Tarjetas para el Día de la Madre. Manualidades infantiles

Enseña y haz con los niños esas originales postales personalizadas para regalar a las mamás por alguna celebración

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

Llega el Día de la Madre, una fecha muy especial en las que las protagonistas son ellas, las personas más importantes en la vida de los hijos: las mamás. Para celebrarlo te proponemos unas divertidas manualidades para niños.

Con estas manualidades de tareas los niños podrán elaborar bonitas postales de felicitación personalizadas. Porque para las madres no hay regalo más especial que el que demuestra el amor de nuestros hijos.

Tarjetas caseras y personalizadas para el Día de la Madre

tarjetas originales para las mamás

El Día de la Madre celebra el vínculo único que une a las mamás y los hijos. Desde el embarazo se va forjando esta relación tan especial. La historia de este día es de las más antiguas, una celebración que se remonta a la Grecia clásica, donde se rendía homenaje a Rhea, la madre de los dioses. A partir del siglo XIX la fiesta se ha oficializado, celebrándose por lo general cada año en la primera semana de Mayo o fechas cercanas, con excepciones como Argentina que lo hace en Octubre.

Aprovechad esta oportunidad para sorprenderla con un desayuno en la cama, encargarse de la cocina preparando un menú especial del Día de la Madre o compartiendo una bonita película. Y si buscas un regalo para mamá, te proponemos que hagas una de estas bonitas tarjetas.

Manualidades infantiles para las madres

Las manualidades para niños son el mejor regalo para el Día de la Madre, un detalle personalizado que hará que nunca olviden esta ocasión. Por eso aquí tienes algunas propuestas alegres de postales para las madres, sencillas para hacer con los niños.

3 regalos imprescindibles para el día de la madre

Manualidades Día de la Madre

Además de la tarjeta de felicitación, hay regalos que no se compra y que toda madre le gusta recibir. Te contamos tres:

1. Abrazos, besos y mucho cariño
Una mirada cariñosa, unas palabras de amor, besos y abrazos, dejan a cualquier madre derretida y emocionada. No hay regalo mejor que el cariño puro y sincero de los niños hacia su madre.

2. Un desayuno o una comida hecha por los niños y su padre
Nada mejor para una madre que despertar con una bandejita en la cama con algo delicioso para desayunar. Un café, un batido de chocolate, un zumo de la fruta que a ella le gusta, un sandwich, una tostada o un trozo de un rico bizcocho, unos huevos fritos, cocidos o revueltos...unas tortitas de manzana son muy fáciles de hacer ¡la mamá se chupará los dedos! Una exquisita comida estaría a cargo de los hijos más mayorcitos.

3. No dejar que la mamá haga nada en casa
En este día, los niños y su papá harán todo lo que haría la madre. Un día sin hacer nada para la madre. ¿Cuál es la madre a quién no le gustaría un día así? ¡un día de vacaciones!

Publicado:
Actualizado: