Juegos para enseñar a los niños matemáticas con el método Montessori

María Montessori defendía que niños y niñas tienen la capacidad de aprender por sí solos

Beatriz Martínez

¿Conoces el método Montessori? Si estás leyendo estas líneas, la respuesta probablemente sea afirmativa. Y es que de un tiempo a esta parte se habla mucho de los métodos educativos que bien podríamos llamar alternativos a los clásicos. ¿Sabes lo que pensamos en Guiainfantil.com? Que lo más acertado es conocerlos todos y usar en casa o en la escuela aquel que más beneficios les aporte a los peques. Veamos un poco más detalle qué dice y cómo se aplica la enseñanza del método Montessori para enseñar a los niños matemáticas. ¡Seguro que te encantará!

Cómo el método Montessori ayuda al desarrollo de los niños 

actividades montessori aprender matemáticas

María Montessori, maestra, psicóloga y médica pero sobre todo una gran pensadora, creía y defendía que niños y niñas tienen la capacidad de aprender por sí solos, y ello implica que ellos mismos deciden en su día a día qué les gustaría conocer. El papel del adulto es de mero guía. A su vez, se debe preparar a los alumnos un entorno agradable y manipulativo en el que cada cual pueda dar rienda suelta a su imaginación y que, además, garantice la exposición a nuevas experiencias.

Se pretende ayudar al alumno a que alcance su máximo potencial dentro de una libertad guiada y teniendo como premisa que el niño marcará sus límites. Ellos crean sus conocimientos, algo que, según explica este método, les será de gran utilidad en su vida adulta. El aprendizaje es mucho más rico y el alumno está motivado en todo momento y con ganas de aprender y de descubrir.

Si pasamos de un punto a otro, a la hora de aprender matemáticas el principio que rige este método será el mismo. Si nos fijamos bien, la enseñanza Montessori afirma que el niño o la niña será quien diga qué conceptos de matemáticas quiere aprender. Por ejemplo, puede mostrar interés en un cuaderno de sumas y restas. Lo abre, lo mira y, cuando algo que no comprende le llama la atención, podrá acudir con total libertad y confianza a sus compañeros o a su profesor para que le explique esos conceptos nuevos. Por supuesto que para que esto sea posible, en el aula o en casa tiene que haber libros y cuadernos de matemáticas acordes a la edad de los niños, así como juegos que den la opción de contar y aprender los contenidos básicos de esta asignatura.

Actividades Montessori para enseñar matemáticas a los niños

enseñar matemáticas con el método montessori

Ahora que ya tenemos clara la teoría de lo que viene a decir la corriente desarrollada por María Montessori respecto a cómo los niños pueden aprender matemáticas de la mejor forma posible, es hora de ver unos ejemplos para poder ponerla en marcha con nuestros hijos o alumnos.

Se pueden poner a disposición de los niños juegos y materiales específicos del método Montessori (en las tiendas afines encontrarás mucho dónde elegir), pero también se puede lograr el mismo resultado con material sencillo que se tiene en casa o en clase, como un juego de damas, ajedrez o cartas, pinturas de colores, palitos, bloques, listones de diferente tamaño y otras piezas que se puedan mover, tocar, poner encima de otras y, por supuesto, contar. Detallemos ahora unos sencillos ejemplos para que lo veamos todo mucho más claro.

Bloques de madera
Una buena idea para empezar a enseñar conceptos como las sumas o las restas es utilizar los bloques de madera. Con ellos podremos aprender a sumar, restar e, incluso, a multiplicar y dividir. Y si además son piezas que tienen diferentes longitudes, se pueden enseñar medidas o pesos además de las distancias.

Números y más números
Tan sencillo como escribir y recortar los números del 1 a 50 para que los niños los empiecen a ordenarlos. Primero por familias o grupos y luego jugar a ponerlos de mayor a menor, ordenarlos para atrás o ver los conceptos de par en impar. ¡Diversión asegurada!

Los contadores
Son excelentes para hacer operaciones y conocer los símbolos de sumar, restar, multiplicar y dividir. Si no tienes un contador, pero sí un ábaco, déjalo en casa en un lugar visible, verás que tu hijo no tardará en empezar a hacerte preguntas acerca de su uso.

El juego de los ceros
Se usa para aprender las unidades, decenas y centenas y para contar hasta el número 1000 y más allá. Recorta unas cartulinas con los números del 1 al 9 y prepara por separado un montón de ceros. Ahora no hay más que poner los ceros a la familia del 1 y ver qué resultado nos da.

¿Lista para que tus hijos aprendan matemáticas con el método Montessori?