Qué hacer para que los niños vayan contentos a la escuela

¿Qué podemos hacer los padres para que nuestros hijos vayan a la escuela sin nervios, sin miedos ni dramas? Hay niños que tienen, además, un mal despertar, les cuesta salir de la cama, vestirse, desayunar... como si llevaran piedras enormes en su espalda. Para animarles y ayudarles a controlar la ansiedad para que acudan a la escuela de una forma tranquila y relajada, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics- AAP) nos da algunos consejos y recomendaciones muy útiles que seguro van ayudar a muchos padres.

El despertar de los niños para ir al colegio

Madre con despertador en la mano

- Ser positivo y transmitir tranquilidad a los niños. La calma y la paciencia son los secretos del éxito. La AAP recomienda a animar y recordar a los niños que van a estar con sus amigos, que con ellos compartirán experiencias y juegos.

- Certificarse de que el niño no tiene problemas de salud. Problemas de visión y de audición, por ejemplo, así como alguna infección, pueden impedir a que el niño aprenda adecuadamente. Siempre es aconsejable seguir las revisiones médicas, también para verificar si le falta alguna vacuna.

- Vigilar el peso de la mochila del niño. La AAP aconseja que se tenga en cuenta el tamaño del niño y que el peso de la mochila no sobrepase en más de 10 o 20 por ciento del peso del niño, para evitar lesiones y problemas más serios en su espalda, y que el material sea bien distribuido en todos los compartimentos de la mochila. El niño debe utilizar siempre las dos correas, y los mayores que usen las mochilas con ruedas.

- El transporte del niño al colegio. Es muy importante que se calcule bien el tiempo que el niño necesita para cambiarse y desayunar antes de ir al colegio, para que el inicio del día no sea estresante. Muchas veces, los padres se relajan en ello y el niño acaba llegando siempre tarde a la escuela. Es importante no olvidarse de las reglas básicas de seguridad en el camino de ida al colegio, sea en coche o en el autobús escolar. Cuando el niño va caminando al colegio, los expertos aconsejan verificar si la ruta es segura. Y que los niños más pequeños siempre vayan acompañados por un adulto.

- El sueño del niño es muy importante. Los niños que duermen bien aprenden mejor. Según la edad, se puede saber cuántas horas necesita dormir cada niño. Es necesario asegurarse de que el niño tiene una buena rutina de sueño.

- El desayuno es el mejor combustible para empezar bien el día. Es la comida principal del día. Ayuda a despertar el cuerpo, es bueno para la mente y para concentrarse en las clases, da energía y mantiene su metabolismo. Conozca el mejor desayuno para los niños.

- Un almuerzo saludable. Ojo a la alimentación de los niños, principalmente a los que estrenan escuela. Se debe conocer bien el menú escolar diario para complementarlo luego en la cena de casa. A veces, la falta de vitaminas puede hacer con que el niño se encuentre más cansado. En edades escolares los niños necesitan comer bien, y evitar dulces, grasas, que pueden exponerlo a la obesidad.

- Enseñar a los niños a defenderse en la escuela. Conocer sus amigos, y poner especial atención a cualquier cambio en el comportamiento y en la conducta del niño. Es muy importante que acostumbres a tu hijo a que te cuente todo lo que hace en el colegio, con quién juega en el patio, cómo ha sido la comida, etc. Crearás un lazo de confianza y evitará, por ejemplo, a que el niño se enfrente un posible acoso escolar, en silencio.

- Crear una rutina de estudio. También es importante ayudar a los niños a crear una rutina de estudio y establecer reglas claras con respecto al tiempo que dedican a hacer otras actividades extraescolares.

- Que el niño tenga tiempo para jugar. No todo es escuela, deberes, los niños necesitan jugar y estar con sus amigos y familia.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com