Calcula cuándo quedarte embarazada para que tu bebé nazca en junio

Consejos para que el nacimiento de tu hijo sea en el mes que tu escojas

Beatriz Martínez

Hay padres que no le dan importancia alguna al mes del nacimiento de su hijo, sin embargo, para muchos otros es fundamental tenerlo todo planeado e intentar quedarse embarazada en el momento justo para que el bebé nazca en este o aquel mes. Si tú también te incluyes en el segundo grupo, ten en cuenta los consejos que aquí vamos a contarte. En esta ocasión vamos a ver cómo planear el embarazo para lograr que el bebé nazca en el mes de junio. ¡Vamos allá!

El embarazo, la maternidad y todo lo que ello supone es mágico, maravilloso y también dudoso, miedos e inseguridades que yo misma experimenté con mi primer embarazo y con el segundo. Y es que por muchas ganas que tengas de ser mamá, la incertidumbre nunca se va a ir del todo. Es por ello que queremos darte a conocer cómo va a ser tu embarazo, las cosas que tienes que tener en cuenta y cómo planificarlo para que tu bebé nazca justo en el mes que tú más deseas. Idóneo todo ello para que te sientas segura y tranquila, al menos en la medida de los posible. ¡A mí me fue de gran ayuda!

Calculadoras para saber cuándo quedarte embarazada

Te ayudamos a calcular cuándo quedarte embarazada para que el bebé nazca en junio

Miramos el calendario, ajustamos fechas y vemos que es en septiembre cuando debas quedarte embarazada para que tu bebé nazca en el mes de junio. ¡Qué ilusión! El primer trimestre será entonces de septiembre a noviembre, el segundo de diciembre a febrero y el tercero y último de marzo a mayo. La fecha de parto aproximada será en junio. Para entonces, tu sueño se habrá hecho realidad.

Entremos un poco más en detalle en esto de ver cómo puedes planificar tu embarazo de la mejor forma posible dándote a conocer tres calculadoras ideales. Con la primera de ellas sabrás cuáles son tus días de ovulación, es decir, los días fértiles, con al segunda tendrás claro cuál debe ser tu peso ideal durante todo el embarazo y con la tercera calculadora averiguarás el color de ojos que tendrá tu pequeño, ¿a qué es emocionante?

1. Calculadora de ovulación y días fértiles
Hay mujeres que notan ciertos síntomas como malestar o dolor en el abdomen y es así como saben que están ovulando, es decir, que son esos sus días fértiles, lo más indicados para intentar concebir y lograr así que el bebé nazca en el mes que se desea.

Sin embargo, para otras muchas mujeres, es complicado saber cuáles exactamente son dichos días fértiles. Tranquila, si este también es tu caso, no tienes más que checar esta calculadora. Verás que se trata de hacer una suma muy sencilla. Para que sea aún más fácil, apunta durante unos meses cuándo te viene el periodo, para ver si es regular. ¡Quedarte embarazada será un sueño cumplido!

2. Calculadora de peso ideal durante el embarazo
El peso durante el embarazo es algo que preocupa a todas las futuras mamás, ¿se estará ganando mucho o poco peso? Para dar con tu peso ideal (recuerda que no ha de ser el mismo para todas, sino que varía en función de cada persona) revisa esta calculadora.

Para utilizarla solo debes poner tu peso antes del embarazo y la semana del gestación en la cual te encuentras. El resultado que vas a ver será el peso aproximado que deberías tener. ¿Has visto que fácil? Seguro que ahora te vas quitar esta duda de la cabeza.

3. Calculadora del color de ojos que tendrá tu bebé
No es lo que más importa, por supuesto, pero es algo en lo que piensas desde que sabes que vais a ser uno más en la familia, ¿a qué sí? Yo también lo pensaba a cada rato, ¿serán azules como los de abuelo? ¿Marrones como los míos? Mira esta calculadora y saldrás de dudas. El resultado se consigue al mezclar el color de ojos de los parientes más cercanos teniendo en cuenta que si va a ser niña tiene más opciones de parecerse a la familia paterna y si es niño a la materna. ¡Qué ganas de ver su carita!

Tu bebé nace en junio, ¡felicidades mamá!

El nacimiento de tu hijo cuando tú quieras que sea

Cuando quieras darte cuenta, llegará junio y con él tu bebé. Tu pequeño ya está aquí, en tus brazos, por fin puedes ver su carita y darle ese beso lleno de amor que guardabas desde que supiste que estabas en estado. Atrás quedan las incomodidades del embarazo, ahora toca cuidar a tu pequeño y cuidarte tú también. Anota en un cuaderno las revisiones con el pediatra, sigue el calendario de vacunación infantil según corresponda y acude a tus revisiones con el doctor y la matrona.

Decirte también que ahora vas a tener mucho menos tiempo para ti, pero eso no quiere decir que debas descuidarte. Mi consejo, el mismo que me dieron a mí y que me fue de gran utilidad, es que comas rico, sano y variado, te dará la energía que necesitas y los nutrientes adecuados, los mismos que le vas a pasar a tu pequeño a través de la leche materna. Por otro lado, busca un rato para ti, al principio es muy difícil, pero cuando ya estés recuperada del parto y tu bebé tenga unos meses, trata de sacar ese espacio de tiempo tan necesario, ya sea para hacer un poco de ejercicio, leer un libro o tomar algo con tu mejor amiga. ¡Verás qué bien te sienta!

¿Por qué llora mi bebé?

Ahora que ya eres mamá te habrás dado cuenta de que hay veces que no es nada fácil saber por qué llora el bebé. A mi hijo y a mi hija lo que más les calmaba cuando lloraban a pleno pulmón era ponerles al pecho, ya fuera porque tenían hambre o porque necesitaban del calor del contacto piel con piel. Quizás tu bebé llore porque se ha ensuciado y necesita de un cambio de pañal, muchos pequeños se sienten incómodos y no cesan en su llanto hasta que se les ha cambiado.

Entre los motivos más frecuentes por los que llora el bebé se encuentra también el aburrimiento, por muy pequeño que sea seguro que ya tiene ganas de aprender cosas y de conocer el mundo que le rodea. Tendrás que estar atenta si tiene algún otro síntoma como mocos o tos y es esta la causa que le hace estar inquieto. Cuenta con un pediatra de confianza que esté a tu lado para cuidar a tu pequeño siempre que lo necesite.

¡Felicidades querida mamá! ¡La aventura de tu vida ha comenzado!