Qué siente el bebé en la tripa de la embarazada cuando la mamá come

Conocer el proceso del bebé mientras se encuentra en el vientre de la mujer es toda una maravilla

Marco A. Rodríguez Saldivar

Estar embarazada es un cambio enorme y muy bello en las mujeres, por lo que es muy importante mantener los cuidados esenciales para el bebé y ella misma. Uno de estos cuidados incluye la alimentación, ya que es una base fundamental para el desarrollo del bebé. Sin embargo, una pregunta muy común es: ¿qué siente el bebé cuando la madre ingiere los alimentos? ¿Él puede percibir los sabores y olores? Indaguemos un poco más en esta cuestión y así conocer qué es lo que siente el bebé cuando la madre come.

¿Qué siente el bebé en el útero materno cuando la madre come?

cuando la embarazada come, qué siente el bebé

Actualmente se no se sabe exactamente qué siente el bebé en el útero materno. La alimentación es uno de los eventos más importantes tanto para la madre como para el feto, ya que se crea una conexión entre lo que la madre piensa y el feto siente.

Para comprender un poco más este tema es importante saber que el líquido amniótico actúa como elemento de vinculación entre la vida intrauterina y la leche en la vida postnatal. Las sensaciones generadas en el feto son el resultado de lo que huele y degusta en el líquido amniótico, según los alimentos y sustancias que consume la madre, y que serán los que también impregnarán la leche materna. Estas sensaciones tienen efectos en la frecuencia cardiaca y en los movimientos fetales.

Una vez que el feto suma las semanas de vida, sus sentidos comienzan a madurar, lo que le permite poder percibir los olores y sabores. A pesar de no saber al 100% lo que el bebé percibe mientras está en el vientre de la madre, se sabe que al nacer él ya tiene los cinco sentidos desarrollados, por lo que se entiende que estos fueron desarrollados al estar dentro del vientre.

A partir del segundo mes de desarrollo, cuando su boca está completamente formada, se puede observar que chupetea o succiona con atención y constantemente, además de tragar el líquido amniótico (fluido líquido que rodea al embrión). Después de un mes tomando en cuenta los dos meses anteriores, parece ser que el sentido del gusto está muy desarrollado, por lo que si percibe un sabor dulce en el líquido amniótico, deglute de forma acelerada y si, por el contrario, lo que siente es amargo, deja de hacerlo. Dependiendo de las sustancias que contenga el líquido, será el resultado de las sensaciones que el bebé perciba.

[Leer más: Educar el paladar del bebé desde que está en el útero materno]

Además del sabor, el olfato también es un sentido importante para la supervivencia del bebé. Al igual que en el proceso mencionado anteriormente del sabor, también se familiariza con los olores que proceden de los alimentos que consume la madre. El olfato es lo que le permite encontrar el pecho materno.

Lo que puede percibir el bebé cuando está en la tripa de mamá

el bebé en la tripa de mamá

La placenta que se encuentra unida a la pared del útero crea una especie de estructura que se encarga de eliminar los residuos de la sangre y compartir al bebé el oxígeno y los nutrientes.

Un mes después de la concepción, comienza a desarrollarse el cordón umbilical, el cual sale de la placenta. Este cordón se forma por tres conductos, una vena que conduce la sangre de la madre al bebé y dos arterias que transportan la sangre del bebé a la placenta. La vena que lleva la sangre de la mamá se encarga de mandarla con nutrientes, alimento y oxígeno que son depurados por la placenta antes de llegar. Posterior a este proceso, las arterias se encargan de regresar la sangre con los desechos del bebé para depurarlos y eliminarlos.

En la vida intrauterina, el feto está inmerso no solo en líquido amniótico sino también en un 'recipiente emocional' que será afectado por diversos estímulos como los luminosos, auditivos, tacto, movimiento, gusto y olfato. Por ejemplo, tu retoño percibe y reacciona a estímulos luminosos y lo hace cerrando los ojos y con cambios en su conducta.

A las ocho semanas de gestación los receptores cutáneos, al ser estimulados, desencadenan movimientos reflejos en el feto. A partir de la doceava semana se observan papilas gustativas en la punta, bordes laterales y parte posterior de la lengua (las papilas van aumentando en número hasta el nacimiento). Se piensa que puede percibir estímulos gustativos desde la treceava semana gestacional.

En la semana 21 de gestación el sistema de percepción de movimiento por el cerebro y el sistema vestibular es ya funcional y detectan los movimientos angulares o rotaciones de la cabeza. A partir de la semana 24 de gestación, responde a varios estímulos auditivos como el pulso de la madre,  el latido de su corazón, la voz de la mujer y ciertos ruidos exteriores como la voz de papá. Se cree que ya responde a una variedad de sonidos a partir de las 34 semanas, debido al mayor desarrollo del sistema auditivo. El tono de voz, el ritmo y la entonación del habla son factores que indican imperceptiblemente el estado emocional de las personas.

Hacia el final del embarazo se establece en el feto una suerte de ciclo circadiano rudimentario, en el que habrá mayor actividad motriz durante el día que en la noche.

Puedes leer más artículos similares a Qué siente el bebé en la tripa de la embarazada cuando la mamá come, en la categoría de Etapas del embarazo en Guiainfantil.com.