Riesgos y diagnóstico de la trombofilia en el embarazo de una mujer

Complicaciones del embarazo pueden generar más riesgo de que la mujer tenga este trastorno de coagulación

Norma Álvarez González
Norma Álvarez González Obstetra-ginecóloga

Cuando hablamos de trombofilia estamos hablando de un grupo de enfermedades en las que hay una tendencia anormal a la trombosis, es decir, una mayor facilidad para formar coágulos, para formar trombos en la sangre, obstruyendo el adecuado flujo sanguíneo tanto arterial como venoso. La enfermedad trombo embólica puede ocurrir en un 10-15 % de la población general, pero también durante el embarazo. Estos son los riesgos y diagnóstico de la trombofilia en el embarazo de una mujer.

Riesgos en el embarazo en mujeres con trombofilia

trombofilia en el embarazo

El embarazo es un estado pro coagulante por efecto hormonal,  por lo que las embarazadas que presentan trombofilia tienen aumentado el riesgo de presentar enfermedades trombo embolicas como:trombo embolismo pulmonar, trombosis venosa profunda (miembros inferiores), trombosis arterial (accidente cerebro vascular), tanto en el período del embarazo como en el puerperio.

También tienen  mayor riesgo de presentar aborto recurrente, parto prematuro, pre eclampsia, restricción del crecimiento intrauterino e, incluso, muerte fetal in útero. Es importante destacar que esto no significa que todas las mujeres con trombofilia van a desarrollar trombosis o complicaciones en el embarazo, ya que la mitad de las pacientes con trombofilia cursan el embarazo sin problemas.

Qué puede causar las trombofilias durante la gestación

Podemos hacer una clasificación en hereditarias y adquiridas:

- Hereditarias
Están asociadas a mutaciones de genes, los cuales producen alteraciones en el sistema de coagulación o del sistema fibrinolitico, dando como resultado un aumento o predisposición a formar coágulos. Las mujeres que presentan mayor riesgo de trombosis en el parto y puerperio son aquellas que tienen déficit de Antitrombina III, resistencia de proteína C activada, déficit de proteína C y falta de proteína S.

Cuando se presenta una trombofilia hereditaria se aconseja el estudio familiar para confirmar el origen genético de la alteración y además de tomar medidas preventivas ante la exposición a factores de riesgo como son el embarazo, puerperio, la toma de anticonceptivos orales, etc.

- Adquiridas
Están representadas por el síndrome de anticuerpos anti fosfolípidos (SAAF). Es un trastorno autoinmune en el cual el sistema inmunológico no reconoce partes del cuerpo como propias y las ataca, y de esta manera desencadena la formación de trombos arteriales o venosos o complicaciones obstétricas. Este trastorno se puede presentar en cualquier momento de la vida inclusive después de embarazos previos normales.

Criterios clínicos y de laboratorio que confirman trombofilia en el embarazo

pruebas para detectar la trombofilia

Cuando las causas de la trombofilias en el gestación se deben a razones adquiridas, hay que realizar una serie de pruebas y establecer un criterio clínico y uno de laboratorio positivo confirmados en dos ocasiones, con al menos 12 semanas de diferencia. Los criterios clínicos serían:

- Trombosis vascular
Uno o más episodios clínicos de trombosis arterial, venosa o de pequeños vasos, en cualquier órgano o tejido.

- Complicaciones obstétricas
Una o más muertes inexplicadas de fetos normales de más de 10 semanas de embarazo, con morfología fetal normal visualizada por ecografía o por examen directo del feto. Otra puede ser uno o más nacimientos prematuros de bebés normales antes de la semana 34 de gestación debido a eclampsia o preeclampsia grave o hallazgos confirmados de insuficiencia placentaria.

Y, por último, tres o más abortos espontáneos consecutivos inexplicables antes de la semana 10 de embarazo, con exclusión de anomalías anatómicas u hormonales maternas y alteraciones cromosómicas maternas y paternas.

En cuento a los criterios de laboratorio, es decir, exámenes indicados por tu médico tratante, confirmados en dos ocasiones, con al menos 12 semanas de diferencia, nos encontramos:

- Presencia de anticoagulante lúpico.

- Presencia de anticuerpos anticardiolipina  IgG y/o IgM.

- Presencia de anticuerpos anti-βeta-2-Glicoproteína-1  IgG y/o IgM.

Cómo es el embarazo de una mujer con trombofilia

Para las mujeres con trombofilia, el embarazo puede generar  mucha incertidumbre. Muchas son diagnosticadas tras presentar abortos espontáneos a repetición sin motivo aparente o por complicaciones en embarazos anteriores, pero ser madre con trombofilia es posible con un adecuado tratamiento, que generalmente incluye heparina de bajo peso molecular y aspirina a dosis bajas.

Por todo ello es muy importante la consulta preconcepcional (antes del embarazo) o acudir a la consulta prenatal tempranamente para el adecuado control, seguimiento y tratamiento médico, instaurado por un equipo médico multidisciplinario que incluya tu obstetra-ginecólogo, el especialista en medicina materno-fetal, el especialista en enfermedades autoinmunes y el hematólogo.

Además, como explica el informe 'Trombofilias y embarazo: incidencia, factores de riesgo y resultados perinatales' realizado por Gutiérrez-Castañeda MR y Font-López KC, del hospital Hospital General Fernando Quiroz Gutiérrez, Ciudad de México, 'el nacimiento de un recién nacido vivo y sano y la madre sin secuelas son factibles si ambos reciben un protocolo de vigilancia estricta y el tratamiento se establece oportunamente'.

Puedes leer más artículos similares a Riesgos y diagnóstico de la trombofilia en el embarazo de una mujer, en la categoría de Enfermedades - molestias en Guiainfantil.com.