Prevenir síntomas de hipotermia en bebés y niños si hace mucho frío

Qué hacer si nuestro hijo está hipotérmico cuando las temperaturas son muy bajas

Nerea Moya
Nerea Moya Instructora de Baby Sign

Los padres y las madres tenemos algo así como un sexto sentido que nos lleva a abrigar mucho a nuestros hijos. Sin embargo, cuando hace mucho frío en invierno, la palabra hipotermia sobrevuela el ambiente. A continuación, te contamos cuáles son los principales síntomas de esta urgencia médica y qué podemos hacer para prevenirla. Resolvemos todas las dudas acerca de la hipotermia en bebés y niños.

Los bebés y niños son más propensos a padecer hipotermia que los adultos debido a que su sistema termorregulador aún sigue en desarrollo y está inmaduro. Por eso en el momento de nacer necesitan de calor inmediato para poder sobrevivir. Generalmente el calor de la mamá y un gorrito son más que suficientes. De igual manera que cogen calor muy rápido, lo pierden con la misma facilidad.

Síntomas de hipotermia en bebés ante las bajas temperaturas

Cuáles son los síntomas de hipotermia en niños

Cuando son bebés, nuestros hijos no pueden comunicarnos que sienten frío y tampoco tiritan o tienen temblores. Ante esta falta de señales para darnos cuenta de que sienten frío tenemos que recurrir a la observación. Estos son algunos de los principales signos de la hipotermia en bebés y niños a los que debemos prestar atención:

- Notamos que tiene la piel pálida y fría.

- Los labios parecen estar azulados.

- Incluso, aunque la piel esté sonrosadita, si la temperatura corporal está por debajo de 35º grados.

- Los signos más alarmantes ocurren cuando el bebé tiene la frecuencia cardíaca (el pulso) y la respiración más bajas de lo normal.

- También es preocupante que el bebé se quede adormilado.

Más signos de hipotermia que nos deben alarmar en los niños

Signos de hipotermia infantil si hace mucho frío

El juego en la nieve es tan estimulante y es tan divertido que absorbe los niños pequeños cuando se lo están pasando bien y están distraídos jugando en ella o en lugares al aire libre con bajas temperaturas, no son capaces de darse cuenta de que tienen frío. Necesitan de un adulto responsable que les haga parar el juego y resguardarse en un lugar cálido de vez en cuando.

En el momento en el que los niños empiecen a tiritar o tener escalofríos es hora de resguardarse y entrar en un sitio cerrado y caldeado ya que es el indicador de que está comenzando la hipotermia. En este caso, también debemos fijarnos en estos signos de alarma:

- El niño realiza movimientos de manera torpe, con falta de coordinación.

- Tiene dificultad para hablar.

- De repente, se siente muy cansado.

- Comienza a tener un comportamiento extraño.

- La temperatura corporal está por debajo de 35º y la piel está muy fría.

- En los casos más graves existirá congelación de tejido, daño cerebral y parada cardiorrespiratoria.

Causas de hipotermia infantil y cómo prevenirla cuando hace frío

Prevenir la hipotermia en los bebés

Pero, ¿y por qué se produce la hipotermia en los bebés y en los niños cuando hace mucho frío? Entre las causas más comunes, encontramos:

- Llevar ropa mojada cuando hace frío.

- Estar en lugares a baja temperatura durante mucho tiempo sin la ropa adecuada

- Meter al bebé en un baño de agua a baja temperatura. Tal y como se explica en la guía del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, la hipotermia por inmersión en agua se desarrolla de una forma mucho más rápida que la hipotermia común.

- Estar en contacto con superficies frías durante mucho tiempo.

Siendo conscientes de estas causas que pueden llevar a un niño a la hipotermia, resulta más sencillo prevenirla. Sin embargo, también debemos tener en cuenta las siguientes pautas:

Debemos vestir a los niños con ropa adecuada a poder ser impermeable. Siempre una capa más de lo que llevaríamos los adultos. Llevar gorro es indispensable para conservar el calor corporal junto con unos guantes y calzado que no calen y penetre el agua con facilidad.

- No dejar que los niños pasen mucho tiempo en estancias frías.

- No sumergir a los bebés en agua a baja temperatura cuando tienen fiebre.

- Controlar su temperatura corporal con la administración de antitérmicos.

- Revisar que su ropa no esté mojada cuando salen a jugar a la nieve o lugares fríos en los que llueva.

Qué hacer en caso de que nuestro hijo esté hipotérmico

Cuando nuestro hijo está hipotérmico

Lo primero que hay que hacer es entrar en un lugar cálido y cerrado, quitar toda la ropa que se haya podido mojar. Si el gorro no está mojado, se lo dejamos puesto y lo acercamos a nuestro pecho abrazándolos, ofreciendo todo nuestro calor corporal. El calor que desprende nuestro cuerpo es lo más efectivo a la hora de revertir una hipotermia. Si es posible realizar un piel con piel directo, sin ropa de por medio, mucho mejor.

Hay que hacer entrar en calor al bebé o niño de manera gradual, evitando el uso de botellas de agua caliente u objetos calientes directos en la piel. Si ha pasado mucho tiempo, los síntomas se agudizan o no vemos que el estado del pequeño mejore, debemos acudir a un centro sanitario lo antes posible.

Como dato curioso en países nórdicos, los bebés duermen la siesta en su cochecito a la intemperie cuando está todo nevado por recomendación médica. Puedes ver los cochecitos aparcados en la puerta de un Coffee Shop mientras los progenitores están dentro calentitos tomándose un café. Eso sí, con un vigilabebés y ropa especial para bajas temperaturas.

Puedes leer más artículos similares a Prevenir síntomas de hipotermia en bebés y niños si hace mucho frío, en la categoría de Primeros auxilios en Guiainfantil.com.