Montessori. Juegos en casa para iniciar a los niños en las matemáticas

Actividades cotidianas o juegos caseros para que los niños aprendan los números y las cantidades

Marta Prada
Marta Prada Formadora y Guía Montessori

El área de las matemáticas es una de las que más se nos atraviesa en nuestro aprendizaje. ¿Por qué? Por una razón muy simple: los números son abstractos. Ponerles imagen es complicado a nivel cerebral y más cuando se aprenden a través de un libro de texto. Por eso, en Montessori se busca que las matemáticas no solo se entiendan y se razonen, sino que se puedan manipular, tocar... Esa es la manera de hacer tangible y concretos conceptos abstractos. A continuación te proponemos algunos juegos en casa con los que iniciar en las matemáticas a los niños.

Cómo hace Montessori que las matemáticas sean las favoritas de los niños

Iniciar a los niños en matemáticas según Montessori

Tu cerebro puede imaginar lo que es una casa, lo que son dos casas y tres, pero es difícil que un niño imagine lo que son 10.000 casas y sobre todo que entienda la diferencia con 100.000 casas. Son conceptos a los que es difícil ponerles una imagen precisa que te ayude a entender las cantidades. Se aprenden de forma abstracta, memorizando trucos, fórmulas y cada vez al cerebro le cuesta más razonar y entender.

Curiosamente, en Montessori, matemáticas es una de las áreas favoritas de los niños. De hecho, hacen un trabajo previo manipulativo para preparar su cerebro respecto a la lógica, el orden y la memoria: tienen todo un equipo de materiales sensoriales que precisamente está enfocado a crear a ordenar ideas y crear las bases de una mente lógica y matemáticas. Ordenan tamaños, pesos, longitudes, grosores, formas, texturas...

Es en torno a los 4 años cuando, tras tener unas bases previas de concentración, memorización y orden de ideas (gracias al trabajo que los niños y niñas han hecho con el área de vida práctica y sensorial) cuando comienzan a trabajar con materiales puramente matemáticos.

Ideas de juegos en casa para iniciar a los niños en las matemáticas

Los juegos en casa de matemáticas para tus hijos

Ahora bien, en casa podemos acompañar esta inmersión al mundo de las matemáticas también con experiencias caseras y cotidianas. En esta ocasión quiero darte 10 ideas cotidianas y caseras:

1. Ordenar palitos de brocheta según su longitud
La idea es bien sencilla y asequible. Toma 10 palitos de brocheta de madera o palos de helado. Divídelos en 10 secciones iguales con un lapicero. Corta una sección de uno de ellos, del siguiente dos, del siguiente 3... Hasta que te quedes con uno que tendrá una sola sección. De la misma manera tendrás otro completo con las 10 secciones.

Colorea con un pincel las secciones en rojo y azul de forma alterna. Muéstrale al niño cómo ordenar esos palitos según su longitud. Que el niño practique a ordenarlos y cuando tenga soltura podéis practicar los nombres de las cantidades.

[Leer +: Juegos para que los niños aprendan los colores]

2. Fabrica números sensoriales
Una vez que el niño o la niña haya trabajado el concepto de cantidad con los palitos, otra actividad sencilla que podemos hacer es fabricar sobre unos cartoncitos números sensoriales. Para ello nada más necesitas recortar 10 cartones del tamaño aproximado de medio folio. Dibuja sobre papel de lija los números del 1 al 9 y después recórtalos. Ahora nada más pegarás los números de lija sobre cada uno de los cartones.

Puedes ir dando al niño el nombre de cada uno de los símbolos, con ellos podrá practicar su trazo e incluso podrá empezar a escribirlos sobre bandejas de arena, pizarras... También puede asociar las cantidades (que fabricasteis con los palitos de brocheta, a su símbolo correspondiente).

Montessori en casa para los niños

3. Ordenar y clasificar palillos chinos
Hazte con 45 palillos chinos simples de madera. Ahora toma una cartulina y divídela en 10 secciones que irán numeradas en la parte superior del 0 al 9. La actividad consiste en poner en cada sección el número de palillos chinos que nos marca. 0 en la primera, 1 en la segunda, 2 en la tercera... Puedes tener al lado unas gomitas y poner una gomita a cada conjunto para que vean la cantidad como un todo. Te recomiendo que primero lo hagas tú y después le pidas al niño o niña que lo haga de forma más autónoma.

[Leer +: Aprender matemáticas con Alicia en el País de las Maravillas]

4. Asociar piedras a cantidades
De la misma manera, otra actividad casera puede ser recoger pequeña piedritas. Si queréis podéis pintarlas de rojo para darles más protagonismo. Podéis recortar en cartón y colorear de rojo los números del 1 al 10 luego iremos poniendo debajo las piedras correspondientes.

