Nombres para niños originales inspirados en la naturaleza

Nombres de niños que no pensabas que estaban relacionados con la naturaleza

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

Los nuevos papás y mamás nos hemos educado en una cultura de respeto por la naturaleza, de cuidar el medio ambiente, de comer sano. Es la apuesta por un estilo de vida que parece que ha venido para quedarse. Por tanto, ¿por qué no elegir para nuestro bebé un nombre original basado en la naturaleza?

Desde épocas ancestrales, otras culturas han estado ligadas a la naturaleza, culturas como los indígenas americanos, los japoneses, los aborígenes australianos, los maorís de Nueva Zelanda, por nombrar algunas, culturas que han basado mucho sus nombres en la madre Tierra. Y ahora, la tendencia nos dice que es el momento de recuperar esos tiempos pasados, de rendir tributo y traer la naturaleza a casa.

Te damos una lista de 10 nombres para niños originales y diferentes inspirados en la naturaleza.

10 nombres para niños relacionados con la naturaleza

Nombres de niño relacionados con la naturaleza

Estos nombres para niños inspirados en la naturaleza dan la sensación de ser serenos, frescos y pacíficos. Por lo general, aluden a alguna especie floral, una planta e incluso a algún animal. Pero también encontramos nombres relacionados con minerales, planetas, fenómenos atmosféricos… Siéntete aún más conectada con el mundo natural al darle a tu bebé un nombre inspirado en él. Estas son nuestras propuestas.

  • Alan: nombre de origen gaélico-escocés, ‘ailin’, que significa “pequeña piedra”. También se ha relacionado con ‘alunus’, gentilicio latino del antiguo pueblo de los Alanos. Alan queda asociado a aquella persona que vive en armonía, sociable, apuesta y dotada de buen humor. Su onomástica se celebra el 25 de noviembre.
  • Alder: tiene su origen en el mundo germano-teutón y significa “árbol fuerte”. Desde hace mucho tiempo, este nombre se asocia al Roble. Alder asume adjetivos como fuerte, vigoroso y noble. No se conoce onomástica.
  • Arán: se desconoce el origen de este original nombre. La palabra en euskera significa “valle” y, de hecho, da nombre al precioso valle situado en Lérida. Es un nombre que bien puede ser ‘unisex’, es decir, vale tanto para niña como para niño. También Arán es uno de los nombres de niño de origen tailandés muy popular y cuyo significado es “fuerza de la montaña”. Se desconoce su onomástica.
  • Bradley: es un nombre cuyo origen lo encontramos en el inglés antiguo y significa “el del prado inmenso”, “aquel que pertenece a la extensa pradera”. Quiere simbolizar al que vive en paz, en calma y con tranquilidad. Sus variantes pueden ser Brad y Brady. No celebra onomástica.
  • Dimas: es de origen hebreo y alude al “ocaso, poniente”. También hay quien apuesta por un origen griego cuyo significado es “el compañero” y en los Evangelios apócrifos es el nombre del buen ladrón, crucificado a la derecha de Jesús, por lo que festeja su santo el 25 de marzo.
  • Ilán: proviene de la palabra hebrea ‘ilán’, la cual remite a un “árbol vigoroso”. Por ello, se le puede dar el significado de corpulento, fructífero o protector. Una de sus variantes es Elan y su versión femenina es Ilana. Su santoral se celebra el 18 de agosto.
  • Keano: nombre que deriva de uno de los dialectos hawaianos que significa “brisa fresca sobre las montañas”. Se deriva de las palabras ‘ke’, que significa “uno” y ‘anu’, que significa “cool”. Se les asocia a líderes espirituales con la idea de ayudar a los demás. No se le conoce onomástica.
  • Leo: proviene del griego y es una variante de León. Es un nombre que simboliza la fiereza del animal y también el poder, la justicia y la tenacidad. Su significado se relaciona con sentimientos de fortaleza y audacia. A menudo se usa como diminutivo de nombres que empiezan por Leo. Y su femenino sería Lea. La onomástica se celebra el 20 de febrero o el 10 de noviembre.
  • Nilo: de origen griego tomado de ‘Neilos’, latinizado en la forma de ‘Nilus’ y referente al río Nilo que significa “aguas sagradas”, “lo que Dios dio para la vida”. Debe su difusión como nombre de bautismo a tres santos: un obispo y mártir egipcio del siglo IV, un anacoreta del monte Sinaí del siglo V y un abad calabrés del siglo XI. Su variación femenina es Nila. Su santo se festeja el 19, 26 de septiembre o el 12 de noviembre.
  • Ross: es de origen gaélico escocés del norte que significa “acantilado”, “torrente” o “cabo”. Se les atribuye ideales positivos, son equilibrados y confiados. Poseen un lado bohemio y mucho magnetismo. Su santo se celebra el 14 de agosto.