Comparar a los hermanos. Mi hijo mayor saca mejores notas que el pequeño

Los padres podemos caer en el error de comparar el rendimiento escolar de los niños

Tania García
Tania García Educadora sociofamiliar

Es usual que los niños tengan ciertas dificultades en su área académica, problemas como rendimiento, poca organización, peores o mejores notas, etc. pero ¿qué sucede cuando el hijo menor presenta más problemas escolares que el mayor?, ¿por qué pasa que el hijo mayor tiene mejores calificaciones que su hermano?, ¿será alguna clase de rebeldía o es un problema de mayor preocupación?, ¿será que estamos comparando a los hermanos cuando en realidad no deberíamos?

La educadora sociofamiliar Tania García, autora del libro 'Hermanos' nos habla sobre por qué deberíamos dejar de decir eso de 'mi hijo mayor saca mejores notas que el pequeño' (o viceversa).

Nuestro hijo mayor tiene unas virtudes y el menor otras

Cuando los padres comparamos a nuestros hijos

Los hermanos no son dos copias sino personas individuales y únicas que comparten un lazo consanguíneo y familiar. Por ende, es importante tratarlos y educarlos con esta premisa pues, al compararlos constantemente se les está restando importancia, quitando mérito a sus fortalezas personas y haciendo que desarrollen inseguridades futuras. Lo cual puede llevarlos a tener acciones oposicionistas que les afecte en distintas áreas de su vida como la académica, interpersonal, social e incluso laboral al ser adultos.

Por estos motivos, y por muchos más, los padres debemos evitar comparar a nuestros hijos, siendo conscientes de que cada uno de ellos tiene sus propias virtudes y fortalezas. Esto incluye el ámbito escolar. Sin mala intención (sino incluso como un intento de motivar a los niños), algunos padres comparan las notas o resultados académicos de los hermanos con frases como: 'tu hermano sacaba mejores notas que tú cuando iba a tu curso'.

Las consecuencias de comparar a los hermanos

Comparar las notas de tus hijos es peligroso

El de las comparaciones entre los niños es un tema bastante profundo y personal sobre el cual reflexionar ya que cada familia tiene su propia dinámica de crianza establecida. Sin embargo existen ciertas pautas generales que todo padre debe tener en consideración a la hora de inculcar valores a sus hijos en casa.

Una de ellas debe ser el no comparar a sus hijos, porque esto tiende a ser más dañino que beneficioso y es una de las razones principales por la cual se generan peleas entre los hermanos e incluso se pueden dirigir a convertirse en un rencor que va creciendo con el tiempo.

Por lo que hay que tener presente erradicar la comparación entre los hermanos, dejar a un lado las etiquetas de 'hermano mayor' y 'hermano menor' pues al hacer énfasis en estos dos contrastes, se están adjudicando roles y deberes innecesarios a los niños, además crea una brecha enorme entre la relación de los mismos. Las etiquetas que les ponemos a los niños siempre son peligrosas.

¿Por qué eliminarlos? Las diferencias nos ayudan a distinguirnos, pero también pueden separar cuando estás constantemente creando diferencias entre tu hijo mayor y tu hijo menor. Como que el hermano mayor siempre debe comportarse como el líder, maduro y responsable, es decir, que dé él ejemplo, mientras el más pequeño debe ser cuidado porque es el más vulnerable.

¿Por qué mi hijo mayor saca mejores notas que el pequeño?

El peligro de las comparaciones en la familia

Otro de los puntos que hay que recapacitar como familia es la interacción entre los padres y sus hijos basadas en las notas escolares. Con esto nos referimos a que, es típico de una familia, premiar a uno de sus hijos cuando saca excelentes notas y castigar al que tenga calificaciones más bajas. Esto coloca una presión agobiante en ese niño y en lugar de aumentar sus notas, puede incluso empeorar, no porque sea deficiente o que no sea comprometido, sino porque está desmotivado con los estudios y siente que no recibe el amor o la atención necesaria de sus padres, que lo dejan a un lado.

Así que cuando se presenta la situación en casa que uno de sus hijos tengan menores calificaciones que el otro tener presente que:

1. El colegio no lo es todo, también es importante nutrir el bienestar psicológico y emocional.

2. Cada persona tiene virtudes distintas y ese es el punto fuerte de tu hijo. Por lo que debes ayudarlo a que siga creciendo.

3. Los hijos serán capaces de cumplir sus objetivos y sueños a futuro, siempre y cuando cuenten con tu apoyo y amor, al contrario que si solo obtienen juicios y penitencias de tu parte.

4. Averiguar qué es lo que está detrás de esas malas notas. Pues por lo general, existe una razón para ello, pero no se tiende a escuchar las necesidades de los pequeños. El entorno escolar (relaciones con sus profesores, compañeros, comodidad en el lugar, etc.) pueden influenciar a que tu hijo tenga bajas calificaciones en comparación a su hermano, pero pueden ser otras causa las que las provocan.

Prestar atención a los talentos en lugar de las calificaciones

Si el hijo mayor saca mejores notas que el pequeño

Hay que recordar que el sistema educativo todavía debe mejorar en cuanto a su forma de cuantificar en vez de cualificar el rendimiento de los niños. Por ejemplo, es común que un niño tenga dificultades para comprender matemáticas pero un enorme talento para la literatura o la química o las artes y viceversa.

¿Cuál es nuestro punto aquí? Simple, que puedas apoyar al niño y animarlo a que cultive ese talento propio que tiene, ya que esto también ayuda a mejorar su rendimiento escolar debido a que el niño se siente escuchado y valorado. Además, el aprender nuevas habilidades y reforzar los talentos es un gran beneficio así como una carta maestra para su futuro y, ¿por qué no? Convertirse en su profesión.

Puedes leer más artículos similares a Comparar a los hermanos. Mi hijo mayor saca mejores notas que el pequeño, en la categoría de Hermanos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: