La luz y el desarrollo del ojo del bebé durante el embarazo

La importancia de tomar el sol durante el embarazo

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

Todos sabemos que la luz solar es un remedio natural, alimento y fuente de energía para nuestro cuerpo y que además es gratuita. Ahora se sabe también que es un recurso muy importante para el normal desarrollo del ojo del bebé, durante el embarazo. Eso es lo que reveló un estudio publicado en la revista Nature. Los científicos demuestran los efectos positivos de la luz a la visión del bebé.

Te contamos cómo influye la luz en el desarrollo del bebé durante el embarazo. 

Cómo influye la luz en el desarrollo del ojo del bebé

La luz y el desarrollo visual del bebé durante el embarazo

La investigación, desarrollada por científicos del Centro médico infantil del Hospital de Cincinnati y la Universidad de California (Estados Unidos), posibilita saber cómo se desarrolla la retina y cuáles son los efectos de la luz sobre el desarrollo vascular del ojo del bebé. También facilita comprender la aparición de enfermedades oculares causadas por trastornos vasculares, en particular la llamada retinopatía del prematuro que puede provocar bebés prematuros ciegos.

Los científicos han descubierto que la luz influye en el desarrollo del ojo del bebé durante el embarazo y que para un desarrollo normal del ojo del bebé es necesario que la madre tome sol. Ellos explican que es crucial la exposición a la luz natural durante el embarazo ya que los fotones de la luz activan una proteína llamada melanopsina directamente en el feto, no en la madre, para ayudar al desarrollo normal de los vasos sanguíneos y las neuronas de la retina en su ojo.

La exposición a la luz también ayuda a suprimir el número de vasos sanguíneos que se forman en la retina, que son críticos para las neuronas retinianas, que requieren grandes cantidades de oxígeno para formar y funcionar. Cuando la retinopatía del prematuro ocurre en los bebés, los vasos retinianos crecen casi sin control y esta expansión continua ejerce una presión intensa en el desarrollo del ojo y en casos extremos causa un daño grave y ceguera.

 Así que si estás embarazada no te olvides de tomar el sol, aunque nunca está de más que protejas tu piel con un crema solar con alta protección para evitar las quemaduras y las manchas solares que son muy comunes durante el embarazo.