Poemas cortos de 2 estrofas para jugar y divertirse con los niños

Acompañamos estas poesías infantiles con juegos y actividades para pasarlo bien con tus hijos o alumnos

Marisa Alonso Santamaría

La poesía se convierte rápidamente en un juego muy entretenido para los niños. A continuación te proponemos algunos poemas cortos que tienen solo 2 estrofas con los que podrás jugar y divertirte con tus hijos o alumnos. Acompañamos estas poesías infantiles con distintas actividades con las que puedes conseguirás fomentar el amor por el género poético entre los más pequeños. ¡No te los pierdas! 

1. Maravillas. Poema corto sobre el sol y la luna

Los mejores poemas cortos de 2 estrofas para niños

La primera poesía de este recopilatorio habla sobre uno de los momentos más bellos del día, el amanecer. Personificando a la luna y el sol, estos versos explican cómo la noche da paso al día.

¿Por qué no poner melodía y ritmo a estos versos y convertirlos en una canción? Pídeles a tus alumnos que formen grupos pequeños y que cada uno invente una melodía, un ritmo o una coreografía con gestos para este poema. ¡Saldrán cosas muy divertidas! Por supuesto, también podéis disfrutar de este juego en casa.

Hoy a la luna y al sol
ven juntos en la montaña,
una se marcha a dormir
y otro quita sus legañas.
 
Se saludan con dos besos
uno por cada mejilla,
a veces el universo
regala estas maravillas.

 

2. Las ardillas en el mar. Divertida poesía de animales

Poesía de animales para los niños

A los niños les encantan las poesías de animales y las ardillas son algunas de sus criaturas favoritas. ¡Son tan adorables! Esta poesía infantil habla sobre un grupo de ardillas que disfrutan de un picnic con vistas al mar, quién no quisiera. 

Un poema como este puede daros pie a preparar algunas recetas con los alimentos que menciona: una tarta de galletas, manzanas asadas, pan casero, ricos mazapanes... ¿Cuál os gusta más?

Las ardillas en las rocas
tienen lugar preferente,
con bellas vistas al mar
son la envidia de la gente.
 
Siempre las dan de comer,
galletas, manzanas, pan,
seguro que en navidades
también dulce y mazapán.

 

3. La araña. Poema de 2 estrofas para tus alumnos

Unos versos de poemas muy cortas

A continuación encontrarás un poema muy corto, de tan solo 6 versos, que tus alumnos o hijos pueden memorizar fácilmente. Trata sobre una araña que tiene un mal día, una situación un poco disparatada que hará reír a los niños.

Estos versos hablan sobre las huellas, lo que te puede inspirar para organizar juegos para hacer pensar a los niños. Por un lado, puedes buscar en Internet imágenes de huellas en la arena hechas por distintos animales. Averiguar a qué animal pertenece cada pisada se convertirá en un reto divertido. Pero también podéis crear vuestras propias huellas con cualquier objeto que tengáis a vuestro alrededor y un poco de la arena del parque o la playa.

Voy andando por la arena
y detrás de mis pisadas,
he descubierto una araña
que con rabia da patadas.
 
Con el mundo está enfadada,
y yo, no puedo hacer nada.

 

4. El conejito con gafas. Poema con juegos para niños

La poesía infantil de los animales

Los poemas pueden ayudar a los padres y profesores a hacer que los niños reflexionen e, incluso, para que cambien su conducta. Es lo que ocurre con el poema de 2 estrofas que te proponemos a continuación. Algunos niños viven el momento en el que el médico les dice que tienen que ponerse gafas como un auténtico drama. Sin embargo, este poema les hará cambiar su opinión sobre las lentes, ya que con ellas verán todo mucho mejor y será mucho más cómodo. 

En caso de utilizar este poema en un aula, te animamos a trabajar con los alumnos la aceptación de las gafas y otros elementos como los audífonos. Puedes proponerles dibujar lentes en plantillas de dibujos de animales que les entreguemos. Incluso, con pajitas o popotes podéis hacer gafas que luego podéis poner a los muñecos de la clase.

Han puesto gafas de ver
a un pequeño conejito
y brincando va a la escuela,
contento, dando saltitos.
 
¿Ves las letras con las gafas?
-Le pregunta el profesor-
y contestó el conejito:
¡Veo ahora mucho mejor!»

Si quieres seguir leyendo y divirtiéndote con tus hijos, busca en Guiainfantil.com algunos otros poemas para niños. Os lo vais a pasar en grande.