Postura de yoga de la Pinza. Asanas de yoga para niños

Cómo hacer la postura de yoga Uttanasana en familia

Silvia Leal
Silvia Leal Creativa

El yoga es un ejercicio ideal para practicar en familia. Los ejercicios son sencillos y la mayoría de ellos también pueden practicarlos los niños. Además nos aporta una serie de beneficios a nivel físico y psicológico excepcionales. 

En esta ocasión te enseñamos a hacer una asana de yoga muy popular: Uttanasana, conocida también como la postura de yoga de 'La pinza'. Es ideal para ganar en flexibilidad y estirar bien la espalda y columna vertebral. Presta atención a este paso a paso y practica este ejercicio de yoga con tu hijo

Cómo hacer la postura de yoga de la Pinza o Uttansana con los niños

La postura de pinza de yoga

Esta postura de yoga es una de las más sencillas. No te asustes si al principio no te sale perfecta. Verás como poco a poco ganas en flexibilidad y cada día consigues hacerla mejor. Sigue este paso a paso para realizar esta asana de yoga: 

1. Inicia la postura de la Pinza de pie, con las piernas juntas y los brazos en las caderas.

Yogaparahacerconniños

2. Respira de forma profunda. Cuando expulses el aire mediante los pulmones, dobla el cuerpo desde la cadera hacia abajo. Debes llevar el tronco hacia las piernas y estirar los brazos hacia abajo para intentar llegar con las manos al suelo. 

Yoga con niños

3. Para salir de la postura, realiza el mismo movimiento a la inversa.  

5 beneficios de la postura de yoga de Pinza o Uttanasana para los niños

Esta sencilla postura de yoga nos aporta fabulosos beneficios, tanto a nivel físico como a nivel psicológico y emocional. Entre ellos, se encuentran todos estos: 

1. Mayor flexibilidad. Verás cómo cada día que practiques esta asana, te sientes más flexible. Cada vez conseguirás doblarte más y con mayor facilidad. Notarás que tu cuerpo responde mejor. La flexibilidad te hará sentir más ágil y ligero.

2. Mejora los problemas de espalda. Esta asana incide directamente sobre la columna vertebral, lo que ayudará a corregir posturas. Ideal para niños, ya que suelen sentarse durante muchas horas de forma incorrecta en el colegio.

3. Alivia síntomas de lumbago y ciática. Al estirar todos los músculos y huesos de la espalda, estarás ayudando a mitigar los posibles dolores de espalda. lumbares o algún problema de ciática.

4. Ayuda a calmar la ansiedad. Como cualquier otra asana de yoga, este tipo de ejercicios es muy eficaz para liberar estrés y conseguir una mayor relajación.

5. Mejora la circulación de la sangre. Sobre todo ayuda a oxigenar la sangre. Una postura ideal para ayudar al cuerpo a repartir mejor la sangre.