Diez frases divertidas que muestran que los niños no mienten

Raquel OberlanderPeriodista y publicitaria

Dicen que sólo los niños dicen la verdad, si bien no es un dicho demasiado acertado, y de eso sabemos los que tenemos hijos, lo que sí sucede es que no tienen filtro, dicen lo primero que se les pasa por la cabeza sin medirlo.

Los niños conocen la mentira piadosa, tienen una manera muy particular de entender y explicar el mundo y en muchas ocasiones sus ocurrencias nos dejan con la boca abierta. Esto lo demuestran estas divertidas y tronchantes frases dichas por los niños.

10 frases divertidas que nos recuerdan que los niños no mienten

frases de niños que muestran que no mienten

1. Carolina tuvo que hacer un trabajo para la escuela y la mamá le preguntó:
-Y Carol, ¿entendiste lo que es la energía electromagnética?
La niña respondió:
-No, pero no importa. Eso no es importante para la vida.
Carolina, 10 años

2. “Ojalá mi hermana fuera un juguete a pilas para poder sacárselas cuando me molesta”
Felipe, 5 años

3. El primer día de clase, Agustina se paró al lado de su maestra y le dijo: “Soy tan alta como tus partes íntimas”.
Agustina, 5 años.

4. Mamá ... si yo estaba en tu panza, ¿por dónde salí ... si no hay puerta?" preguntó Teo. Y el mismo se respondió: "¡Ya sé! llamaste a Bob Construye y te hizo un agujero".
Teo, 2 años. 

5. Clara, con voz seria y preocupada, le confesó a su mamá: “Mamá, yo me como los mocos”.
Clara, 4 años

6. La mamá de Nacho estaba preparando un examen y él no paraba de hablarle. Por eso su mamá le dijo: “Nacho, mamá necesita que hagas silencio, porque no puedo estudiar y voy a perder el examen”, a lo que Nacho le contestó: “No te preocupes mami, si lo pierdes yo te ayudo a encontrarlo. Soy muy bueno encontrando cosas”.
Nacho, 3 años  

7. María viajaba en un autobús con sus papás y subieron dos señoras muy maquilladas. María las miró, miró a sus papás y exclamó: “¡Feítas las criaturas!”.
María, 6 años.

8. El tío de Juan estaba leyendo el diario en el living de la casa y se levantó para ir al baño, con el diario en la mano. Entonces, Juan le dijo: “Tío, mirá que en el baño hay papel”.
Juan, 8 años 

9. Mi abuelo dice más cosas en una oración, que lo que dice un profesor en 40 minutos de clase.
Lucía, 14 años

10. Algunas veces le digo cosas malas a mi hermano, pero me siento muy bien. ¿Eso quiere decir que soy un hipócrita?
Bruno, 7 años