Descubre el método BLISS, una versión mejorada del Baby Led Weaning

Conoce las ventajas de este sistema de introducción a la alimentación complementaria

Virginia Vicente Pascual

¿Y si después de la leche materna te saltas los purés de verduras y las papillas de frutas? Hasta ahora existía un método, el Baby Lead Weaning, pero en los últimos meses ha surgido una variante mejorada, el método BLISS (Baby Led Introduction to Solids), que te dice qué tipo de nutrientes debes poner en el plato del pequeño. ¿Te atreves? Conócelo un poco mejor y luego decide. 

En qué consiste el método Bliss

método bliss

Poner al bebé a comer con el resto de la familia y dejar que coja con las manos los mismos alimentos que comemos nosotros es una forma distinta de introducir los sólidos en su dieta. Al principio te dará reparo por miedo a que se atragante o porque el mantel y su ropita tendrán que ir directos a la lavadora, pero aquí te relatamos algunas ventajas de método BLISS, un sistema de introducción de los alimentos que viene a solucionar posibles inconvenientes de su predecesor, el Baby Lead Weaning. 

El método BLISS introduce los alimentos sólidos en la nutrición del bebé de forma individual y no mezclados en puré. Además, se trata de que el niño los tome y no se los des tú. Los alimentos tienen que tener un tamaño adecuado para evitar atragantamientos y no debes ofrecerle en la misma comida demasiados tipos de alimento.

El método recomienda que no nos pasemos de cuatro alimentos distintos, pero sobre todo debes cumplir tres premisas en cada comida:

1. Siempre tiene que haber un aporte adecuado de energía que obtendremos de los hidratos de carbono o las grasas.

2. Siempre tiene que haber un alimento rico en hierro que proceda de proteína animal o vegetal

3. Siempre tiene que haber una verdura o una fruta.

Las 7 ventajas del método BLISS 

el método bliss y el método baby led weaning

Y antes de empezar a contarte todo lo bueno que tiene el método BLISS, recuerda que para empezar a darle a tu bebé sólidos, deberás darle trozos lo suficientemente grandes, casi del tamaño de su puño.

A demanda
El concepto de “alimentación complementaria dirigida por el bebé” se inicia después de los seis meses de lactancia materna exclusiva que recomienda la Organización Mundial de la Salud. Como hemos estado alimentando al bebé a demanda, este método de continuidad también es a demanda, con lo cual el bebé autorregula lo que su cuerpo necesita en cada comida.

Alimentación variada
Con el método BLISS garantizamos una dieta equilibrada con alimentos sanos y variados y con diversos aportes nutritivos.

Funciona por imitación 
El bebé se sentará en la mesa en su trona, al lado del resto de la familia, y se sentirá un miembro más. Actuará por imitación, observando cómo comen los demás y aprendiendo de sus conductas.

Lo mismo para todos
Otra de las ventajas es que no tendréis que preparar una comida distinta para el bebé, comerá lo que toque ese día. ¡Os ahorráis cocinar de más!

Destete gradual
Con este método, el niño irá dejando la lactancia materna de una forma más natural y gradual.

Mayor autonomía
Con el método Bliss, el bebé irá evolucionando exponencialmente en la forma de tomar los alimentos. No es un ser pasivo como pasa cuando le acercamos la cuchara de puré a la boca, sino que se convierte en sujeto activo y protagonista del acto de comer. Primero tomará los alimentos con el puño, luego con los dedos, mejorando su psicomotricidad fina y, poco a poco, irá cogiendo los cubiertos y aprenderá a utilizarlos con más o menos destreza.

Desarrollo del gusto
Al estar expuesto a alimentos diferentes con diferentes texturas, el niño desarrollará el gusto por diferentes sabores y aprenderá a masticar de forma temprana.

Cómo realizar la aplicación del método BLISS

Después de leer todos los beneficios del método BLISS, ¿quieres comenzar a poner en práctica este sistema de introducción a la alimentación complementaria? ¡Toma nota de algunos consejos para padres!

- Tienes que ofrecer trozos blandos para que él mismo pueda aplastarlos con la lengua y el paladar. 

- Ten mucha paciencia, olvídate de las prisas y, sobre todo, deja que sea él el que se meta la comida en la boca. 

- Aunque puede comer de todo, hay una lista de alimentos que debemos obviar. ¿Sabes a cuáles nos referimos? Procesados, azucarados y salados. 

- No le agobies ofreciéndole muchas cosas a la vez. Un trozo de cada comida como máximo para que no se sature. 

- Asegúrate de que el bebé está bien sentado y de que se mantiene erguido en su trona. 

- Nunca debes dejarlo solo. Siempre tiene que haber un adulto a su lado. 

- Y, por supuesto, prueba la comida antes que él para asegurarte que la textura y la temperatura es la correcta. 

¡Atrévete con el método BLISS! Haz la prueba y ten paciencia, porque al principio comerá poco y manchará mucho, pero poco a poco irá comiendo más y manchando menos. ¡Ya verás!

Puedes leer más artículos similares a Descubre el método BLISS, una versión mejorada del Baby Led Weaning, en la categoría de Bebés en Guiainfantil.com.