Consejos para que los niños no se pongan nerviosos en un examen

4 ideas para reducir la ansiedad y el estrés, y combatir el miedo y los nervios de los niños ante los exámenes escolares

En general, los exámenes suelen ser situaciones estresantes que en ocasiones pueden ser vividas por los niños como tremendamente angustiosas interfiriendo así, tanto en el rendimiento escolar como en el bienestar general de los alumnos. Cuando llega la época de exámenes y, sobre todo en la recta final de curso, es habitual ver tanto a adultos como a niños y adolescentes especialmente nerviosos, y es que en ocasiones, ¡parece que se examina toda la familia!

Consejos para reducir el estrés de los niños ante el examen

como combatir el estrés de los niños

En los momentos en los que los niños han de enfrentarse a un examen, es importante contar con técnicas y estrategias para ser capaces de controlar esos nervios en las evaluaciones y saber como manejar la ansiedad ante los exámenes.

1. Es importante que el niño confíe en si mismo. Dialogar con los hijos y explicarles darles ánimos es fundamental, con frases como 'has llegado hasta aquí y has aprobado exámenes muy difíciles, podrás hacerlo'. 

2. Expliquemos a los niños que han de pensar en positivo. 'Yo puedo', 'lo haré bien', son frases que le ayudarán y le darán ánimo.

3. Hay que respirar profundamente antes del examen y sobre todo, dedicar tiempo a la espiración. Soltar todo el aire despacio por la boca hasta que el niño note como sus pulmones se vacían. Les ayudará a relajarse.

4. Si el profesor lo permite, ayuda llevar una botella de agua y beber pequeños sorbitos durante el examen. Puede ayudar a mantener la concentración y a reducir el nivel de ansiedad.

El diario - Técnica para enseñar a los niños a ser positivos

Consejos para enfrentarse a un examen

Escribir un diario es un recurso y una estrategia muy útil, tanto para los niños como para los adultos, para que vean la situación que están viendo desde otro ángulo. Para llevar a cabo la técnica del diario tenemos que tenernos un cuaderno (o folios) y un bolígrafo o un lápiz.

Cada noche, debéis encontrar un momento al final del día para reuniros todos juntos, en familia, para escribir en el cuaderno al menos una cosa buena que os haya ocurrido a lo largo de esa jornada. Puede ser después de cenar o antes de irnos a la cama. Lo importante es que fijemos el momento. Si no es posible todos los días, podemos hacerlo 1 vez a la semana.

La técnica puede ser llevada a cabo de una forma conjunta, es decir, un diario de la familia, o de forma individual. Lo importante es que apuntemos todo, por pequeño que sea, que hemos hecho o que nos ha pasado de positivo en este día. Si lo pensamos y lo buscamos, siempre lo encontraremos. Incluso cuando las situaciones en casa no son tan buenas como nos gustaría, se pueden sacar cosas buenas. Podemos reconocer y escribir por ejemplo:

  • El desayuno que papá ha preparado esta mañana
  • La sonrisa de un amigo o amiga
  • El haber aprendido un juego nuevo en el patio del colegio
  • El regalo que ha hecho un hermano
  • El haber aprendido una tabla de multiplicar, etc.

Gracias a esta técnica, los niños aprenderán:

  • Que todos los días pasan cosas buenas
  • Que ellos vean lo positivo de las situaciones complicadas
  • Que no necesitamos grandes logros para estar felices
  • Que las cosas más sencillas son importantes y las debemos apreciar
  • Que hay que ser optimistas y esperar siempre por lo mejor

Métodos para enseñar a ser positivo a tu hijo

Puedes leer más artículos similares a Consejos para que los niños no se pongan nerviosos en un examen, en la categoría de Escuela / Colegio en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: