17 semanas de embarazo

Semana 17 de embarazo. La evolución y el desarrollo del bebé en la semana diecisiete del embarazo

La semana 17 de embarazo no es tan diferente a la semana 16. Ya es el momento de experimentar cambios importantes tanto en el cuerpo, pechos y espalda, como también en las emociones. Es una de las etapas que las mujeres suelen disfrutar más en todo el embarazo. Llegamos a la semana 17 y ya va siendo hora de conocerse más y de organizar algunas cuantas cositas.

Cambios en el cuerpo de la mujer embarazada

Mujer embarazada en la semana 17

A partir de la semana 17 la mujer puede experimentar un aumento de sus pechos. Las hormonas empiezan a prepararlos para la producción de leche. Por ello, se aumenta la irrigación de sangre hacia los pechos, como también se experimenta el crecimiento de las glándulas mamárias. Las venas comienzan a hacerse visibles. El cuerpo de la mujer se prepara para una futura amamantación.

A medida en que progresa el embarazo, el aumento del tamaño del útero suele ejercer presión sobre la vejiga, con lo que la mujer sentirá la necesidad de orinar con mayor frecuencia. Además, los cambios hormonales propios del embarazo pueden dilatar los uréteres, aumentando el riesgo de padecer infecciones urinarias. Es importante, en estos casos, no aguantar la orina, beber mucha agua y acudir al médico si siente escozor o dificultad al orinar.

Debido al aumento de peso y la acción de las hormonas, es posible que la mujer presente alguna curvatura de la espalda. Es necesario vigilar la postura y si posible, hacer algunos ejercicios físicos para fortalecer la espalda. La natación y el yoga son muy recomendables, desde cuando el médico lo apruebe. 

La salud y las emociones durante el embarazo

En la semana 17 si la mujer no lo ha hecho anteriormente, el médico podrá sugerirle a que haga el triple test o triple screening, es decir, una analítica de sangre para medir los niveles de alfa-fetoproteína (AFP) y de las hormonas hCG y estriol, en la sangre de la madre, y así comprobar que el bebé está bien. El médico también podrá realizar una ecografía para saber si el bebé está bien formado, si está en posición correcta y, si es posible, saber si es un niño o una niña. A partir de la semana 17 el medico, especialmente si la mujer tiene más de 35 años, recomendará la amniocentesis, una prueba que se hace con la colecta del líquido amniótico para descartar cualquier problema cromosómico como el síndrome de Down.

En esta etapa es importante que la mujer evite movimientos rápidos y bruscos como saltos y los que tengan que agacharse o flexionar las articulaciones en demasía. Son muy recomendables los ejercicios físicos como caminar y natación.

El sueño también es muy importante para que la mujer mantenga sus emociones equilibradas. Para eso, hay que ahuyentar los miedos, los recelos y tranquilizarse. Los masajes así como el yoga o el taichi pueden ayudarles a conciliar mejor el sueño y dejar las preocupaciones de lado.

Algunas mujeres pueden sentir molestias abdominales en esta semana, especialmente en las laterales al pubis. Eso es debido a los ligamentos uterinos que se estiran para acompañar el desarrollo uterino y la prolongación de los músculos abdominales.

Desarrollo y crecimiento del bebé en el embarazo

Bebé en las 17 semanas de embarazo

A partir de la semana 17 de embarazo, la carita del bebé estará bien formada. El proceso de crecimiento y maduración de los principales órganos y sistemas, como son el nervioso, el respiratorio, genital y otros, es un hecho. Sus riñones funcionan bien y le permite evacuar algunas veces. A través de la placenta la orina vuelve a la madre que se hace cargo de ella.

Tanto los ojos como los oídos del bebé evolucionan bien. Sus ojos siguen cerrados pero ya son sensibles a la luz. A la semana 17, el bebé ya empieza a tener pelo en las cejas, pestañas, y el labio superior. 

En esta etapa, el bebé experimenta cambios también en su piel. Empieza a formar un tejido adiposo (vermix) que le ayuda a conservar la temperatura corporal y protegerse. Su piel que aún es transparente permite visualizar los vasos sanguíneos.

Se cambia de postura con frecuencia, por lo que en las semanas siguientes hará con que su mamá sienta sus movimientos con más fuerza. El bebé empeza a expresar algunos reflejos como la succión y la deglución.

En esta etapa, el bebé suele medir 13 a 17 centímetros y pesar entre 150 y 180 gramos, aproximadamente.

Dieta y alimentación para la embarazada

Dieta de la embarazada en la semana 17

Es muy importante que la mujer adquiera hábitos de alimentación saludables en todas las etapas del embarazo. Especialmente a partir de la semana 17 es conveniente que la mujer cuide su alimentación. No es necesario que coma por dos, sino de que lleve una dieta variada y rica en nutrientes necesarios para el desarrollo de su bebé.

En esta etapa donde el embrión desarrolla las extremidades de su cuerpo, es muy importante el papel del calcio ya que ayudará a la formación de los dientes, huesos, además de favorecer al cuerpo de la mujer. Seguramente, cuando hagas la revisión con el ginecólogo, él te recetará algún suplemento de calcio.

El hierro también es importante y debe estar en la alimentación de la mujer embarazada en esta etapa. Se debe comer más carnes, legumbres y frutos secos.

El estreñimiento puede seguir molestando a la mujer embarazada y más con el crecimiento del bebé. Se recomienda una dieta rica en fibras y consumir por lo menos 8 vasos de agua al día.

Curiosidades de la semana 17 de embarazo

Por el tamaño de la barriga, es aconsejable que la mujer no lleve tacones ni ropa muy ajustada, para evitar alteraciones en la circulación.

Por el crecimiento de los pechos, es conveniente que la mujer tenga que comprar sostenes adecuados a tu nuevo tamaño. Muchas mujeres aumentan uno o dos números el tamaño de las copas del sostén.

La mujer tiene todo el derecho de ausentarse del local de trabajo para la realización de exámenes y pruebas médicas.

Es conveniente que la mujer use ropa interior que sostenga bien el útero para sentirse más cómoda y menos molesta por el peso de la barriga.