6 consejos para vivir la Navidad con niños sin estrés

Según como vivas tú la Navidad, así la experimentarán tus hijos. Eres un espejo para ellos

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

¡Se acerca la Navidad! Para algunos de nosotros puede ser una época de tensión, presión, tristeza o, incluso, época de conflictos con la familia. Pero este año... ¡se acabaron las malas sensaciones y experiencias! Te damos los mejores consejos para vivir la Navidad con niños sin estrés y con mucha alegría. 

Prepárate para vivir la mejor Navidad con tus hijos

navidad con niños

Es posible que no seamos capaces de vivir estas fechas sin sentirnos abrumados por los excesos, o con demasiadas expectativas, o con falta de ilusión… Pero sea como fuera que la vives, me pregunto: ¿Y cómo la experimentan tus hijos? ¿Qué le estás transmitiendo con la llegada de esta época si tú no la estás viviendo feliz?

Nuestros hijos, como buenos imitadores y seguidores de sus modelos, es decir, de sus padres, la van a vivir con la misma percepción de cómo tú la estés sintiendo… Así que, este artículo es, para que aprendas a evitarle el estrés de esta época a tus hijos.

1. Planifica y organiza
Hay tiempo para todo lo que se proponga la familia, pero no para todo lo que las fiestas nos proponen. Así que, tienes que elegir momentos de actividades y descanso a partes semejantes para que estos días sean lo más equilibrados posible.

2. Consenso familiar
Si vas a compartir el tiempo con tus hijos, recuerda incluirlos a ellos a la hora de escoger las actividades. Hazles partícipes de forma equitativa en la elección de las mismas.

3. Vosotros sois lo importante
No te centres tanto en los demás y piensa en lo que vuestro núcleo familiar quiere vivir. No podemos agradar a todos, por lo tanto, primero piensa en ti para decidir si haces o no alguna actividad, tarea, visita, compra. Después, comparte con tu familia y, si te queda tiempo, con el resto de personas o de familiares.

4. Comparte responsabilidades
Recuerda también que no es tiempo para demostrar tu perfección. Delega si es necesario, pide ayuda y realiza lo que decidas hacer de manera responsable, pero sin exigencias y, mucho menos, con perfección.

5. Cada cosa, ¡a su tiempo! 
Ten en cuenta que la ansiedad infantil puede ser debida a un miedo. Si en Navidad los niños son muy pequeños, pueden tener miedo de alguna situación, persona, animales, ambientes; por lo tanto, acompaña a tus hijos en lo que vayan viviendo y experimentado sin forzar. No les impongas situaciones nuevas si ellos no lo desean o no están preparados para ellas. Los miedos que no son superados de manera natural pueden desembocar en situaciones de ansiedad.

6. Rincón para respirar
Y por último, crea un ambiente de tranquilidad que sea vuestro 'rincón para respirar'. A él podréis acudir cuando sintáis que perdéis el control de ciertas situaciones. Así que, antes de Navidad, ¡prepáralo! Explícales que acudiréis a él cuando os sintáis estresados. En él, podréis realizar diferentes respiraciones, para sentiros mejor y volver a tomar energía para enfrentaros a las ilusiones y emociones positivas que esconde la Navidad.

¿Preparados para vivir una Navidad inolvidable?