Ico, el unicornio - Cuento corto para niños sobre animales fantásticos

Cuentos infantiles de fantasía con actividades de comprensión lectora para niños a partir de 5 años

Que levanten la mano todos aquellos a los que los gustan las unicornios. ¡Pues no sois los únicos! El cuento corto para niños que te proponemos a continuación habla de un simpático unicornio llamado Ico que, al no ver a ningún animal como él en el bosque, se pregunta cuál es su origen. Y esta cuestión le llevará a viajar hasta el mismísimo África. Si a tu hijo le gustan los animales fantásticos y mitológicos, comparte con él este precioso relato.

¡Por cierto! Tras el cuento infantil encontrarás algunas preguntas de comprensión lectora para trabajar las habilidades de lectura de todos los niños. Este es un cuento recomendado para niños a partir de 5 años.

Cuento corto para niños sobre unicornios y fantasía

Cuento corto para niños sobre los unicornios

Era blanco, parecido a un caballo, con patas de antílope, ojos y pelo de cabra y un cuerno en la frente. En el bosque todos decían que era un unicornio, y lo llamaban Ico.

Ico era muy querido en el bosque donde vivía, pero el pequeño no sabía dónde había nacido y cómo había ido a parar allí, por eso empezó a preguntar a todos los animales para averiguar sus orígenes. Primero fue a buscar al antílope.

- ¡Hola, antílope! Nadie sabe cómo llegué al bosque. ¿Tú sabes donde nací? Tenemos las patas muy parecidas - le dijo.

Pero el animal lo ignoró por completo. Ni siquiera se detuvo para hablar con él. Después fue a buscar a la cabra.

- ¡Hola, cabra! Nadie sabe cómo llegué al bosque, y cuál es mi origen. ¿Tú sabes donde nací? Nuestros ojos y el pelo de nuestro cuerpo son muy parecidos - le dijo.

Pero la cabra lo ignoró por completo. Ni siquiera se volvió para mirarlo. Entonces decidió ir en busca del caballo. Lo encontró echando carreras por la pradera.

- ¡Hola, caballo! Nadie sabe cómo llegué al bosque, y cuál es mi origen. ¿Tú sabes donde nací? He pensado que como somos tan parecidos... - le dijo.

- ¡Hiii, hiiii, hiiii! Lo siento, no puedo ayudarte. Solo sé que yo era un potrillo cuando te vi por primera vez. Quizás la vaca te sirva de ayuda - le contestó después de relinchar unos segundos.

Ico, esperanzado, fue en busca de la vaca, que en ese momento estaba amamantando a su ternera. Cuando vieron a Ico las dos se pusieron muy contentas.

- ¡Hola, vaca! ¿Sabes donde nací? Muchos me conocen en el bosque, pero no saben decirme cómo llegué, y cuál es mi origen. ¿Me podrías ayudar?

- ¡Muuu, muuu, muuu! No tengo ni idea. Solo sé que yo era tan pequeña como mi hija cuando te vi por primera vez, - le contó dando un lametazo a su ternera. - Quizás el perro te sirva de ayuda - le dijo después de mugir unos segundos.

Los cuentos infantiles de unicornios y animales fantásticos

Ico, esperanzado, fue en busca del perro. Lo encontró cuidando de un rebaño de ovejas.

- ¡Hola, perro! ¿Sabes dónde nací? Me gustaría saber mis orígenes. ¿Me puedes ayudar? - preguntó.

- ¡Guau, guau, guau! No tengo ni idea. Solo sé que yo era un cachorro cuando te vi por primera vez - contestó después de ladrar unos segundos.

Solo doce ovejas y cinco corderitos, de los cuarenta que había en el rebaño, se acercaron a él cuando lo escucharon. Las otras ni siquiera se volvieron a mirarlo.

- ¡Beeee, beeee, beeee! No podemos ayudarte. Nosotras éramos tan pequeñas como estos corderitos cuando te vimos por primera vez. Quizás el gato te sirva de ayuda - contestaron después de balar unos segundos.

Ico , esperanzado, fue en busca del gato. Lo encontró tomando el sol, adormilado, en la puerta de una casa que había en el bosque. También había dos gallos y tres patas.

- ¡Hola, gato! ¿Tú sabes dónde nací? Me gustaría saber mis orígenes. ¿Me puedes ayudar?

