilidad, tanto femenina como masculina.

1. Ácidos grasos trans y saturados
Estas grasas, así como el colesterol, afectan al sistema circulatorio y a la salud cardiovascular. Cuando la circulación es pobre, disminuye el flujo de nutrientes hacia el aparato reproductor (en la distribución de nutrientes en el organismo hay otros órganos vitales más importantes que el aparato reproductor), lo cual afecta al funcionamiento del mismo, pudiéndose alterar el ciclo menstrual.

2. Pescados con mercurio
El mercurio es un mineral que se acumula en el organismo y que afecta al desarrollo del sistema nervioso del feto. Lamentablemente, el cerebro y el sistema nervioso del feto se forman antes incluso de que la mujer sepa que está embarazada por lo que, aunque no afecta directamente la fertilidad, evitar los pescados ricos en mercurio, como el pez espada, ayuda a la progresión del embarazo y a la salud del feto.

3. Lácteos bajos en grasas
En la parte grasa de los productos lácteos pueden encontrarse andrógenos (hormonas masculinas) que permanecen al retirar la grasa, aumentando su biodisponibilidad. Lamentablemente estos andrógenos pueden afectar al organismo femenino, alterando el ciclo menstrual e, incluso, incrementando la producción de andrógenos in situ.

4. Alimentos de alto índice glucémico
Galletas, cereales de desayuno, bollería industrial y las grasas trans y saturadas contienen, al igual que los zumos industriales y los refrescos, cantidades de azúcares simples (carbohidratos sencillos) que aumentan el azúcar en sangre. Este aumento de azúcar en sangre se relaciona con un aumento en la inflamación, una alteración de las hormonas y, sobre todo, puede impedir la ovulación.

5. Alcohol
El consumo de alcohol es uno de los mayores enemigos de la fertilidad, tanto masculina como femenina. El alcohol interfiere con las vitaminas del grupo B, el grupo más importantes para la concepción y para asegurar una buena calidad y movilidad del esperma. Concretamente, el hipotálamo se encarga de liberar hormonas relacionadas con la sexualidad y es extremadamente sensible a la deficiencia en las vitaminas del grupo B, siendo el ácido fólico en particular la que más afectada se ve por el consumo de alcohol, y la más esencial para conseguir el embarazo.

6. Cítricos
El exceso de vitamina C podría ser perjudicial para la fertilidad femenina, ya que altera el moco cervical. Los cítricos, al igual que el tomate o el kiwi, al ser ricos en vitamina C, no deben consumirse en exceso si se busca un embarazo. Sin embargo, no deben evitarse por completo ya que ayudan a la absorción del hierro de origen vegetal y, curiosamente, este hierro no hemo (lentejas, espinacas…) parece más beneficioso para la fertilidad que el procedente de alimentos de origen animal como las carnes rojas.

7. Quelantes naturales de hierro
Niveles bajos de hierro se han relacionado con infertilidad, y los quelantes naturales se caracterizan por impedir la absorción de este mineral. Los oxalatos (verduras de hoja verde como espinacas y acelgas), los taninos (caqui, manzanas verdes o plátanos sin madurar) o los fitatos (soja o salvado de trigo) secuestran y atrapan el hierro disminuyendo su biodisponibilidad. El exceso de fibra puede tener este mismo efecto, por lo que no conviene superar la cantidad diaria recomendada. Mantener los niveles apropiados de hierro, además, puede disminuir el riesgo de un aborto espontáneo.

Conoce las calculadoras para quedarte embarazada 

calculadora para quedarse embarazada

Además de seguir todo estos consejos respecto a la alimentación, a la hora de querer concebir un bebé es importante que la mujer conozca sus días fértiles, es decir, los días en los que es más fácil quedarse embarazada. 

Este tipo de calculadoras está indicada para las mujeres que tienen dificultades para gestar un bebé y para aquellas que tienen periodos irregulares de regla y no pueden saber a ciencia cierta cuál es su periodo de ovulación. Para ello, coge una agenda o mejor un calendario y apunta los días en los que estás ovulando (en algunas mujeres los síntomas físicos con evidentes: más flujo vaginal, hinchazón abdominal, aumento del deseo sexual, antojos relacionados con la alimentación, manchado leve...) 

Normalmente, transcurren 14 días desde el día en que ovulas, es decir tus días fértiles, hasta la fecha de tu siguiente regla. Por lo tanto, si restas 14 días al número total de días de tu ciclo, puedes calcular el día aproximado en que ovulas, comenzando a contar desde el primer día de la menstruación. 

Existe, además, una forma de calcular los días fértiles para quedar embarazada de una niña. ¿Has oído hablar del método Shettles? Consiste en tener relaciones con tu pareja entre 3 y 5 días antes de la ovulación y después abstenerse hasta pasado este periodo. En el caso de hacerlo, un espermatozoide masculino (el sexo del bebé lo decide el hombre) podría fecundar un óvulo. 

Pero si a ti lo que te hace realmente ilusión es tener un varón, ¡también tenemos un pequeño truco que puedes emplear! Mantener encuentros sexuales el mismo día de la ovulación o, en su defecto, el día anterior, es decir, en este caso tienes 24 horas para intentarlo.

Puedes leer más artículos similares a 7 alimentos prohibidos si quieres quedarte embarazada, en la categoría de Quedar embarazada en Guiainfantil.com.