Un dibujo para expresar cada emoción de los niños - Ira, tristeza o alegría

Pintar líneas, hacer garabatos o dibujar nubes o arcoíris pueden ayudar a nuestro niño a gestionar sus sentimientos

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Los dibujos de los niños nos dicen muchas cosas acerca de lo que les gusta, sus intereses, cómo se sienten, si son felices... No es de extrañar que sea uno de los primeros elementos en el que nos fijamos cuando nos preguntamos aquello de ‘¿qué le pasa?’. Sin embargo, y como se ha demostrado más de una vez, el dibujo puede ser una especie de terapia para cuando necesitamos sacar lo que llevamos dentro, parar, pensar y seguir adelante. Aquí tienes unas cuantas sugerencias de dibujos para hablar de las emociones con los peques de la casa.

El dibujo como forma de expresar las emociones

dibujo y emociones

¿Recuerdas a lo que jugabas cuando eras una niña? Seguro que entre las muchas cosas que hacías estaba la de dibujar ¡es un juego muy divertido! Mediante esta expresión artística tan sencilla, niños y niñas se relajan, se divierten, aprenden, descubren y se sienten orgullosos de lo bien que les ha salido. Además de ser una asignatura más en el colegio, es un método que usan los profes para que los alumnos se distraigan y relajen la mente. Y es que nadie se resiste a aquello de ‘Vamos a hacer un dibujo libre’.

Y no digamos lo mucho que aportan los dibujos pensados o improvisados como pasatiempo en casa. No serán pocas las tardes de diario o las mañanas de sábado en las que tus hijos se pasan un buen rato con un folio y unos cuantos lápices de colores dando rienda suelta a su imaginación, ¡y qué ilusión les hace enseñar sus obras de arte a mamá y a papá! ¿Y si resulta que el dibujo es perfecto también para hablar de las emociones de los niños?

Dibuja unas cuantas líneas cuando estés enfadado

Las emociones están ahí y no podemos darlas de lado. Unas veces son positivas (alegría o entusiasmo) y otras muchas son negativas (frustración o ira) En esos momentos en los que tu hijo no sabe controlar su enfado proponle que respire hondo, cuente hasta diez despacio, diga un color en lugar de una palabrota y haga unas cuantas líneas en una hoja en blanco.

El cerebro, al estar concentrado en esta actividad, se olvidará un poco de aquello que ha causado el enfado. Con ello no estamos evitando hablar de los motivos, eso viene después, lo que estamos haciendo es canalizar ese sentimiento para que no bloquee y acabe en una explosión. Ahora sí, una vez que la cosa empieza a estar bajo control, podemos hablar de cómo nos sentimos y ver qué podemos hacer para gestionar ese enfado.  

Realiza garabatos si estás nervioso

¿Has oído hablar del enorme poder de los garabatos? Dicen que son buenos para relajarse, evitar los nervios y el estrés y así poder concentrarse en la tarea que nos ocupa, ¡más de un directivo lo usa en su empresa! ¿Tu hijo tiene examen mañana? ¿Una cita con el pediatra para ponerle una vacuna? ¿Va a empezar en una clase nueva? Siéntate a su lado y dibujad juntos unos cuantos garabatos. ¡Funciona!

Si sientes que no te concentras… ¡haz muchos puntos!

Los peques, según van creciendo, se van llenando de pequeñas responsabilidades entre las que se encuentran hacer las tareas del colegio. Concentrarse es más sencillo si los deberes se hacen en una habitación sin juguetes a la vista, ordenada y con buena iluminación. ¿Sabes lo que también funciona hacer a la hora del descanso para mejorar la concentración? Dibujar unos cuantos puntos de colores, ¡prueba y ya me darás la razón!

Pinta un arcoíris en los días tristes

arcoiris para los días tristes

Todos nos ponemos tristes alguna vez, tus hijos también. Puede que en esos momentos quieran hablar contigo, puede que les ayude dar un paseo o sencillamente les anime hacer un dibujo. Si te piden ideas no dudes en decirles que pinten un arcoíris bien grande con todos los colores quieran, aunque no sean los 'oficiales'.

Las espirales para lograr desbloquearse

No sé por qué será, pero lo de dibujar una espiral tras otra a lápiz, con ceras, rotuladores o pinturas ayuda a quitarse de encima esa sensación de estar bloqueado, de no saber por dónde tirar, ¿lo has probado ya? ¡Te lo recomiendo porque conseguirás salir de este enredo en el que te has metido!

Flores coloridas para el cansancio

Estar cansado no es que sea una emoción como tal, pero sí que es algo que condiciona cuando aún hay mucho por hacer. Y, quien dice cansancio, dice pereza a la hora de hacer, por ejemplo, los ejercicios de matemáticas. ¿Te animas a plasmar en un papel con los niños unas cuantas flores llenas de color y a ponerlas en un lugar visible de la casa?

[Leer más: La pintura y los niños]

¿Frustración? ¡Dibuja nubes de colores!

para la frustración, dibuja nubes de colores

Los remedios caseros como este son siempre bienvenidos para trabajar, poco a poco y siempre desde el respeto y la comprensión, las emociones como la frustración. Según dicen, coincido plenamente, la tolerancia a la frustración es uno de los mejores regalos que podemos hacer los padres a los hijos, por eso, además de lo mucho que ya haces y de los diversos valores que les enseñas, utiliza pequeños recursos con este de los dibujos. No solo aprenderán a calmarse, sino que sabrá cómo poner nombre a lo que sienten.

[Leer más: Consejos para ayudar al niño a expresar sus emociones]

¿Y si tu emoción es felicidad?

Para cuando tus niños se sientan felices, emoción que estoy segura experimentan cada día, proponles hacer un bonito dibujo solo que esta vez, en lugar de ponerlo en la nevera junto a los otros, se lo regalaremos a alguien: un amigo, un primo, el abuelo o la abuela. Será una forma de decirles que les queremos y que compartimos con ellos, de un modo simbólico, un trocito de aquello que nos hace felices.  ¿Qué es lo que más les gusta dibujar a tus hijos?

Puedes leer más artículos similares a Un dibujo para expresar cada emoción de los niños - Ira, tristeza o alegría, en la categoría de Dibujos en Guiainfantil.com.