- ¡Miauuuu, miauuuu, miauuuu! No tengo ni idea. Recuerdo que era muy pequeño cuando te vi por primera vez.

Al escucharlo también se acercaron un gallo y dos de las patas.

- Quizás la rana te sirva de ayuda - dijo el gato después de maullar unos segundos.

- ¡Quiquiriquí, quiquiriquí, quiquiriquí! - cacareó el gallo asintiendo. - ¡Cua, cua, cua! - graznaron las patas asintiendo también.

Ico, esperanzado, fue en busca de la rana. La encontró saltando y jugando en la orilla de una charca.

- ¡Hola, rana! ¿Sabes donde nací? Me gustaría conocer mis orígenes. ¿Me puedes ayudar?

- ¡Croa, croa, croa! No tengo ni idea. Solo sé que yo era un renacuajo cuando te vi por primera vez.

Ico, desanimado, se dio la vuelta para continuar su camino.

- ¡Espera! ¿Has oído hablar del rinoceronte? - gritó la rana. Vive en África y tiene un solo cuerno, como tú. Quizás por eso sepa algo más de tu procedencia - dijo después de croar unos segundos.

Cuentos infantiles para niños sobre animales fantásticos

Un cuento infantil sobre animales fantásticos

Ico emprendió el viaje sin pensárselo dos veces. Paseó, trotó, galopó, surcó el mar, y tras un largo camino, por fin llegó a África muy esperanzado. Enseguida supo que el animal que tenía ante sus ojos era un rinoceronte, porque tenía un solo cuerno como él. Lo encontró descansando debajo de un baobab.

- ¡Hola, rinoceronte! - saludó muy contento poniéndose delante del animal. Pero el rinoceronte ni siquiera levantó la cabeza.

- ¡Hola, rinoceronte! - repitió más fuerte, pensando que estaba un poco sordo. Pero el rinoceronte seguía sin mirarlo.

- ¡Rinoceronteeeeeeeee! - gritó trotando a su alrededor.

El rinoceronte seguía como si nada fuera con él.

- ¡Grrr, grrrr, grrrr! ¡Eh, unicornio! - gruñó un pequeño león que estaba intentando descansar detrás de unos arbustos. ¡Deja de dar voces! ¡Así no hay quién duerma! El rinoceronte no te ve...

Ico, lo miró con los ojos como platos, sin entender.

- ¿El rinoceronte no me ve? - dijo repitiendo muy despacio las palabras del león.

- ¡Claro! ¿Acaso crees que todos conocemos el mundo de la fantasía?

Unicornio se quedó muy confundido con esa respuesta. El león viendo su cara le dijo:

- Tú vives en un mundo que no todos conocen. Es un mundo imaginario y mitológico. ¿No lo sabías?

Ico se quedó muy triste de repente.

- ¿Entonces no soy real? - preguntó haciendo un mohín.

- ¡Claro que existes! Eres una de las fantasías más bonitas que tienen los más pequeños. ¡Tienes mucha suerte!

Ico, regresó al bosque muy feliz pensando en las palabras del león. Así fue como descubrió que nació en un mundo fantástico, lleno de imaginación, donde convivía con pequeños duendes, dragones, fantasmas, gnomos, ogros y ositos parlantes. Un mundo al que no todos tenían la suerte de pertenecer.

[Leer +: Leyendas de personajes fantásticos]

Comprensión lectora sobre este cuento infantil de fantasía

Comprensión lectora para niños

Para practicar la comprensión lectora de los niños, a continuación te proponemos algunas preguntas relacionadas con el cuento corto de nuestro amigo el unicornio. Si tenéis dudas sobre alguna de las cuestiones, podéis volver a leer el relato fantástico ¡todas las veces que queráis!

  • ¿Qué quiere averiguar el protagonista de este cuento?
  • ¿Cómo se llama?
  • ¿Te acuerdas de qué animales aparecen en la historia?
  • ¿Qué le dice el león?
  • ¿Qué más animales mitológicos viven en el mundo de la fantasía?

Tras completar todas las preguntas, ¡vamos a dibujar a Ico! Invita a tus hijos a pintar un unicornio exactamente como se lo ha imaginado mientras leíais este cuento corto.

Otros cuentos cortos sobre animales mitológicos

Puedes leer más artículos similares a Ico, el unicornio - Cuento corto para niños sobre animales fantásticos, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: