Si tu hijo te lanza estas amenazas, ¡reacciona y actúa de inmediato!

Qué debemos hacer los padres ante las conductas inapropiadas de los niños

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Nuestros hijos pasan por muchas etapas y fases a lo largo de su vida. Podemos reconocer algunas de ellas incluso antes de que lleguen, como la 'terrible' crisis de los 2 años, las rebeldías de los 7 u 8 años o la consabida y temida adolescencia. Sin embargo, puede haber otras ocasiones en las que nuestros queridos retoños se muestren más irascibles y enfadados con todo y con todos. ¿Qué hacer? Armarse de paciencia y ser supercomprensivos; ahora bien, si tu hijo o hija te lanza estas amenazas, es tiempo de reaccionar y actuar, por el bien de todos.

Si tu hijo te dice estas amenazas, debes actuar lo antes posible

niño que lanza amenazas

Los niños son maravillosos y eso de ser madre o padre es la mejor sensación del mundo. ¿Coincidimos, verdad? Sin embargo, que sea maravilloso no quiere decir que no debamos poner límites, normas y marcar la educación desde el respeto y la responsabilidad desde que son bien pequeños.

Si tu hijo o hija te dice estas amenazas tal cual o unas muy parecidas, es decir, si te amenaza de esta forma, quizás no se trate solo de una rabieta o de poner a prueba esos límites que les marcamos, quizás haya que tomar otras medidas y reaccionar a tiempo para cambiar dichas conductas. Saber reconocer a tiempo estos comportamientos ahorrará a toda la familia problemas futuros.

- Te amenaza con que va hacer daño a alguien, por ejemplo, a un compañero de la escuela.

- Amenaza con irse de casa. Deja de comunicarse con sus padres y les culpa de lo que le sucede.

- Indica que pretende hacerse daño a sí mismo. Utiliza un lenguaje pesimista y no se valora nada a sí mismo.

- Exclama que va a romper cosas de casa o de la escuela. Muestra un comportamiento violento o destructivo. Se enfada por todo y no muestra autocontrol alguno.

- Culpa a los demás de sus actos. Se muestra incapaz de reconocer sus propias acciones.

- Insulta o dice palabras poco apropiadas a sus padres o al resto de las personas de su entorno.

- Sus amenazas tienen un destinatario concreto, por ejemplo, su madre o padre por no haberle comprado un nuevo videojuego.

- Por otro lado, se muestra como un tirano en casa, no colabora y siempre antepone sus placeres a las responsabilidades. 

Conductas inapropiadas de los hijos. ¿Qué debemos hacer los padres?

conductas inapropiadas de los niños

La mayoría de estas amenazas o comportamientos poco apropiados de los hijos suelen ser pasajeros y responden más intentos de llamar la atención que a otra cosa. Sin embargo, si las amenazas muestran un patrón repetitivo, son reacciones a sucesos estresantes o bien están ligadas a sentimientos de rechazo, tanto padres como maestros o tutores deben actuar cuanto antes. ¿Qué hacer al respecto?

1. Primero de todo, escuchar
Debemos escuchar siempre a nuestros hijos, lo que dicen con palabras y también lo que nos dan a entender con sus actos y su comportamientos. No es sencillo entablar una conversación con, por ejemplo, un adolescente que pasa por una etapa de rebeldía contra sus padres; sin embargo, debe existir una base de comunicación en la que les hagamos ver que, por mucho que reclamen su espacio, nosotros, su familia, va a estar ahí a su lado para escucharles, quererles, apoyarles y ayudarles en lo que les haga falta.

Según comentan psicólogos y pedagogos, la conducta de niños y adolescentes es compleja, no obstante, estar presentes en su vida así como guiarlos de forma correcta les será de gran ayuda en su vida futura. Es más, este tipo de lazos y vínculos que se deben crear desde la más temprana infancia reduce las conductas agresivas y las situaciones conflictivas.

2. Las normas y los límites se deben establecer siempre
Cuando son bien pequeños, las normas deben ir encaminadas a seguir una serie de rutinas, 'antes de comer nos lavamos las manos', 'si hacemos las tareas del cole nos dará más tiempo a jugar'. Los límites deben ser claros y acordes a la edad de los menores, por poner un ejemplo, ha tirado los juguetes al suelo porque estaba enfadado, una vez se haya calmado, deberá recogerlos y entender que las cosas se respetan pues se pueden romper.

Una vez se adentran en la adolescencia, esas normas y límites que les sirven de guía deben ir encaminadas a controlar el uso que se hace de las nuevas tecnologías, el tiempo que pasan fuera de casa, qué tareas son las que les corresponden hacer en casa o cuánto les damos de paga a la semana para que lo gasten en su ocio propio. Establecer estas cosas ayudará a crear ciertas pautas que después evitarán otro tipo de conflictos.

3. Las conductas que sí son correctas se deben reforzar
Cuando un niño pequeño recoge sus juguete o pone los platos encima de la mesa, alabamos sus actos y le decimos lo orgullosos y contentos que nos sentimos. Cuando un adolescente saca buenas notas, llega a su hora a casa o se encarga de hacer la compra, debemos decirle lo mismo. Las conductas negativas se deben analizar y corregir a tiempo, las positivas se deben reforzar para que ellos comprendan que ese es el camino por que el hay que seguir.

4. En caso de ser necesario deberemos pedir ayuda
Si tu hijo te amenaza constantemente, muestra un comportamiento inadecuado, está irascible por todo y se muestra agresivo, deberemos seguir las pautas de antes. Si con todo y con eso no es suficiente, el siguiente paso será pedir ayuda a un experto para que valore el caso e indique cómo hay que proceder. El objetivo es encauzar y corregir esos comportamientos y evitar conflictivos futuros.

Puedes leer más artículos similares a Si tu hijo te lanza estas amenazas, ¡reacciona y actúa de inmediato!, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.