Peleas de hermanos - Cuando los niños no paran de discutir y pegarse

8 consejos para padres que quieren mejorar la relación entre los hermanos

Tania García
Tania García Educadora sociofamiliar

¿Qué hacer cuando los hermanos discuten? ¿Los padres debemos intervenir? ¿Cómo ayudarles a gestionar los celos y la ira? Te damos algunos valiosos consejos para saber qué hacer cuando los niños no paran de discutir e, incluso, de pegarse. ¿Cuál es el papel que deben adquirir los padres ante las peleas de los hermanos? Hablamos con la educadora sociofamiliar Tania García para saber más sobre las discusiones fraternales.

Las peleas de los hermanos - Ejemplo práctico para los padres

Consejos sobre las peleas de hermanos

Para que los padres aprendamos de una forma más sencilla sobre qué hacer ante las discusiones de los hermanos, a continuación nos basamos en un ejemplo práctico y vemos qué paso a paso podría ayudarnos a abordar esta situación familiar.

Ponte en la situación: estás en el salón y oyes que tus hijos empiezan a pelear en su habitación porque uno dice que ha ganado la partida del juego de mesa y otro afirma que es porque ha hecho trampas. ¿Y ahora qué? ¿Qué debemos hacer los padres cuando los niños no paran de discutir e, incluso, llegan a las manos?

En ese momento no sabes si es mejor intervenir y dejar que cada uno de los hermanos diga su versión, permitir que lo resuelvan ellos solos o entrar en la habitación regañando por el jaleo que están armando.

Qué hacer cuando los niños no paran de discutir

Niños que discuten y se pegan

¿Qué papel debemos tener los padres ante las peleas de los hermanos? No es sencillo ver cómo los hijos se pelean, menos aún cuando llegan a las manos o rompen cosas. Pero lo que tampoco es una solución es mediar a cada rato o posicionarse del lado de uno u otro. ¿Y qué sí podemos hacer? A continuación te ofrecemos unas pautas, a modo de paso a paso, que te ayudarán a gestionar las situaciones en las que los hermanos discuten e, incluso, se pegan.

1. Los padres debemos estar presentes para nuestros hijos

Muchas veces estamos tan absortos en las tareas de la casa o tan distraídos con el celular que, como los niños están jugando juntos, nos olvidamos de mirarlos. Hay muchos conflictos entre hermanos que podrían evitarse si los padres estuviéramos más presentes. Sí, es complicado por las mil y unas cosas que tenemos que hacer, pero debemos tener en cuenta que nuestras prioridades son ellos.

2. Escucha a ambos hermanos y no tomes parte de ninguna

Puede que también te cueste, pero debes tener claro que los padres no estamos ahí para hacer de juicios o dictaminar quién tiene razón y quién es el culpable. Puede que hayamos oído decir a nuestro hijo una palabrota a su hermano, pero quizás desconozcamos qué ha sucedido antes de esa palabra ofensiva. Por eso, es importante, una vez que los hermanos están un poco más calmados, animarles a que expliquen qué ha pasado; cada uno desde su punto de vista.

Hermanos que discuten todo el rato

3. Enseña a tus hijos a que hablen con naturalidad y de forma objetiva

Si tú tuvieras que dar la versión de por qué te has peleado con tu hermano, ¿no tratarías a toda costa de llevarte tú la razón? Debemos enseñar a los hijos a que expliquen qué ha sucedido, por qué han peleado o discutido con su hermano o hermana de un modo tranquilo y lo más objetivo posible. Hay niños a los que no les cuesta nada acusar al que tienen al lado, pero sí que se les hace todo un mundo reconocer lo que han hecho ellos.

4. Mantén la calma, tú eres el ejemplo que tus niños siguen

Somos el ejemplo de nuestros hijos, un espejo en el que se miran. Imagínate que entras en su cuarto nerviosa, gritando, regañando porque esto se ha roto, poniendo consecuencias porque aquello no está en orden... Tus hijos no sabrán resolver su conflicto de hermanos forma tranquila y amistosa, sino que se activarán más y continuarán con la discusión.

5. No pongas etiquetas a tus hijos

En una pelea de hermanos ambas partes tienen su responsabilidad. Quizás uno ha pegado, pero tal vez el otro haya hecho trampa; puede que uno no haya recogido los juguetes, pero es que resulta que en el juego anterior lo ordenó todo a él. Lo que quiero decirte con esto es que no valen las etiquetas: 'siempre eres tú el que te portas mal', 'has sido tú', 'ya estás otra vez igual', 'tú siempre pegas' porque lo que haremos será demostrar que nos posicionamos al lado de uno de los hermanos y del otro no.

Si los hermanos se pegan

6. Analiza cuál es el motivo de la discusión entre hermanos

Ya hemos escuchado las versiones de los dos hermanos y ahora tendremos que analizar los motivos: ¿qué es lo que le ha llevado a pegar a su hermano?, ¿por qué os estáis chillando?, ¿qué os ha llevado a discutir? Tendremos que encontrar esa razón que le ha hecho sentir mal, validar sus emociones y darle recursos para que sepa sacar sus sentimientos a través de otra forma que no sea la agresividad.

7. Brinda recursos para que puedan encontrar soluciones para sus peleas

Igual de importantes enseñar a los hijos a que encuentren soluciones. Por ejemplo, si resulta que están discutiendo porque no se ponen de acuerdo sobre quién tiene que recoger los bloques de construcción, podemos invitarles a que juntos encuentren una solución: recogerlos juntos o tal vez que lo recoja un hermano mientras que el otro pone la mesa.

8. Trabaja la empatía de tus hijos

La empatía es un valor fundamental que recuerda lo importante y necesario que es ponerse en el lugar del otro, entender cómo se siente. Si tus hijos saben ponerse en la piel de su hermano podrán entender mucho mejor el punto de vista del otro, ¿no está ahí la clave para resolver peleas y evitar discusiones innecesarias? La empatía además favorece en buen clima en casa y en la escuela.

Cuentos cortos sobre las peleas de hermanos

Puedes leer más artículos similares a Peleas de hermanos - Cuando los niños no paran de discutir y pegarse, en la categoría de Hermanos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: