La risa en familia, el secreto a voces para unir a padres e hijos

La gran importancia de reírse en familia para conseguir padres y niños felices

Andrés París

La risa es un regulador del estado emocional de la familia. ¿Cuánto nos reímos? ¿Nos reímos juntos? Es un secreto a voces que la risa en familia sirve para unir a padres e hijos; para reforzar y estrechar los lazos que les relacionan. ¿Tenemos mecanismos de convivencia familiar para generar espacios para la risa y el disfrute?

La importancia de la risa en familia

La risa en familia consigue unir a padres e hijos

La risa viene determinada por la capacidad para sorprenderse. Los bebés pueden reírse hasta 300 veces diarias, los adultos reímos una media de 20 veces diarias. Es un dato demoledor, pero es cierto, a medida que nos hacemos mayores perdemos la capacidad de reírnos.

En un rápido vistazo por internet podemos ver muchas frases de personajes famosos que hablan sobre la risa. Estas son algunas de ellas.

- “La raza humana tiene un arma verdaderamente eficaz: la risa” Mark Twain.

- “La verdadera sabiduría consiste en saber reír” Harsanyi.

- “En nada se revela mejor el carácter de las personas, como en los motivos de su risa” Goethe.

Los más grandes pensadores de todos los tiempos invirtieron tiempo en analizar la risa y sus consecuencias. Y es que la risa es algo muy serio.

La risa es la mejor compañera que podemos tener en las familias, ya que es sinónimo de vida, de salud y de crecimiento.

Momentos divertidos para unir a padres e hijos

Organizar momentos divertidos en familia

Si imaginamos cómo nos gustaría que fueran nuestras comidas familiares, nuestras tardes con los hijos, nuestros fines de semana, etc. creo que todos nos imaginamos estos momentos con un ambiente festivo y alegre en los que la risa y el buen humor priman sobre otros estados. La realidad es que nuestras comidas, tardes y fines de semana son más en silencio: viendo la televisión, haciendo deberes, apurando para el baño, la cena...

Los padres y madres, como cabezas de familia, debemos generar espacios para el disfrute familiar, un espacio con cabida para todos en el que poder hablar y reír para mejorar nuestro ambiente familiar. Para ayudaros en esta tarea os propongo diferentes actividades.

1. Fotos y anécdotas
Sacad vuestras fotos de juventud e infancia y enseñadlas a los niños, contadles anécdotas graciosas sobre unas vacaciones, habladles sobre los juegos en el barrio y trastadas con los amigos... Contadles estos momentos tan divertidos mientras os reís de vosotros mismos. Dejadles hablar, que se rían y que os cuenten las suyas. Serán momentos muy especiales.

2. Aprovechad los trayectos en auto
Si te pones a pensar, seguro que se te ocurren muchos juegos para el coche, tanto para los más pequeños como para los mayores. Son juegos de toda la vida, concursos de canciones, adivinanzas...

3. Organizad juegos interactivos en casa
Invitad a amigos de vuestros hijos, proponed y participar en juegos para todos.

4. Disfrutad al máximo de las vacaciones
Proponed unas vacaciones desafiantes, donde cada miembro de la familia tenga que superar un reto. Además de unas buenas risas os ayudará a unir más el núcleo familiar.

5. Haced de la comida un momento de distensión
Apaga la televisión y sugiere conversaciones animosas; aprovecha para contar o que te cuenten alguna anécdota del día o algo gracioso que haya ocurrido y disfrutad de ello.

En definitiva, se trata de aprovechar los tiempos en los que estáis juntos de otra forma. Siempre ponemos el tiempo de excusa, pero realmente no es necesario buscar un momento específico, podemos hacerlo todos los días, solo hay que cambiar nuestras rutinas.