Qué son los valores y por qué son básicos para educar a los niños

La importancia de educar en valores a los niños

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

Los valores se pueden definir como las características que poseen las personas y que les ayudan a desenvolverse mejor en el ambiente en el que se encuentran.

Por tanto, los niños deben aprender a valorar las conductas y los comportamientos para sentirse bien consigo mismo y con los demás. Así, podrán entender y actuar el entorno que les rodea de un modo tolerante y será más agradable. Pero, ¿cómo educar a los niños en valores?

Educar a los niños en valores

Los valores para educar a los niños

Al nacer los niños no son “buenos”, ni “malos”, el ambiente en el que se encuentra es el que le va guiando. Junto a su personalidad y a los valores que se transmiten desde su entorno va aprendiendo la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto.

Los valores tienen importancia en cualquier etapa de la vida del niño. Es importante educar a los niños en ellos desde temprana edad ya que son muy importantes en la toma de decisiones que afectan tanto al individuo, como a las personas que le rodean.

- Desde que nacen. A través de pequeños actos los niños perciben lo que está bien y lo que no se debe hacer.

- A partir de los 3 años. Son capaces de ver en otros niños lo que hacen mal y lo que hacen bien. Por ejemplo, “Juan es malo porque muerde”.

- A partir de los 5 años. Los niños tienden a mirar a los adultos como “ejemplo correcto”. Intentan ser como ellos. De esta manera aprenderán muchos valores.

Qué son los valores

Los valores varían según las culturas, las familias o las personas. Existen diferentes tipos: Valores familiares, socioculturales, personales, espirituales, materiales, éticos y morales.

Centrándonos en la educación de los niños vamos a poner el foco en los valores familiares, ya que serán los primeros que aprenderán los niños. Cada familia trata de inculcar aquellos que considera más importantes para que el pequeño pueda desarrollarse en la sociedad y vivir en concordia con los otros.

Este tipo de valores tienen que ver con los valores personales de los padres, y si saben transmitirlos con paciencia, amor y delicadeza, pueden ser una buena base en la que apoyar, aceptar o rechazar otras experiencias, actitudes y conductas con los que los niños se irán encontrando a lo largo de su vida.

Cómo transmitir valores a los hijos

La adquisición de valores positivos depende de la personalidad del niño, de sentirse querido y seguro, del tipo de apego con los adultos que le rodean y de la confianza que el pequeño tenga en sí mismo Así, la responsabilidad de la transmisión de estos valores a los niños es de lo padres. Los valores no se enseñan de manera independiente al resto de cosas, ni “dando la charla”. Se hace a través del ejemplo práctico, a través del día a día y de la observación de los hijos. Para hacerlo, os dejamos unos consejos para educar a los niños en valores:

- Ser guías. Los padres han de señalar el camino a seguir a los niños ya que cuando son muy pequeños no tiene claro lo que es correcto y lo que no dejándose llevar por las emociones.

- Enseñar diferentes valores y su significado. La forma más apropiada de enseñarles los valores es decirles que significan y dar ejemplos de los mismos.

- Dar apoyo. Es necesario que los niños confíen en los adultos. Así, cuando no sepan reaccionar ante una situación acudan con confianza en los adultos para recibir ayuda.

- Dejar de lado los gritos y las amenazas para enseñar valores.

- La enseñanza de valores debe ser continua, para que las aprendan en el día a día.

- Los cuentos e historias son una buena herramienta para enseñar de forma clara los valores a través de sus personajes.

- Predicar con el ejemplo. Por ejemplo, enseñar al niño que sea respetuoso y hablarle mediante amenazas y castigos no será el camino adecuado.