Alimentos contra la acidez de estómago en el embarazo

Qué hacer para evitar el ardor de estómago

La acidez de estómago en el embarazo se debe, en parte, a la revolución hormonal que se está sufriendo. Una de las funciones de la progesterona durante el embarazo es relajar los músculos, por lo que relaja también los músculos del estómago. Por otra parte, sobre todo hacia el final del embarazo, el volumen del conjunto útero-feto presiona en el resto de los órganos dejando poco espacio. 

Los síntomas de acidez, en particular esa sensación de quemazón, se debe a los jugos del estómago subiendo desde el la boca del estómago hacia el esófago. Paralelamente, otros síntomas incluyen gases, náuseas, vómitos y sensación de estar más llena de lo humanamente soportable, lo que hace las digestiones tremendamente pesadas e incómodas. Además, durante el embarazo, y debido al desplazamiento que sufren los órganos, la acidez y la pesadez pueden sentirse como molestias o dolor en el pecho.

Alimentos que evitan la acidez de estómago en embarazadas

Alimentos para evitar el ardor del estómago

Cuando los síntomas son severos, puede ser necesario el uso de antiácidos, algo que será el médico el que prescriba. Sin embargo, cuando los síntomas son leves, un cambio en la dieta o en los hábitos alimentarios e incluso el estilo de vida, pueden ser suficientes para mantener la acidez de estómago bajo control.

- Cereales como la avena, el arroz o el trigo (pasta o cuscús), verduras como la lechuga, las judías verdes, el brócoli o la coliflor, carnes de pollo y pavo o pescados blancos, además de frutas como el melón, la sandía o el plátano pueden ayudar a aliviar los síntomas de la acidez.  

- Acompaña las comidas con agua, prescindiendo de otras bebidas.

- La leche puede ayudar a controlar la acidez, neutralizando los ácidos gástricos. Sin embargo, según los últimos estudios realizados, puede producirse un efecto rebote, ya que estimula también la producción de ácido.

- Entre horas pueden tomarse yogures o batidos de leche y frutas, alimentos líquidos y ricos en proteínas suelen ser más fáciles de tolerar.

Otros consejos para evitar la acidez en el embarazo

- Evitar el tabaco y el alcohol. El embarazo es motivo suficiente para evitarlos, ya que pueden causar daños en el feto, pero además, empeoran la acidez y pesadez de estómago.

- Limitar la cafeína (café, té y bebidas de cola), ya que también empeora los síntomas.

- Comer despacio, con regularidad y pequeñas porciones. Mantenerse en una posición erguida tras las comidas, para evitar que la gravedad ayude a los jugos gástricos a subir hacia el esófago.

- Intentar no comer antes de acostarse, mejor cuando ya se hayan empezado a digerir los alimentos, al menos unas 2-3 horas.  

- Evitar desencadenantes como el chocolate, los zumos, las bebidas carbonatadas, los alimentos típicamente ácidos, como los cítricos o el tomate, y las comidas ricas en grasas.

- Evitar las comidas excesivamente especiadas, sobre todo el picante, aunque especias como el jengibre parecen ayudar a mejorar los síntomas.

 

Cada mujer es diferente, por lo que conviene hacer una lista o mantener un diario, apuntando los alimentos que empeoran y/o mejoran los síntomas, porque la acidez de estómago es algo que puede repetirse en futuros embarazos.