Para que el niño vea la diferencia de los números pares e impares es interesante ordenarlas en vertical de dos en dos. De tal manera que debajo del símbolo del 1 habrá una piedra. Debajo del símbolo del dos habrá dos piedras: una al lado de la otra formando una pareja (el niño verá número par). Debajo del tres formaremos una pareja y debajo quedará una piedra sin pareja (de tal manera que el niño podrá ver que se trata de un número impar). Y así hasta llegar al número 10.

[Leer +: Juguetes conscientes Montessori]

Más actividades caseras para acercar a tus hijos a los números

Las actividades caseras de operaciones matemáticas

Recuerda que antes de nada es importante mostrar primero tú al niño o niña cómo se trabaja con ese material y después dejar que el niño practique de una forma autónoma.

5. Seguir recetas sencillas
Preparar recetas en familia es otra manera de practicar con las cantidades y los números: pesar ingredientes, calcular cantidades... Si los niños ya pueden leer, un buen ejercicio puede ser redactarle en un folio una sencilla receta que no tenga demasiados pasos y sea sencilla de hacer e invitarle a que lea, busque las cantidades (3 cucharadas de harina...)

6. Juego del 'tráeme'
Este juego casero lo podemos hacer de muchas maneras y con muchas variantes. Es muy sencillo: ponemos una bandeja a la altura del niño y le vamos pidiendo: tráeme 3 pinturas; tráeme 2 velas; tráeme 8 libros. Cuando el niño nos los trae, los contamos despacio con él y le pedimos que lo regrese a su lugar. Es un ejercicio en el que además de practicar las cantidades se están moviendo y están practicando la memoria (primero para recordar cuántos les pedimos y después para recordar de dónde cogió cada objeto y devolverlo a su lugar correspondiente).

7. Invítale a pagar
Este es un juego que podemos hacer con los niños a partir de 5 o 6 años. Se trata de que les invitemos a que sean ellos los que paguen cuando vayamos, por ejemplo, a la panadería, la frutería... De esta manera practicará los modales, se fijará en las cantidades de las monedas, en las vueltas, irá aprendiendo a manejar el dinero...

8. Organizar una merienda con un presupuesto
Podemos asignar a nuestro hijo o hija un presupuesto de 15 o 20 euros para organizar una merienda familiar: el niño pensará cuántas personas son, cuántos ingredientes necesita, etc. Escribirá y redactará su lista de la compra y tendrá que ir fijándose en los precios en el mercado y en el dinero del que dispone. Es una tarea muy completa que además de motivarles, les ayudará a practicar no solo con las matemáticas, sino también con la lectura y la escritura.

9. Calcula los gastos caseros
Este juego es tan sencillo como encargarle a nuestro hijo la misión de calcular, por ejemplo, cuál es el gasto casero de los últimos 3 meses de agua. Se trata de una actividad que podemos hacer con los niños a partir de los 6 años. Con este juego, el niño tendrá que seleccionar las tres facturas, fijarse en los meses y sumar el resultado total. Es un ejercicio muy positivo para que tome conciencia de la energía que consumimos.

10. Una paga
Esta actividad casera te la recomiendo para niños de 6 años. Asignar a tus hijos una pequeña paga es una forma sencilla y cotidiana para que practiquen y tomen conciencia de las cantidades, el dinero y el valor de las cosas es asignarles una pequeña paga.

Esa paga puede estar relacionada con tareas especiales que el niño realice fuera de sus rutinas diarias (por ejemplo: contribuir a reparar un mueble), de esta manera irá tomando conciencia de sus presupuestos, de cuánto vale aquello que quiere comprar, cuánto necesita ahorrar, lo que le falta...

[Leer +: Enseñar a los niños a leer con Montessori]

Aprender matemáticas en el día a día según Montessori

Matemáticas caseras para los niños

Las matemáticas están presentes en la vida cotidiana. Fijarnos en los números de las matrículas, en los precios, en las distancias, en los minutos, etc. ayuda a los niños a ir tomando consciencia de los números, las cantidades y las operaciones básicas.

El área de matemáticas es una de las áreas más extensas y con más materiales en Montessori. En este artículo te he dado algunas ideas para iniciar a tus hijos en las matemáticas y practicar con actividades cotidianas posteriormente.

Lo ideal y deseable es que los niños y las niñas puedan ser protagonistas de su propio aprendizaje, que lo vinculen a la vida y que encuentren la aplicación práctica en el día a día. Cuando el aprendizaje se vincula a la experiencia se genera una emoción. Está demostrado científicamente que el ser humano necesita emocionarse para aprender, de modo que invitemos a nuestros niños a vivenciar las matemáticas e integrarlas en su vida.

Puedes leer más artículos similares a Montessori. Juegos en casa para iniciar a los niños en las matemáticas, en la categoría de Matemáticas en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: