Niños de tres años que no cumplen las normas ni respetan los límites

Cómo poner límites a tus hijos de 3 años, desde el respeto a su momento de desarrollo y la empatía

Núria Capdevila García
Núria Capdevila García Redactora y maestra de inglés
Revisado por María Machado, Redactora, el

Poner límites a nuestros hijos y hacer que respeten las reglas de convivencia en casa y la escuela es vital; les ayudará a ir desarrollando buenos hábitos a lo largo de su niñez. Sin embargo, debemos entender que cada niño es diferente y que cada uno va creciendo a su ritmo. Veamos cómo acompañar a los niños de tres años que no cumplen con las normas ni los límites y cómo podemos enseñarles, desde la empatía.

Cuando los niños de tres años no cumplen las normas

Si los niños de tres años no cumplen las normas

A los tres años, los niños están aún descubriendo el mundo que les rodea, lo que les hace ser cada vez más independientes. Su curiosidad y capacidad física (cada vez tienen más habilidades desarrolladas), les lleva a querer verlo todo, preguntarlo todo, descubrirlo todo... Por ello, pueden enfadarse y tener algún berrinche cuando tienen que cumplir alguna norma que se lo impide.

A continuación encontrarás algunas pautas que te ayudarán a poner límites a los niños de tres años (teniendo en cuenta su momento de desarrollo y las necesidades del mismo).

1. Pon normas en casa, pero que sean sencillas

Si queremos que los niños de tres años cumplan con las normas de la casa o de la escuela, debemos establecer límites claros y concisos. Sin embargo, estos deben ser pocos y cortos, ya que es la única manera en la que les será fácil comprenderlos y respetarlos. A medida que vayan creciendo, ya tendremos la oportunidad de ir cambiándolos e incrementándolos.

2. Repite a tu hijo las reglas de convivencia frecuentemente

Para que los más pequeños de 3 años puedan cumplir con las normas, deben tenerlas claras y poderlas recordar fácilmente. Por ello, es esencial que se las vayamos recordando frecuentemente. Es un momento de cambio para ellos, por lo que debemos tener paciencia y mostrarles todo nuestro amor. Nuestros hijos necesitan ver que creemos en ellos y que estamos a su lado para ayudarles.

Poner normas a los niños de 3 años

3. Establece rutinas sólidas para tu hijo de 3 años

Pese a que poner límites es necesario, como padres sabemos que no es lo que más nos gusta. Por ello, si creamos rutinas bien establecidas y las seguimos a diario, podremos evitar tener que poner demasiados límites. Además, unas rutinas adecuadas, ya sean en el sueño o a la hora de comer, dan estabilidad al niño de 3 años y le permiten desarrollarse mejor.

4. Haced una tabla o un mural con las normas

Hacer un mural con pequeños pictogramas o dibujos es una de las mejores estrategias que podemos seguir para dejar claros los límites a un niño de tres años. Mientras realizamos esta pequeña actividad, nuestro hijo se va a divertir mucho, a la vez que tendrá más claro qué es lo que debe hacer y lo recordará más fácilmente. Podéis acabar por pintar los dibujos, recortarlos y pegarlos en una cartulina o, simplemente, reseguirlos. Después, colgad el cartel en un lugar visible para que los tenga presentes.

5. Anticipa situaciones complicadas para un niño de tres años

Como padres, podemos anticipar situaciones complicadas a la hora de lidiar con nuestros hijos. Por ejemplo, si sabemos que llegan muy cansados del colegio, deberemos darles algo de tiempo antes de empezar con las rutinas del día. Debemos ser conscientes que, al igual que nosotros, hay cosas que no les van a gustar o apetecer; por ello, debemos evitar exigirles nada cuando sabemos que están molestos, cansados o intranquilos.

[Leer +: Qué normas de convivencia debes tener en casa]

Cómo poner límites claros a tu hijo de 3 años (y que los respete)

Poner límites a tus hijos de tres años

Las pautas que a continuación te ofrecemos tienen el objetivo de ayudarte a la hora de conseguir que los niños de tres años respeten los límites que habéis decidido poner en casa. Se trata de establecer normas que sean respetuosas con los niños y con las necesidades que van aparejadas a los 3 años, pero también que favorezcan la convivencia cordial en casa.

6. Déjale elegir entre alternativas

Si los niños ven que confiamos en ellos, será mucho más fácil que sigan las normas; debemos dejar elegirles lo que les apetece de vez en cuando, pero siempre debemos hacerlo con mucho cuidado. Si no les damos alternativas, los niños de tres años no sabrán qué elegir o cómo hacerlo.

Por ello, es vital que siempre les demos dos opciones (¿quieres ponerte los calcetines rojos o los granates?); de este modo, les guiamos a la hora de tomar una pequeña decisión y sentirse capaces, a la vez que les ofrecemos opciones que son aceptables para nosotros.

7. Alienta su esfuerzo por hacer las cosas

Que los niños respeten los límites es algo que les supone un esfuerzo y los padres debemos entenderlo. Pese a que a nosotros nos parezcan tareas simples, algunas de ellas pueden ser muy complicadas para ellos. Por este motivo, cuando hagan algo correctamente, debemos reconocérselo centrándonos en el esfuerzo más que en el resultado.

Si nos centramos en el resultado, el niño sabrá que lo ha conseguido, pero entenderá que no es muy importante porque es lo que esperamos de él. Sin embargo, si alentamos el esfuerzo que ha puesto en ello, el niño se sentirá más recompensado.

Consejos de disciplina para los niños

8. No grites y trata de no perder los nervios

Pese a que es más fácil decirlo que hacerlo, debemos evitar perder los nervios delante de nuestros hijos cuando no hagan algo. Es fundamental educar en valores y evitar las discusiones y los gritos tanto como nos sea posible. Sin embargo, si alguna vez acabamos por gritar a nuestro hijo, lo mejor que podemos hacer es pedirle perdón.

Debemos ser ejemplo para nuestros hijos y reconocer nuestros errores: lo mismo que les exigimos a ellos. Pedir perdón es también una lección muy valiosa que deben aprender desde la más tierna infancia. Y, si proviene de los padres, mejor que mejor.

[Leer +: Si los padres somos demasiado estrictos]

9. No te lo tomes personal, es solo un niño de 3 años

Pese a que los niños de tres años van a intentar seguir las normas, habrá ocasiones en las que les será complicado: tienen sus propias necesidades y no siempre estarán en condiciones de respetar los límites. En este caso, los padres debemos validar sus emociones, hablar con ellos en un tono comprensivo y, sobre todo, mostrarles nuestro amor y cariño. Debemos tener en cuenta que no lo hacen a propósito, por lo que no podemos tomárnoslo como si fuera un ataque personal.

Establecer límites y normas en casa es esencial para que los niños de tres años vayan creciendo en responsabilidad. Reconocer sus esfuerzos y validar sus emociones son factores clave para que los vayan interiorizando. De este modo, irán añadiéndolos a sus rutinas y nosotros podremos irlos ampliando en función de su edad.

Puedes leer más artículos similares a Niños de tres años que no cumplen las normas ni respetan los límites, en la categoría de Límites - Disciplina en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: