7 beneficios de tejer para los niños

Por qué es bueno enseñar a tejer a nuestros hijos

Estefanía Esteban
Estefanía Esteban Responsable Multimedia

Mejora la paciencia, la coordinación oculo-mano... Ni imaginas la cantidad de beneficios que tiene tejer para los niños. No pienses que es una tarea 'de abuelas'. Tejer ha dejado de ser algo exclusivo de las personas mayores. Muchos padres y madres utilizan esta actividad como una fabulosa terapia anti estrés.

Te explicamos por qué deberías enseñar a tu hijo a tejer. Tras una entrevista a la profesora Lauren Drake, que decidió incluir en su clase las agujas de coser para colaborar de paso con una causa benéfica, hemos reunido los 7 beneficios de tejer para los niños. Aquí los tienes. 

7 beneficios de tejer para los niños que debes tener en cuenta

Beneficios de tejer para los niños

1. Trabajan la paciencia: Al principio tejer ayuda a tener paciencia. Después de aprender lo básico, empieza a ser muy relajante, meditativo y sencillo. Mejora la paciencia de los niños en dos aspectos:

- En primer lugar, cuando los niños están empezando siempre hay algo que sale mal, lo que en muchos casos le obliga a empezar de nuevo, incluso en varias ocasiones. No obstante, a menudo los proyectos son interesantes y los niños tienen la motivación suficiente para superar estas dificultades, lo que se traduce en una mejoría de la paciencia.

- Y En segundo lugar, se tarda bastante tiempo en confeccionar una pieza, de tal manera que cuando los niños  ven a su prenda acabada después de varias horas de trabajo su paciencia se ve recompensa

2. Ayuda a mejorar las relaciones con otros niños: Hay un componente social, ya que los tejedores más avanzados pueden ayudar a los principiantes y se puede charlar tranquilamente al mismo que se teje. Entre los amigos, se pueden enseñar, y pueden tejer juntos. También es una buena idea que familiares cercanos al niño le enseñen a tejer. Una forma ideal de afianzar el vínculo.

3. Mejora la creatividad: Tejer inspira mucha creatividad, porque los niños no solo pueden elegir la pieza que quieren tejer (gorro, bufanda etc.), sino también elegir la lana y los tipos de puntos.

4. Consecución de logros: Los niños sienten una gran satisfacción al ver su prenda crecer y también sienten una gran satisfacción ver que ellos mismos han creado algo. Además,  pueden regalar lo que tejen a alguien de su familia, amigos o donarlo a una causa solidaria. 

5. Desarrolla las habilidades motoras: Tejer ayuda a desarrollar habilidades motoras, sobre todo, la psicomotricidad fina y la coordinación oculo-mano.

6. Es bueno para las matemáticas: Es una actividad que ayuda también con las matemáticas, ya que los niños tiene que contar los puntos que hacen y seguir patrones.

7. Mejora la concentración: Ayuda a estar concentrado en el presente y tener su atención enfocada en no perder los puntos y entrelazar el hilo correctamente. 

A partir de qué edad pueden tejer los niños y qué valores transmite

La profesora Lauren Drake decidió aprovechar el recreo y comenzar a enseñar a tejer a alumnos de bachillerato que querían de forma voluntaria colaborar con una ONG (KnitAid) que envía ropa a campos de refugiados en todo el mundo. Pero es una actividad de la que se pueden beneficiar niños mucho más pequeños. De hecho, ella enseñó a su prima de 8 años a tejer y no tuvo ningún tipo de problema. Incluso hay niños que se han interesado por el crochet desde los 6 o 7 años. 

Además, tejer también transmite valores a los niños. Al nivel del aula, transmite valores porque los alumnos tienen la oportunidad de ayudarse entre ellos y tejer algo de forma colaborativa. Fuera del aula, las piezas tejidas pueden ser donadas, o puedes intentivar a tu hijo a tejer para regalar prendas a sus seres queridos. Inspiras en él de esta forma la gratitud y la amabilidad.

Fuente: Entrevista a Lauren Drake, profesora del Bachillerato Internacional en el grupo educativo Brains International School y responsable del proyecto Knit Aid