El problema de los niños de hoy en día es que no se aburren

El aburrimiento no es del todo malo. ¿Cómo ayudar a los niños a que lo vea como algo bueno?

Begoña Ibarrola

En la actualidad, la mayoría de los niños están hiperprotegidos, sobrestimulados y son pocos creativos. ¿El motivo? El problema de los niños de hoy en día es que no se aburren, por eso es importante que los padres les dejemos espacios para el aburrimiento y que no intervengamos para nada. Solo de esta manera buscarán cosas nuevas para llenar ese hueco y despertarán su curiosidad.

El aburrimiento de los niños fuera y dentro del aula

los niños de hoy en día no se aburren

El aburrimiento es una emoción que presenta dos caras y que, en función del lugar donde se presente, puede ser algo negativo o, por el contrario, transformarse en una propuesta de crecimiento para quien la experimenta, en este caso los niños.

Por un lado, el aburrimiento en el aula es la emoción que menos potencia el aprendizaje porque hace que el alumno se desmotive y desconecte de todo; es como que el cerebro dice 'fuera, esto no me interesa para nada'. Entonces no entra nada de lo que están explicando en ese momento, la mente lo rechaza automáticamente.

Fuera del aula, en cambio, es una emoción maravillosa que, aunque al principio puede resultar desagradable, la persona que la experimenta se da cuenta de que siente falta de interés por lo que está haciendo, que no encuentra ningún aliciente y, en consecuencia, le 'obliga a activarse'.

El aburrimiento es una llamada de alerta, es decir, cuando una persona dice 'es que lo que estoy haciendo me aburre', rápidamente busca otra cosa, por eso los psicólogos decimos que el aburrimiento en los niños impulsa la creatividad y que los padres no debemos evitarles pasar por esta emoción, porque puede ser muy beneficiosa para ellos.

El aburrimiento es el mayor amigo de la creatividad

El aburrimiento es una emoción que invita a la reflexión, porque hace que uno se meta para dentro y se pregunte: '¿Qué hago? ¿Qué hago?'. De esa pregunta surgen cosas nuevas, da pie a la innovación y de ahí que sea muy importante que los niños se aburran, aunque últimamente esta no parece ser la tendencia.

Los niños de hoy en día están sobrecargados de actividades, por lo que no se da lugar al aburrimiento. Desde pequeños se han acostumbrado a tener muchos estímulos y se podría decir que viven hiperestimulados. No están acostumbrados a esperar, no están acostumbrados a aburrirse, no están acostumbrados a pausar en un momento de no actividad y, por supuesto, no están acostumbrados a reflexionar.

Se aburren cuando tienen que hacer un pequeño esfuerzo, como pasar las hojas de un libro (es más rápido pulsar el dedo en la tableta), o cuando tienen que buscar cómo llenar un tiempo. Por eso nosotros, como padres, no les debemos cubrir ese tiempo. Debemos animarles a que ellos piensen, para que así sean más creativos.

Un paquete misterioso. Cuento corto para niños que habla del aburrimiento

cuento aburrimiento niños

Begoña Ibarrola es psicóloga, pero también escritora de cuentos. En esta ocasión, la autora nos recomienda 'El paquete misterioso' (Editado por Desclée de Brouwer, ilustrado por Rocío Martínez). El tema principal del libro es la sorpresa, pero el comienzo es el aburrimiento.

A Martina le gusta mucho hacer deporte, sobre todo montar en monopatín, pero comete una imprudencia y se rompe una pierna mientras practica su actividad física favorita. Esta situación de inmovilidad le provoca un aburrimiento extremo, ya que tiene que estar en casa y no puede salir.

Hasta que un día sucede algo inesperado: recibe un paquete a su nombre con un libro y un extraño objeto. A partir de ese momento descubre el placer de la lectura y experimenta innumerables sorpresas, unas agradables y otras no tanto, y dice adiós al aburrimiento para siempre.

¿Quieres vivir tú también las aventuras de Martina? ¿Quieres salir del aburrimiento y entrar en nuevo mundo? La lectura puede ser una excelente herramienta para ello, porque trasladará a los niños (y a los adultos también) a mundos maravillosos y que resultaban inalcanzables hasta el momento.

8 cosas que pueden hacer los niños cuando estén aburridos

qué  hacer cuando el niño está aburrido

Son los niños los que tienen que aprender a tener recursos para salir de esa situación de aburrimiento, pero si les notamos un poco desorientados, podemos sentarnos con ellos y ayudarles a hacer una lista de cosas que hacer cuando se aburran o, mejor dicho, estrategias anti-aburrimiento. ¡Aquí van algunas ideas!

1 - Leer un libro
Y es que como le pasa a la protagonista de 'Un paquete misterioso', la lectura es una puerta abierta a la imaginación.

2 - Recoger el cuarto o los juguetes
Sí, puede parecer un poco rollo al principio, pero estoy segura que en la búsqueda del orden el niño encontrará juguetes a los que puede dar una segunda vida.

3 - Cocinar en familia
Si el niño es muy pequeño, no es conveniente que se meta entre fogones, pero para los que superan ya los 10 años la cocina se convierta en un lugar de creatividad. ¿Qué puede hacer tu hijo con ingredientes fáciles como una lata de atún? Si se pone a pensar, ¡muchas cosas!

4 - Escribir un cuento o hacer un dibujo
Dile que coja un folio en blanco y un bolígrafo o caja de pinturas y que plasme lo que le salga. Puedes ser un dibujo o, quizás, un bonito cuento inspirándose en la historia de Martina.

5 - Aprenderse una poesía
Si mantenemos nuestra mente en activo, ¡el aburrimiento se esfumará! Intenta memorizar este poema:

Han puesto gafas de ver
y brincando va a la escuela,
contento, dando saltitos.
 
¿Ves las letras con las gafas?
- Le pregunta el profesor -
y contestó el conejito:
¡Veo ahora mucho mejor!

6 - Hacer manualidades
Actividades con cajas de cartón, con hueveras, con palos de helado o con rollos de papel higiénico... Cualquier material de reciclaje es perfecto para crear un cohete, un coche de bomberos o un instrumento musical.

7 - Montar una coreografía
El baile es un tipo de ejercicio que puede ayudar a niños y a adultos a relajarse, a desestresarse y a ver la vida de otra manera, y es que nos aporta dosis extras de energía y alegría. ¿Te animas?

8 - Viajar a otro rincón del planeta
¿Tenéis un mapa mundi en casa? ¿O el libro de Social o Conocimiento del Medio? Dile a tu hijo que escoja un lugar que le gustaría visitar, que se imagine que hay allí y qué historias podría vivir.

Puedes leer más artículos similares a El problema de los niños de hoy en día es que no se aburren, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.