5 fabulosas habilidades sociales que el deporte aporta a tu hijo

Los grandes beneficios del deporte para los niños

Estefanía Esteban
Estefanía Esteban Responsable Multimedia

El deporte, sea cual sea, aporta grandísimos beneficios a los niños, y no solo hablamos de la salud física, sino también de los beneficios que le aporta en cuanto a su educación. El deporte, además de valores, aporta a los niños otra serie de habilidades sociales que serán muy útiles para que puedan aplicarlas en su día a día. 

Enumeramos 5 fabulosas habilidades que el deporte aporta a tu hijo y qué diferencia existe entre los deportes individuales y los deportes de equipo. 

Aquí tienes hasta 5 fabulosas habilidades sociales que el deporte aporta a tu hijo

5 fabulosas habilidades que el deporte aporta a tu hijo

El deporte es bueno para la salud física del niño. También tiene un componente lúdico, porque hace que el niño se divierta. Pero tiene también un aspecto educativo que debemos tener en cuenta. El deporte aporta grandes beneficios o habilidades sociales que tu hijo después podrá utilizar en su día a día. Estas son las principales habilidades y los principales beneficios que el deporte aporta a tu hijo y que forma parte de su aprendizaje:

1. Les enseña a cumplir normas: El deporte es una buena escuela que implica una disciplina, con sus límites y sus normas.

2. Aprenden a respetar a los compañeros: Aunque se trate de un deporte individual, seguramente lo practique con más compañeros que comparten su afición. Seguramente exista rivalidad, pero el deporte les enseñará a respetar al contrario y también a sus propios compañeros. Un valor esencial que podrán aplicar en muchísimos otros aspectos de su día a día.

3. Aprenden a trabajar en equipo: El deporte enseña a los niños a trabajar de forma coordinada para conseguir un triunfo. Existen deportes como el fútbol, el baloncesto o el balonmano (por poner un ejemplo), en donde el trabajo de equipo es esencial para lograr el éxito. Sin dejar de valorar las habilidades y cualidades de cada uno, los niños entenderán que el éxito es la suma no solo de todas estas habilidades, sino de un trabajo de empatía y una coordinación entre todos.

4. Aprenden a esperar: El deporte enseña a los niños a ser pacientes. Nadie se convierte en el mejor ciclista o en el mejor judoka en un día. Para conseguir ser el mejor hay que trabajar mucho, ser perseverante y sobre todo, tener mucha paciencia.

5. Les enseña a superar frustraciones: El deporte enseñará a los niños que no siempre salen bien las cosas. Que a pesar del esfuerzo y la ilusión, algunas veces saldrá mal. Pero que aún así, no pasa nada, que deben seguir intentándolo, que deben seguir manteniendo la ilusión y el esfuerzo y que en otro momento conseguirán lo que persiguen. Es decir, que el deporte hace que tu hijo tenga una mayor tolerancia hacia la frustración

Cómo elegir el mejor deporte para tu hijos

No existen mejores y peores deportes para los niños. Todos, absolutamente todos, tienen fantásticos beneficios para los niños. Incluso los deportes individuales, como el judo o el ajedrez, consigue que el niño sea más sociable y se relacione con los demás. 

El deporte es una actividad sociabilizadora. En todos se hace amigos, se habla, se relacionan unos con otros. Además, los niños que realizan un deporte, se juntan con niños que comparten sus mismas inquietudes, con lo cual, el niño seguramente tenga más facilidad para entablar nuevas amistades.

Lo importante es dejar que sea el niño quien escoja el deporte, y que no sean los padres quienes decidan por él. Tal vez cuando es pequeño podemos guiarle, pero en cuanto el niño decide decantarse por un deporte en concreto, debemos escucharle y confiar en su elección.

También debemos dejar que sea el niño quien decida si quiere dedicarse a un deporte profesionalmente o no. Nunca debemos obligarle a que lo haga aunque tenga muchas cualidades para destacar en un deporte en concreto.