Burbuja quiere volar. Cuento infantil sobre los sueños

Un cuento corto ideal para leer a niños soñadores

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

Los sueños a veces se cumplen, y si no, que se lo pregunten al protagonista de este cuento corto, ideal para leer a los más pequeños. 

'Burbuja quiere volar' es un cuento para niños sobre la consecución de los sueños. Es perfecto para los niños más soñadores.  

Burbuja quiere volar. Cuento corto para niños sobre los sueños

Burbuja quiere volar

Burbuja era un pequeño pez que vivía feliz en el Mar Alegre. Disfrutaba del color de los corales y de la danza del resto de animales marinos que representaban todos los días gracias a la música de las conchas y a las canciones de las sirenas. Echar carreras, bajar hasta el fondo del mar, contar historias sobre las algas… eran algunos de sus pasatiempos preferidos.

Cuando se portaba bien, los fines de semana, su papá le llevaba al viejo barco pirata que tiempo atrás se había hundido con todos sus tesoros. Era todo un parque de atracciones, donde los peces más pequeños podían vivir un sinfín de aventuras. Había camarotes ocultos solo aptos para los más valientes, brillantes monedas y piedras preciosas con las que se podían disfrazar, cañones y armas con los que simular divertidas batallas… Todo era diversión

Sin embargo, Burbuja tenía un sueño. Adoraba estar en el agua, pero soñaba con poder volar sobre los mares y descubrir los lugares que había visto en los mapas que había encontrado en el barco pirata. Quería ser el primer pez volador.

Muchos le trataban de loco o soñador, pero él cada día se entrenaba para alcanzar su sueño. Tanto por la mañana como por la tarde sacaba su cabecita a la superficie para aprender a respirar fuera del agua. Parecía imposible y siempre acababa con un ataque de tos. También observaba a los pájaros para entender la mecánica de mover las alas. Poco éxito parecía tener en su hazaña.

Sus papás querían ayudarle. Fue así como hablaron con las gaviotas y éstas con los pelícanos. Entre todos acordaron darle una sorpresa a Burbuja. Un día, cuando el pequeño pez estaba haciendo sus ejercicios de respiración en la superficie del mar fue engullido por un pelícano con un enorme pico.

Al principio Burbuja se asustó mucho, pero luego comprendió que el pelícano Aviator, quien acabaría siendo su mejor amigo, había creado una pequeña piscina en su pico para que Burbuja estuviera cómodo en su vuelo sobre los diferentes mares y tierras. Burbuja nunca había sido tan feliz. Su sueño era ahora una realidad.

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

Comprueba si tu hijo permaneció atento al cuento. ¿Sabes cómo? Puedes hacerle unas preguntas de comprensión lectora Por ejemplo, estas: 

1. ¿Dónde vivía el pez Burbuja?

2. ¿Qué sueño tenía Burbuja?

3. ¿Cómo ayudaron a Burbuja a cumplir su sueño?