El juego del silencio de Montessori para los niños

Para qué se utiliza el juego del silencio en la infancia

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Sin duda, la concentración es una de las cosas que más les cuesta a los niños. Mantener la atención de un niño a menudo se presenta como todo un desafío. 

Existe un juego, creado por la filosofía Montessori, que pretende ayudar a los niños a mejorar la concentración, la paciencia y la empatía. Se llama Juego del silencio. ¿Lo conoces?

Cómo es el juego del silencio para los niños

El juego del silencio para niños por montessori

Para jugar no se necesita ningún material. Sí es recomendable usar un instrumento musical (una campanita o un cuenco tibetano, por ejemplo), para marcar el comienzo y el final del momento de silencio. O bien se puede utilizar un reloj de arena. Y pueden participar niños desde los 2 años. Pero... ¿cómo se juega? 

1. Pide a los niños que van a participar que se sienten en el suelo en círculo. Si es un único niño, bastará con que te sientes con él.

2. Explícales que van a jugar al Juego del silencio y que tienen que quedarse tan quietos y silenciosos como una flor o una roca.

3. Pide a los niños que cierren los ojos. No pueden dejar de ser flor ni roca. No pueden hablar.

4. Deja pasar 30 segundos. Para empezar, es suficiente. Cada día que jueguen, intenta que permanezcan un poco más de tiempo en silencio.

5. Toca el instrumento musical que utilizaste para marcar el final del tiempo de silencio. También puedes terminar llamando a cada niño por su nombre para que se levanten. 

6. Pide a cada niño que explique delante del resto qué ha sentido o escuchado en su tiempo de silencio.

Beneficios del juego del silencio de Montessori para los niños

El juego del silencio no sirve como castigo. No se utiliza para que el niño reflexione sobre lo que hizo mal. Es sólo un método de relajación que aporta todos estos beneficios a los niños:

1. Ayuda al niño a mejorar la concentración.

2. Desarrolla la disciplina interna.

3. Mejora el autocontrol.

4. Ejercita la paciencia.

5. Hace que los niños aprendan a ser tolerantes y respetuosos.

6. Ayuda a relajarse a los niños y les hace meditar y pensar, como el mindfulness. Esto es bueno para que aprendan a desarrollar el pensamiento crítico.

7. Es un ejercicio fantástico para aumentar la agudeza auditiva. Los niños mejoran su percepción auditiva.

8. Cuando participan varios niños, sirve para practicar el trabajo en equipo.