Onesífora Palatina. Cuento para niños sobre nombres originales

Cuento infantil sobre nombres raros y divertidos

Marisa Alonso Santamaría

¿Has conocido a alguien con un nombre gracioso o muy curioso? En Guiainfantil.com te presentamos a Onesífora Palatina, una araña que vivía en un buzón de mensajes. ¿Crees que es un nombre raro? Pues ella conoce otros tanto o más extraños. Este es un cuento para niños sobre nombres originales y divertidos que hará reír a tu hijo.

Cuento para niños sobre los nombres: Onesífora Palatina

Cuento infantil sobre nombres graciosos

Pasaban cientos de personas por allí y, el buzón de correos, parecía invisible a los ojos de todos, nadie reparaba en él a pesar de tener un color amarillo chillón, por eso, la araña Onesífora Palatina pensó que sería el lugar perfecto para instalar su madriguera y vivir tranquila.

Un día que la araña descansaba tranquilamente, le cayó algo en la cabeza. Se quejó molesta y, descubrió un sobre con letras de imprenta. Como era una araña muy culta y sabía las letras, leyó:

— Plácido Domingo Bello — qué nombre más original pensó divertida, y vio que el sobre estaba vacío.

Onesífora Palatina se quedó dubitativa. ¿Sería posible que ya hubieran descubierto su escondrijo? Esa noche no pudo dormir.

Con el tiempo se fue acostumbrando porque, aunque espaciados, fueron llegando a la madriguera sobres vacíos con diferentes nombres:

Margarita Hermoso Prado, León Manso Cortés, Blanca Limón Rosa, Azucena Ramos Silvestre, Valle Montaña Nevada, Pío Pequeño de Fe, Albino Cabello Rubio, etc.      

Onesífora Palatina releía detenidamente muy entretenida, sin poderlo creer.

— Vaya! Este lugar no es tan tranquilo como pensaba — pensó Onesífora Palatina, pero decidió quedarse  porque descubrió, divertida, que se había instalado en el buzón de los sobres de los nombres curiosos y, el suyo, no desmerecía nada en aquél lugar. Si algún día se cansaba de vivir allí, se mudaría a una solitaria cabina de teléfonos.

Actividades de comprensión lectora para niños

No vale solo con leer el cuento, es importante también que los niños lo comprendan. Para ayudarles, te proponemos una serie de actividades de comprensión lectora:

  • ¿Recuerdas el nombre de la araña?
  • ¿Dónde vivía nuestra pequeña protagonista?
  • ¿Qué recibía de vez en cuando?
  • ¿Dónde había pensado en mudarse si algún día se cansaba?