Tienes novio/a y otras preguntas que no se deberían hacer a los niños

Lo que ninguna madre quiere que otros le pregunten a sus hijos

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

En esto de la educación de los peques hay muchas cosas obvias que caen por su propio peso y otras tantas, pequeños detalles, que se pasan por alto y que cobran otro sentido cuando te conviertes en madre. Quítame la razón si no la tengo pero, ¿a tus hijos también les dicen preguntas que a ti no te gustan nada? Te dejo aquí 11 preguntas que nadie debe hacerle a tu hijo Si hay más, ¡házmelo saber!

Lo que una madre no quiere que le pregunten a su hijo

preguntas prohibidas a los niños

Sé que todas estas cosas se dicen sin maldad, ¡por supuesto! Al igual que también sé que todos esos consejos 'demas' que te dan cuando estás embarazada no van con mala intención. Puede que incluso más de una de estas frases las hayamos dicho nosotras en algún momento, pero el caso es que no puedo dejar de compartirlas contigo para intentar no incomodar a los niños y para no intervenir en la educación que brindan los padres.

1. ¿Tienes novia/o?
A mí siempre me ha parecido una cuestión poco apropiada. Si se dice cuando son pequeños, está totalmente fuera de lugar. Los niñas y las niñas tienen amigos y amigas, ¡nada más! Si se dice cuando son más mayores, pues tampoco es muy correcta, ¿no te parece? Y luego están estas otras versiones: '¿No tienes novia?' o 'Seguro que alguna chica/chico te gusta, ¿verdad?'.

2. ¿Eres bueno?
Esta pregunta se suele hacer mucho a los niños pequeños. Cuando la oigo no puedo evitar fijarme en la cara de desconcierto que ponen los niños. ¿Qué pretenden los mayores que contesten?

3. ¿Qué tal se porta tu hermana/o?
Cuando bajas en el ascensor con alguien, para romper el hielo, hablas del tiempo. Cuando ven a tus hijos y no saben qué decir, puede que hagan preguntas como esta que, perdóneme, no vale más que para acentuar los celos.

4. ¿Has hecho los deberes?
Míralo de este otro modo: si te pregunta tu vecino si has dado lo mejor de ti en el trabajo, ¿cómo te sentirías? ¡Pues los niños igual!

[Leer más: Cuando el niño no quiere hacer los deberes escolares]

5. ¿Qué tal las notas?
Y luego están cuestiones como esta que se hacen incluso en mitad del verano. No es algo para hablar si no hay mucha confianza, así al menos es como lo veo yo.

6. ¿Quiénes son tus mejores amigos?
Les puedes poner en un compromiso, puede que lo tengan claro o puede que les cueste responder. ¡Mejor no hacer mención a este tipo de cosas!

7. ¿Qué quieres ser de mayor?
Recuerdo a una profesora que tuve en la universidad. Un día nos habló de que los niños, al no tener todavía desarrollada su personalidad, siempre dicen que de mayores quieren ser esto y lo otro, ¡cambian a cada rato! El caso es que me hizo pensar en lo poco que me gustaba que me hicieran esa misma pregunta cuando era una niña. ¿También les resultará incómoda a tus hijos a día de hoy?

8. ¿Me das un abrazo? ¿Me das un beso?
Por suerte es una frase que cada vez se oye menos, ¡menos mal! Yo antes también la decía (cuando era madre, claro), pero rápidamente me di cuenta de que lo que hacemos con ella: que los niños se sientan a disgusto.

9. A quién quieres más, ¿a papá o a mamá?
¡Qué pregunta tan poco acertada! Pones al pequeño en un aprieto innecesario. Por cierto, este tipo de cuestiones tampoco las debemos hacer los padres.

10. ¿Te gustaría tener un hermano?
Se trata de un tema tan personal que no se debe preguntar así a la ligera. Igual el niño sí desea un hermano, pero los padres no pueden o igual está en camino y aún no se lo han contado. Yo siempre digo que nos pongamos en su lugar, si a nosotros nos resulta una pregunta inapropiada es muy probable que a los niños también.

11. ¿Por qué te portas así de mal?
La educación es cosa de los padres, abuelos, tíos y maestros. Puede que en algún momento debamos intervenir si hay una situación de peligro en la que un niño agrede a otro pero, más allá de eso, hay que evitar preguntas de este tipo ya que se trata de otro modo de etiquetar a los niños.

Consejos para explicar a los niños que no todas las preguntas son apropiadas

explicarle al niño que no todas las preguntas son apropiadas

Me considero una madre moderna que no pierde los valiosos consejos que me dieron mis padres y mis abuelos: no hables con extraños, mira bien al cruzar, sé respetuoso con todos, no aceptes dulces de nadie... A todas estas enseñanzas tan de toda la vida, yo me permito añadir esta otra: hablar con los niños y explicarles por qué no deben responder a ciertas preguntas.

- Sé amable y habla con respeto, pero si alguien te dice una pregunta que no te gusta, di con educación que no quieres responder.

- No es obligatorio dar beses o abrazos cuando lo piden. Esas muestras de afecto se quedan para la familia.

- Los mayores no siempre tienen la razón, también se equivocan, ¡son personas como tú y como yo!

- Si algo no te gusta, dilo. Tu opinión cuenta tanto como la de los demás.

- Apóyate en mamá y en papá, pregúntanos lo que quieras y confía en nosotros, ¡siempre vamos a estar ahí para ti!

- En la vida te vas a cruzar con muchas personas, elige por ti mismo en quién merece la pena confiar.

Puedes leer más artículos similares a Tienes novio/a y otras preguntas que no se deberían hacer a los niños, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: