Los 10 nombres de niña más populares en los 80 en España

Nombres populares en la década de los 80 para recién nacidas

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

Los años 80 en España fueron los años de los casetes, películas como ‘Dirting Dancing’, ‘Regreso al futuro’, las hombreras y los calentadores...

En cuanto a los nombres de bebé, fue una década que consolidó el cambio de tendencia que ya veíamos iniciarse en años anteriores. Los nombres compuestos casi desaparecen de la lista. Fue el momento de ocupar el pódium a las Laura (67,741), a las Cristina (65,440) y a las María (62,933), según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE); y vemos que ya aparecen nombres como Patricia, Verónica o Sara. Consulta aquí los 10 nombres de niña más populares en los 80 en España.

Estos son los 10 nombres de niña más populares en los 80 en España

10 nombres de niña más populares en los 80 en España

Los 80 fueron años en los que España experimentó una creciente modernización y donde la tradición religiosa empieza a dar inicios de ser abandonada. Si ésta fue tu década favorita, no dejes de leer el siguiente listado con los 10 nombres de niña más populares en los 80: 

1. Laura: es un nombre con diferentes orígenes, entre los que destacan el latino y el griego. En latín se atribuye al vocablo ‘laurus’, que significa “laurel”; y en griego, al de ‘daphne’, con el mismo significado. Por ello, el nombre sería traducido como “victoriosa” o “aquella que es coronada con hojas de laurel”, ya que en la Antigua Grecia, a la gente honorablemente victoriosa se la coronaba con una corona de laurel, tradición que también fue adoptada por los romanos. Existen también hipótesis que relacionan el nombre con el eslavo ‘lavra’, que significa “monasterio”. Su onomástica se celebra el 19 de octubre.

2. Cristina: de origen griego. Su etimología se encuentra en la palabra ‘Christos’ y su significado es “la fiel seguidora de Cristo”, de ahí su personalidad tradicional. Se popularizó en la época de las Cruzadas, ya que muchas reinas o mujeres de la nobleza se llamaron así por su importancia religiosa. Su santoral es el 24 de julio.

3. María: proviene del hebreo y su significado y etimología (es sinónimo de Miriam) son muy debatidos. Atendiendo a la etimología egipcia, procedería de ‘maryam’, que significa “ama de Dios, excelsa, eminente”. María es la madre de Jesús y por ello su componente religioso es el responsable de que hoy en día muchas mujeres en todo el mundo lo incorporen como nombre principal o secundario. Su santo se celebra el 1 de enero como Santa María, Madre de Dios; el 19 de mayo, como Madre de la Iglesia; o el 15 de agosto, como La Asunción.

4. Marta: de origen hebreo que significa “señora”. Aún así, tiene otro significado en el idioma acadio (lengua semítica extinta de los asirios y babilonios) que es “hija”. Además es un nombre especialmente ligado a la religión puesto que hay varios personajes de la Biblia que se llaman de esta manera. Su santo se festeja el 29 de julio.

5. Patricia: de origen latino que significa “aquella que es patricia o noble”, “mujer de noble estirpe”. Muy utilizado en la Antigua Roma (los ‘patricii’ eran el estamento privilegiado al que sólo podían pertenecer aquellas personas descendientes de romanos de ‘pura raza’) cayó en desuso al concederse la ciudadanía romana a las ‘aminoras gentes’, personas de otras ciudades. Volvió a recuperarse poco antes de la Edad Media. Su onomástica se festeja el 25 de agosto.

6. María del Carmen: ambos nombres son de origen hebreo y forman un nombre compuesto muy popular en los países de habla hispana. Significa “amada de Dios, llena de gracia” o “jardín de Dios, viña de Dios”. María es el nombre de la madre de Jesús y su uso en el mundo occidental es muy común por haberlo llevado la Virgen. Carmen nos remite a la advocación de Nuestra Señora del Carmen o Virgen del Carmelo, venerada por los carmelitas, los ermitaños que poblaron el monte Carmelo, escenario de la crucifixión. Cuando lo abandonaron por la invasión árabe, le Virgen se les apareció y prometió convertirse en estrella de mar, motivo por el cual es la patrona de los marineros. La ópera ‘Carmen’, de Georges Bizet, popularizó aún más este nombre. Su santo es el 16 de julio.

7. Raquel: viene del hebreo y su significado es “la oveja de Dios”, aunque también puede significar “que es una mujer con criterio para gobernar”. Es un nombre, de fuerte tradición religiosa, que ha ido evolucionando a lo largo de la historia, hasta el punto actual. Raquel, esposa de Jacob en el relato bíblico, era la madre de José y Benjamín, dos de los doce hijos de Jacob que dieron lugar a las doce tribus de Israel. Su onomástica se festeja el 2 de septiembre.

8. Beatriz: proviene del latín (‘Benedictrix’ o ‘Beatrix’)y tiene varios significados, como “mujer feliz”, “llena de beatitud” o, incluso, “Bienaventurada”. Era común entre los primeros cristianos en virtud de su significado, referido a la felicidad celeste y del alma. Su santoral es en julio, el día 29.

9. Verónica: deriva del latín, de ‘Vero Icono’ que se traduce como “imagen verdadera”. Tiene su origen en una leyenda medieval, según la cual ésta limpió el rostro de Jesús camino del Calvario, quedando impresa en el lienzo su “verdadera imagen”. Con el tiempo acabó convertido en nombre propio. Otra teoría, hace referencia a su origen griego, ‘Berenice’, que a su vez procede de un dialecto macedónico, ‘Ferenike’, y significa “portadora de la victoria”. Su santo se celebra el 9 de julio.

10. Sara: de origen hebreo y significa “ministra, mandar” y que se puede interpretar como “princesa”. Es un nombre de un personaje bíblico, que aparece por primera vez en el Génesis. Sara fue la mujer del Patriarca Abraham, al que dio un hijo, Isaac, cuando su padre contaba ya con 99 años de edad. También destaca Sara como la sirvienta de María Magdalena, conocida como Sara la Negra y quien, a pesar de no estar canonizada oficialmente, es la patrona de los gitanos. Su onomástica es el 9 de octubre.