Probar el método Kumon con tus hijos en casa y que funcione

Consejos para que el Método Kumon para aprender matemáticas sea un éxito entre los niños

Jorge Marín Labbe
Jorge Marín Labbe Formador Educacional

Es probable que hayas oído hablar del método Kumon, ¿verdad? Se trata de una estrategia o metodología desarrollada por el japonés Tōru Kumon cuyo principal objetivo es enseñar a los niños o adultos a aprender por sus propios medias las matemáticas. Para ello, se propone la resolución de cuadernillos de ejercicios, que poco a poco se hacen más complejos, hasta que la persona alcance un nivel avanzado de destreza.

Muchos padres tratan de poner en práctica esta técnica en casa para que sus hijos aprendan matemáticas. Sin embargo, a menudo fracasan porque no saben cómo llevarla a cabo para que esta sea efectiva. Es por ello que a continuación te voy a proponer algunos consejos para llevar a cabo el método Kumon en casa y que realmente funcione con los niños.

Método Kumon para que los niños aprendan matemáticas

Hacer el método Kumon para niños en casa

Resulta divertido cuando uno decide realizar sus ejercicios físicos en casa. No dudamos en arreglar el living o la sala de estar, de cambiar todo el orden, para poder ejercitarnos como corresponde. Pasa lo mismo si, como padres, tomamos la determinación de realizar un viaje en familia. No basta con solo plantear el deseo, sino que elaboramos toda una planificación para no solo llegar a destino, sino poder disfrutarlo como corresponde.

Como ven, uno tiene un objetivo y hace girar o cambiar el hogar para que se pueda alcanzar dicha meta. Pasa lo mismo cuando deseamos que nuestros hijos puedan alcanzar algún objetivo. Como papá gira todo nuestro mundo para que nuestro retoño pueda crecer y formarse como corresponde. Es justamente lo que quiero plantear. Cómo podemos como familia colaborar para que uno de nuestros miembros pueda aprender una estrategia que le permita aprender.

La herramienta que estamos hablando es, por supuesto, del método Kumon. Nuestra pretensión es señalar algunas estrategias que se pueden utilizar en casa, para que no solo sea una tarea que permita desarrollar la destreza matemática, sino que también sea un proyecto o propósito familiar.

Consejos para hacer el método Kumon en casa y que sea un éxito

Aprender matemáticas gracias al método Kumon para niños

Veamos los 5 consejos que nos propone la metodología Kumon.

1. Fijar una rutina
Es decir, establecer un horario de trabajo y un lugar fijo para hacer los ejercicios. Debemos elegir una hora de su día de acuerdo a las rutinas de nuestros hijos tomando en cuenta cómo es un día normal en casa. Eso significa evaluar cómo son sus mañanas, si se puede trabajar después del desayuno, al volver del colegio dejar un espacio de veinte o treinta minutos de trabajo...

2. Predicar con el ejemplo
Mientras tus hijos están trabajando, aprovecha el tiempo para realizar las tareas de la casa u obligaciones del trabajo y, de esta forma, dar ejemplo. La idea es estar y acompañarlos mientras trabajan, porque se dan cuenta que nosotros los padres también tenemos tareas que cumplir. Para reforzar más este concepto, si tus hijos son cuidados por una persona, también ella debe tener la libertad para realizar sus pendientes al mismo tiempo que tus hijos.

3. Gestionar las prioridades
A medida que pasan los días, a todos nos cuesta cada vez más mantener el horario por diversos motivos. Estos objetivos de largo plazo permiten a tus hijos a reflexionar sobre su propia gestión, a sopesar sus prioridades, a ver la necesidad de generar una planificación más acorde a lo que soy como persona.

Acompáñalos para que puedan descubrir un orden de prioridades en sus actividades. Que para cumplir los objetivos, hay que motivarse y fortalecer su voluntad; porque solo así se logra mantener un ritmo y determinar cuáles actividades me permiten formarme en mi objetivo.

4. Celebrar los éxitos
El refuerzo positivo, aunque sea pequeño, tiene un efecto tan grande en los niños -y adultos- que permite mantener la motivación. Elogiar por hacer la tarea de Kumon, felicitarlo por completar el desafío diario o destacar su constancia mantiene en alto la energía y su autoestima se mantiene fuerte y permanente.

5. Ser sistemático
Mantener el ritmo, vigilar y recordar los horarios, revisar los plazos y evaluar sus resultados. Si no estoy presente, que la persona que cuida a mi hijo sepa los objetivos y que mantenga el acompañamiento. Es decir, mantener el ritmo y no decaer en la metodología.

Como ven, al igual que hacer ejercicios o realizar un viaje, estas mismas estrategias deben ser ocupadas para esta metodología. Lo importante es que estas mismas tienen que ser bien llevadas con prudencia, sin atosigar, para que este mismo sistema y la constancia rinda su fruto y permitamos que los niños alcancen su objetivo de aprender las matemáticas.