Los dolores de las articulaciones de la mujer durante el embarazo

9 consejos para mejorar o evitar estas molestias durante los nueve meses de gestación

Norma Álvarez González
Norma Álvarez González Obstetra-ginecóloga

El embarazo produce una serie de síntomas y malestares en la mujer que hace que su día a día se pueda llegar a complicar. También puede pasar que se puedan exacerbar esas molestias si ya estaban presentes antes de quedar embarazada. Por ejemplo, con el embarazo existe un aumento de la carga física que deben soportar las articulaciones, por lo que en la medida que el embarazo progresa y el peso corporal se incrementa y aumenta dolor en las articulaciones. ¿Cuáles son los dolores de las articulaciones de la mujer durante el embarazo más comunes? ¿Cómo evitarlos o, al menos, mitigarlos? ¡Vamos a verlo en detalle!

Por qué aparecen dolores articulares en el embarazo

la aparición de dolores articulares en el embarazo

En la embarazada ocurren ciertos cambios que pueden explicar la aparición de estos dolores articulares:

- Los ligamentos de las articulaciones se tornan más laxos debido a la acción hormonal de los estrógenos y la relaxina.

- Se presenta un cambio postural, ya que la mayor parte del peso que gana la embarazada se concentra en la parte inferior de la pelvis y del abdomen. La mujer tiende a inclinar el cuerpo hacia adelante, lo que se compensa llevando hacia atrás la espalda para restaurar su centro de gravedad. Esta circunstancia lleva a un aumento de la lordosis (la curvatura) de la columna lumbar.

- Retención de líquidos. En la embarazada el agua corporal aumenta aproximadamente 8,5 litros por efecto de la progesterona y otras hormonas como la antidiurética. Esto hace que el tejido conectivo, especialmente de la columna vertebral y pelvis, se sobrehidrate y que las articulaciones se vuelvan más laxas y, por tanto, aparezca el dolor.

- Obesidad o sobrepeso conlleva a un aumento aun mayor de la carga física que deben soportar las articulaciones.

No hay que olvidar, también que, la gravedad del dolor articular depende también de la predisposición genética.

Dolores articulares más frecuentes en el embarazo

dolores articulares más frecuentes en el embarazo

De alguna manera u otra, la gran mayoría de las embarazadas tienen alguna molestia en su estructura corporal. ¿Quieres conocer cuáles son las más comunes?

- Lumbago
Aproximadamente el 50 % de las embarazadas sufren de dolor de espalda bajo o lumbago, sobre todo si ha habido lumbago previo al embarazo, multiparidad y sobrecarga de trabajo muscular. El lumbago se presenta alrededor de la semana 18 de embarazo y la máxima intensidad se observa entre la semana 24 y 36.

Se caracteriza porque se agrava con la actividad física y lo alivia el reposo estando acostada o sentada. Es persistente y de intensidad moderada, puede irradiarse a los muslos, a los glúteos o el área sacro ilíaca. En estos casos la prevención es fundamental, realizando una adecuada preparación física previa al embarazo, sobre todo si hay antecedentes.

Si ya estás embarazada, una vez que el dolor agudo cede, se recomienda un programa de ejercicios para mejorar la fuerza muscular y evitar recurrencias, evitar subir escaleras y disminuir el rango de movimiento de las caderas o la espalda. Y un último consejo: el uso de soporte pélvico no elástico reduce el dolor.

- Pubalgia
Se caracteriza por dolor pélvico muy intenso a nivel de la sínfisis del pubis, que aumenta su intensidad con los cambios posturales, se agrava con embarazos subsecuentes y puede persistir por años. La ruptura de esta articulación puede ocurrir, aunque es muy rara, y provocaría dolor muy intenso. Si la separación es menor de un centímetro, el tratamiento es con reposo, colocación de hielo a nivel de la sínfisis del pubis y también ayuda la infiltración de anestésicos locales; si es mayor a un centímetro, el manejo es conjuntamente con el ortopedista.

- Síndrome de túnel carpiano
La retención de líquidos causa compresión del nervio mediano a nivel de la articulación de la muñeca, lo que origina el dolor, sensación de pinchazos y adormecimiento en los dedos de la mano: pulgar, índice, medio y parte del anular.

El tratamiento de elección es el uso de férulas en el dorso de la mano, ya que mantienen la muñeca en posición neutra y se produce un alivio importante; también se recomienda llevar una dieta restringida en sal. Generalmente no se aconseja el tratamiento quirúrgico durante el embarazo, aunque sea muy sintomático, ya que en un alto porcentaje hay resolución espontánea después del parto.

- Artritis
Engloba un sinnúmero de enfermedades y se caracteriza por dolor, rigidez e inflamación dentro y alrededor de las articulaciones. Las más frecuentes son la artritis reumatoide, el lupus, la fibromialgia y la gota. Algunas embarazadas pueden sentir que su artritis empeora durante el embarazo y otras pueden experimentar síntomas menos graves, por lo que su control y manejo dependerá del grado de acentuación de la sintomatología.

Cómo evitar dolores en las articulaciones durante el embarazo

mejorar dolores de la articulaciones en el embarazo

En general la embarazada puede mejorar o evitar estos dolores de las articulaciones siguiendo las siguientes recomendaciones:

- Ejercicio de bajo impacto para mejorar el rango de movimiento. Se recomienda, si no hay contraindicación, caminar o nadar.

- Terapia calor-frío: colocar compresas húmedas calientes en las articulaciones seguido de bolsas de hielo envueltas en una toalla.

- Masaje: mejora la rigidez de las articulaciones.

- Sesiones de acupuntura: ayuda a aliviar el dolor en las articulaciones. Según explican en el informe 'Lumbalgia en el embarazo: abordaje para el médico general', elaborado por Daniela Sequeira Calderón, Gerardino Sánchez Lydna, Daniel Francisco Sandoval Loría, Jose Alfredo Murillo Saviano y Ellen Sylvie Sánchez Más, 'la acupuntura es una terapia complementaria viable durante el embarazo. En estudio publicado por Kvorning et al, se analizó el uso de acupuntura en un grupo de pacientes embarazadas con dolor lumbar, observando un 60% de disminución de la sintomatología y sin detectar efectos adversos de la técnica'.

[Leer más: cómo la acupuntura te puede ayudar a quedar embarazada]

- Férulas: para ayudar a aliviar el dolor en caso de síndrome de túnel carpiano.

- Alimentación rica en omega 3: incluye en tu alimentación el consumo de pescado como salmón, atún o puedes tomar un suplemento.

- Disminución de la ingesta de sal en la dieta diaria.

- Uso de calzado adecuado: no se recomienda uso de tacones altos.

- Descanso: no permanecer largos periodos de pie ni sentada, procurar realizar ejercicios de relajación.

Ante cualquier duda siempre consulta tu obstetra o tu matrona. 

Puedes leer más artículos similares a Los dolores de las articulaciones de la mujer durante el embarazo, en la categoría de Enfermedades - molestias en Guiainfantil.com.